COMENTARIOS

Orgasmo cervical mucho más allá del climax

Sami

Orgasmo cervical mucho más allá del climax

Seguramente si muchas no hemos escuchado del orgasmo cervical, es quizás porque es el menos popular dentro del acto sexual, pero según los especialistas es el más placentero. Te contamos qué es y como llegar a tenerlo.

Tener un orgasmo es la sensación más placentera que se puede tener en el acto sexual, pero, ¿qué pasaría si existe uno que te hace llegar más allá del punto culminante de la excitación total?

Si creías que no había placer más allá de un orgasmo normal, te contamos que hay un orgasmo considerado por muchos expertos en el tema sexual como “el poderoso”, se trata del orgasmo cervical. Este tipo de orgasmo toma su nombre del cérvix, más conocido como el cuello uterino, que es la parte del órgano reproductor femenino que conecta con el útero. Tiene tres centímetros de longitud y 2,5 centímetros de diámetro.

Para lograr llegar a tener un orgasmo cervical, es necesario que le pidas a tu pareja que te ayude a estimular el cérvix haciendo masajes suaves e intensos dentro de tu vagina. Para esto lo primero que debes hacer es conocer tu cuerpo y descubrir en dónde está ubicado tu cuello uterino, para que al momento de que él comience con la estimulación, le indiques el punto perfecto y así logres llegar al clímax total.

Intenta practicando primero tú con tus dedos, introdúcelos poco a poco haciendo suaves masajes y usando lubricante para que no te duela y no irrites las paredes vaginales. Cuando ya estés cerca de encontrar el punto, pídele a tu pareja que introduzca sus dedos y tú presta atención a las sensaciones que los movimientos generen en ti.

Si sientes una que te da extremo placer, pídele a él que se quede ahí y haga movimientos circulares para que estimule el punto clave. Al momento de que sientas que no puedes controlar el orgasmo que está por venir, dile a tu pareja que introduzca suavemente su pene, e indícale cuando ya este llegando al cérvix para que él se vaya preparando para hacer movimientos suaves e intensos y lleguen juntos al orgasmo total.

Para experimentar esta sensación de placer extrema, la posición de “perrito” es la más recomendada, ya que la penetración es más intensa y profunda, lo que le permitirá a él llegar más fácil al cérvix y por ende a ti al orgasmo cervical.

 Lee también: Orgasmo cerebral, una técnica que te ayuda a evitar el estrés

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.