COMENTARIOS

¿Qué es lo que vuelve locos a los hombres?

Revistafucsia.com

¿Qué es lo que vuelve locos a los hombres? Foto: Thinkstock

RevistaFucsia.com consultó a la sexóloga Luisa Torres acerca de las 5 cosas que embrutecen a los hombres en términos sexuales. ¿Sabías que las mujeres que hacen ejercicio son mejores en la cama?

La seguridad en la mujer. Qué tan segura  se sienten las mujeres con sus cuerpos. Recuerda que ellos no están buscando tus defectos en pleno acto; a ellos no les importa si tienes un poco de celulitis o  un poco de grasa de más en algún lado de tu cuerpo. A los hombres  les gusta que te muevas y lo seduzcas con tus curvas (¡sea como sea que las tengas!)

Las mujeres que hacen ejercicio son mejores en la cama.
Está comprobado que las personas que practican alguna clase de deporte por lo menos 3 días a la semana, expulsan de sus organismos una cantidad de toxinas perjudiciales para la salud que las que son sedentarias. Tienen por ende mucha más energía y están más seguras de sus cuerpos. Los hombres dicen que éstas ‘adictas del ejercicio’ se mueven mejor, aguantan más, huelen diferente a las que no se ejercitan y son más elásticas,  por lo que las convierte en ‘cauchos del kamasutra’.

Estar presentes. ¡Demostrarles que estamos ahí! Que nos gusta, que lo disfrutamos, que somos felices con el placer que ellos nos están produciendo. Los hombres no son adivinos y les gusta que les comuniquemos lo que sentimos, lo que preferimos y también lo que ¡no!. Sé sexy, sé una mujer sensual, míralo a los ojos, sedúcelo, agárralo de los brazos, háblale, gime, pero bajo ningún motivo finjas… si no lo sientes, no lo sientes.

La comodidad.
Como lo oyen, estar y sentirse cómodas con ustedes mismas, con lo que hacen, con las cosas que experimentan y quieren experimentar con él.  Aumenta la pasión y motiva a tu pareja a ponerse creativo para ti. Cuando hay seguridad, tampoco hay inhibiciones.

Los tiempos. Saber manejar los tiempos. Hay momentos para caricias, para besos, para movimientos, para que él te dé placer, para que tú le des placer (sin convertirse esto en una batalla ‘camal’ y que gane el que más da), tiempo para que los dos se conecten y den lo mejor de sí  en la cama sin volver el acto sexual en algo aburrido y mecánico.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.