COMENTARIOS

Los propósitos sexuales del 2014

Fucsia.co

Los propósitos sexuales del 2014 Foto: Ingimages

Mejorar la intimidad debe ser un objetivo siempre. Una experta nos sugiere una lista de aspectos que nos ayudarán a tumbar miedos, mitos y nos invita a arriesgarnos más en pareja. Y, ¿cuáles son los tuyos?

Seguramente entre todos nuestros propósitos para el nuevo año reinan bajar de peso, mejorar el empleo, casarse, comprar una casa, pero, ¿qué tal mejorar la vida sexual, dejar a un lado los mitos y tabúes?

Siempre se ha sabido que una exitosa vida sexual trae beneficios físicos y emocionales, entonces, ¿por qué no proponerse cuidarla mejor y prestarle más atención?

La sexóloga Alejandra Quintero nos ayudó a crear esta lista de propósitos sexuales para el 2014, que te permitan tener una vida íntima sana, apasionada y divertida.

1. El propósito principal debería ser mejorar más la comunicación. Una pareja que se comunique de manera asertiva, abierta y sensata, es una pareja que poco tendrá que recurrir a tips sexuales que otros le den, pues ellos mismos se darán a sí mismos los tips sexuales que necesitan. Una buena comunicación en pareja resuelve aquellos conflictos que tanto afectan el deseo sexual, evita el fingimiento de orgasmos o de insatisfacción, ayuda a encontrar ideas contra la rutina. La mejor alternativa siempre será la comunicación.

2.Derribar los mitos: las principales falsas creencias con las que se encuentra la doctora Quintero y que no le hacen ningún bien a la relación son:

- El sexo anal es para hombres homosexuales o solo lo deben disfrutar las mujeres. Si un hombre heterosexual disfruta del sexo anal, es porque es gay.
- En cada relación sexual debe haber, por lo menos, un orgasmo de parte y parte.
- Si mi pareja me tiene a mí, no tiene por qué masturbarse.
- Me siento mal cuando mi pareja recurre al juguete sexual, pues siento que no la satisfago lo suficiente.
- Las mujeres deberían tener orgasmos solo con la penetración. Si la mujer tiene orgasmos a través del sexo oral o la masturbación es porque ella tiene un problema.
- La mujer finje orgasmos para evitar que la pareja se sienta mal.
- Si la pareja se masturba es porque estoy haciendo algo mal.

3.Pensar también en sí mismos:
 
Hombres:
- Permítanse explorar su erotismo masculino. El hombre es más erótico mientras más pueda ser él mismo, saliéndose de cualquier molde impuesto social y sexualmente. Por ejemplo, un hombre es más erótico mientras menos machista es. Permítanse reconocerse como hombres que no siempre tienen el deseo alto, que no siempre tienen erecciones y que no siempre eyaculan. Es perfectamente posible ser hombres amantes y amorosos, cuestionando la idea del macho penetrador de la pornografía.

Mujeres:
- Reconcíliense consigo mismas, con los roles de mujeres estigmatizados socialmente. Cuando la mujer se reconcilia con su prostituta interior o la figura de la prostituta sagrada, potencializa su capacidad erótica sin reprimirla ni sentirse culpable. Cuando la mujer se reconcilia con la figura de la amante, ella misma podrá ser la amante de su pareja, sin lugar a culpas o temores.

4. Reconciliarse con el cuerpo: nuestra autoimagen y la aceptación que tengamos de nuestro cuerpo influye en nuestra sexualidad. Las mujeres tienden a ser más sensibles a su imagen corporal, debido a la presión que se ejerce sobre su cuerpo; una presión de carácter histórico, social, comercial, político e incluso religioso. Cuando la mujer toma conciencia de estas presiones sobre su cuerpo que de alguna manera ha interiorizado, empieza el camino de la autoaceptación. La mejor forma de reconciliarnos con nuestro cuerpo es amándonos a nosotras mismas con nuestros defectos y virtudes y siendo conscientes de las lógicas de la presión sobre nuestros cuerpos, para no seguir interiorizándolas.

5. Cuestionarse sus propias ideas del amor y del modelo del amor que han construido.
6. Decir NO, cuando no quieran hacer algo en la vida sexual y de pareja que les implique la anulación de sí mismos. No podemos sostener un amor que nos implique castrarnos a nosotros mismos, para poder ser amados.
7. Explorar nuevas posibilidades de acercarnos eróticamente al otro. Enfrentar la rutina y plantear alternativas eróticas para afrontarla.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.