COMENTARIOS

Lo que odiamos que ellos hagan después del sexo

Fucsia.co

Lo que odiamos que ellos hagan después del sexo Foto: Ingimage

Al margen de si es una relación esporádica o una más seria, existen determinadas actitudes y acciones que ponen en práctica ciertos hombres que irritan a muchas mujeres después del sexo.

1. Que se vayan. No importa si ya tenían planes acordados antes de verse contigo, si se les ha muerto el perro o cualquier otra excusa. Después de tener relaciones sexuales, por más que sea algo esporádico, no hay nada peor que ver cómo el tipo se levanta y sale por la puerta sin mayor explicación.

2. Que se vayan a duchar y no inviten.
Es como si se sintiesen sucios después de compartir cama contigo y tuvieran que quitarse esa sensación desagradable lavándose con agua. No sienta bien. Ahora, todo cambia si la decisión de ir a refrescarse es mutua y compartida. En ese caso, ¡vamos a la ducha! 

3. Qué te hagan un cuestionario sobre cómo te ha parecido el sexo. El ego puede quedar aparcado por unos minutos. Resulta innecesario e irritante que, después de estar exhausta por la actividad realizada, haya que responder preguntas sobre el propio acto para que la autoestima del compañero de cama salga reforzada.

Lee el artículo '10 cosas de los tipos que soportabas con 20 y no aguantas con 30'

4. Que cojan el celular. Ese gesto se interpreta sin lugar a dudas como sinónimo de aburrimiento o, peor aún, que tienen que reportarse a alguien que no eres tú y del que, además, no tienes conocimiento. Seamos francas, en estas circunstancias, la mayoría piensa que ellos necesitan mirar el celular para ver si otra mujer les ha escrito. Problema de autoestima y confianza nuestra sin lugar a duda, pero no nos gusta.

5. Que te pidan un taxi. Es uno de los gestos más feos que pueden tener contigo y uno de los más odiados por las mujeres. Sin importar si el sexo es esporádico, que te echen nunca es plato de buen gusto. Hay formas y formas para conseguir que una mujer se vaya después del sexo, pero ser tan obvio no. La mejor, esperar que ella sea suficientemente lista como para marcharse cuando el contexto así lo exige.

Lee el artículo 'el amor en los tiempos del sexo sin compromiso'

6. Que se queden dormidos. El sexo puede ser desgastante y dejarte sin energía, eso es entendible. Pero no el hecho que inmediatamente después ellos se queden dormidos. No pedimos la conversación de nuestras vidas, pero si un poco de charla aunque sea banal por parte del compañero de cama. Si, aunque solo sean cinco minutos. Luego, los dos podrán dormir un ratito.

7. Que te hablen de otras experiencias o mujeres. No es el momento, poco más se puede decir a este respecto. Una tiene su pequeño ego, y que el tipo venga con historias de otras mujeres después de haber manteniendo relaciones sexuales hace cinco segundos no es agradable.

Lee el artículo, 'Orgasmos, ¿con o sin amor?'

8. Que quieran volver a empezar inmediatamente. Las ganas de tener sexo son entendibles, por ambos lados sin importar el género. Pero hay que dejar pasar un tiempo imprescindible y prudencial que permita a los dos compañeros de cama disfrutar de la sensación de placidez que se experimenta después de mantener relaciones sexuales.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.