COMENTARIOS

Lo que él quiere decirte con su cuerpo

Lo que él quiere decirte con su cuerpo Lo que él quiere decirte con su cuerpo, foto: Thinkstock

No importa si has acabado de conocer a un hombre o llevas con él años de relación, leer el lenguaje del cuerpo requiere un ojo especial, a continuación claves para decodificar su desenvolvimiento corporal.

 
Primera cita
Pecho y hombros frente a ti, mirada hacia otro lado: aquel lugar hacia donde se dirija la parte superior del cuerpo de una persona será la cosa más importante para él en la habitación. Así que si alguna noche tu amiga y tú se están preguntando cuál de las dos se quedará con el ‘nuevo amigo’, solo tienen que leer el lenguaje corporal y descubrirán en cuál está interesado.

Sostiene una mirada penetrante: mantener la mirada en una persona por más de cinco segundos no es ocasional. Si están en un lugar de trabajo y él está concentrado pensando en ideas, es posible que seas solo un punto aleatorio hacia el cual mirar. Si están en un bar o en una fiesta, definitivamente está tratando de llamar tu atención.
Sonríe con media risa: existe una gran probabilidad de que el tipo no quiera una gran aventura. “es una indicación de que él no está siendo sincero contigo”, afirma Patti Wood, experta en lenguaje corporal, “cada parte de la cara está contando una historia diferente”.

Se toca el cinturón o los bolsillos frontales: de manera inconsciente está tratando de llamar tu atención hacia esa zona.

Saliendo
Extiende la palma de su mano:
cuando un hombre ofrece la palma de su mano, está alcanzando a la persona con la que habla en un intento de conectarla en un sentido emocional más profundo.
Habla con las manos:  un hombre que gesticula mucho con sus manos mientras habla, es un buen comunicador. Entre las sábanas, esta expresividad se traducirá en atenciones y generosidad.
Sostiene tu mano en público: quiere mostrarle al mundo que eres suya. Es una muestra clara de que quiere una relación seria.
Se ríe con facilidad: él está relajado y es capaz de ser sí mismo contigo. Ha bajado la guardia y se siente cómodo expresando sus emociones. Definitivamente le gustas porque está tratando de agradarte y de compartir cosas contigo.

Durante la relación
Constantemente las dos cabezas se tocan:
la cabeza es uno de los puntos que más tratamos de proteger primitivamente; dejar que una persona se acerque a ella con toda comodidad, es uno de los mejores indicadores del amor y la confianza
Hace una ‘copa’ con sus manos para poner tu cabeza o tu cara: es una muestra de sentimientos profundos, no es algo que se decida hacer conscientemente, sino una expresión de protección y afecto.
Aparta el pelo de tu rostro: en público es una declaración de que están juntos. En privado es otra forma de decir ‘quiero cuidar de ti’
Te da abrazos de oso al despedirse: se siente cómodo mostrándote todo su afecto. Está seguro de la relación y de su futuro contigo. Un abrazo con todo el cuerpo es la manera inconsciente de decir que está comprometido.

Entre las sábanas
Sus besos y acciones orales son súper suaves:
no se trata de falta interés, simplemente quiere demostrarte que puede ser más dulce que sexy, para probar que es un caballero.
Fija sus ojos en ti durante la relación sexual: cuando un hombre te mira a los ojos durante el sexo, aunque sea por sólo unos segundos, quiere más que una conexión puramente física.
Prefiere de lado: los hombres que les gusta hacerlo de lado necesitan una reconfirmación de los sentimientos de la mujer hacia ellos. Esta posición requiere mucha intimidad, lo cual puede indicar que él es del tipo sensitivo y cariñoso.
Prefiere a la mujer encima: siempre quieren pasar un buen momento, pero saben cómo ser atentos. Darte placer es una prioridad, por esa razón te deja tener el control durante la relación sexual.
Prefiere por detrás: en esta posición no hay contacto visual, por tanto él no queda expuesto para expresar sus emociones.
Prefiere el misionero: si estás buscando estabilidad, este es tu tipo. Aquellos que prefieren esta posición quieren hacer las cosas bien, siguiendo las reglas.
Se da media vuelta después del sexo: está generando distancia, emocional y física, contigo. Trata de enseñarle cómo puede acercarse a ti.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.