COMENTARIOS

Misterios del sexo (parte 1)

Misterios del sexo (parte 1) Los misterios del sexo, foto: Thinkstock

¿Hay algo más que descubrir sobre el sexo? Para algunas personas sí. Las mujeres tienen mucho sexo hoy en día pero no todas entienden con profundidad lo que verdaderamente pasa bajo las sábanas.

 
Las mujeres tienen mucho sexo hoy en día pero no todas entienden con profundidad lo que verdaderamente pasa bajo las sábanas. No. No estamos hablando sobre dónde van las partes del cuerpo. Hablamos de los asuntos molestos que no entendemos, de por qué no nos excitamos (o porque sí) y por supuesto, siempre nos preguntaremos: ¿Por qué los hombres tienen pezones?

Los pezones del hombre. ¿Por qué no somos las únicas con pezones en esta relación? Esto se debe a que en las primeras etapas de la vida, el feto comienza siendo hembra. ‘Los machos sólo se vuelven machos con la adición de mayores cantidades de testosterona, lo cual suprime el desarrollo de los órganos sexuales femeninos’, afirma Sandor Gardos, sexólogo y fundador de mypleasure.com. La evidencia puedes encontrarla en el sensual pecho de Hugh Jackman en forma de dos pequeños ductos circulares (sí, en Wolverine). De hecho, casi todos los embriones de mamíferos están decorados con tejido mamario que podrían desarrollarse para enfrentar la maternidad en el futuro. Por eso, detrás de los pezones de cada hombre se encuentran unas tuberías viejas sin usar y maquinaria que se habría sido utilizada para amamantar un Junior Jackman.

El clítoris. ¿Por qué el clítoris es como un iceberg? Es en realidad simple: sólo ves la punta. Junto a ese pequeño botón rosado responsable de la euforia (que por cierto, tiene 8.000 terminaciones nerviosas… dos veces más que el pene) hay una prolongación tres veces más grande. Durante la excitación, esta parte se llena de sangre y empuja la punta hacia afuera. Eso no es todo. En la base de esta parte hay dos brazos que descienden en la forma de una espoleta a los lados de la labia y atrás de los músculos de los muslos. También hay dos ‘botones’ de tejido eréctil localizados a ambos lados de la abertura vaginal. La teoría actual es que ayudan a transmitir sensaciones desde la vagina hasta el clítoris. Durante las últimas etapas de excitación, ocurre una especie de efecto dominó, electrificando casi todos los nervios debajo de tu ombligo. ¡Qué suerte tenemos las mujeres!

No eres lesbiana. Si las modelos de ropa interior de encaje de Victoria's Secret te hacen pensar en algo más que un desfile, no eres la única. Muchas mujeres encuentran las curvas femeninas sexualmente atractivas y esto no tiene nada que ver con su orientación sexual. En realidad esto constituye una reacción visceral de adaptación. ‘A medida que crecemos, tanto a hombres como mujeres se les enseña a ver los cuerpos de las mujeres como símbolos sexuales’, afirma el Dr. Schwartz. ‘Cuando vemos a una mujer atractiva en bikini o una actriz en un vestido ajustado y tacones altos, nuestro cerebro asocia inmediatamente esas imágenes con sexo’. Para muchas de nosotras, sin embargo, esto despierta una serie de pensamientos mucho menos sexys como, ‘¿me pregunto si ella hace yoga o Pilates?’ lo que a menudo hace que la chispa se esfume rápidamente.

Viagra. Cuando una mujer se toma un viagra, tiene el mismo efecto que cuando un hombre lo hace. La sangre fluye a sus genitales, causando una especie de hinchazón vaginal que es idéntica a la que se produce con la excitación. La diferencia es que cuando un hombre tiene una erección, inmediatamente está pensando en sexo. Lograr que una mujer entre en este estado de ánimo es mucho más complicado. ‘Muy pocas mujeres tienen dificultades sexuales debido a la falta de flujo sanguíneo’, sostiene Jed Kaminetsky, MD, profesor clínico asistente de urología de la Universidad de Nueva York. ‘Los dos problemas más comunes son la falta de deseo y las dificultades con el orgasmo, involucrando muchas cosas, desde problemas con las relaciones hasta autoestima, hasta las fluctuaciones hormonales’. Por eso olvídate de la pastilla milagrosa por ahora. Tendremos que seguir con velas y rosas rojas.

Hígados de tiburón. Vamos a discutir la lubricación vaginal. Resulta que el flujo está compuesto por una impresionante lista de ingredientes que van desde agua y ácido láctico hasta escualeno, este último que también se encuentra en los hígados de los tiburones. ‘Cada componente contribuye a mantener un delicado equilibrio entre la levadura y las bacterias dentro de la vagina’, afirma Sandor Gardos, sexólogo y fundador de la licencia mypleasure.com. (Quien no tiene mayor conocimiento de los tiburones.) El flujo vaginal viene de las paredes vaginales. ‘La acción es similar a la sudoración’, dice Gardos. ‘Las paredes de la vagina están emitiendo humedad constantemente para mantener el tejido sano y durante la excitación, es cuando aumenta la cantidad’. Algunas mujeres se empapan, otras lubrican lo suficiente para la acción. La falta de lubricación suele ser causada por cambios hormonales, deshidratación, o simplemente, por un mal acto sexual.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.