COMENTARIOS

Tips para estimular a tu pareja y lograr que llegue al orgasmo

Sami

Tips para estimular a tu pareja y lograr que llegue al orgasmo Imagen: 123RF

No solo las mujeres necesitamos que nos exciten para tener buen sexo, ellos también necesitan y les gusta los juegos previos. Así que lee estos consejos para que logres estimular a tu pareja y lo lleves al éxtasis total o incluso al orgasmo.

La sociedad se ha encargado de crearnos un imaginario colectivo de que excitar a una mujer es mucho más complejo que a un hombre y no es ninguna novedad que existan en el mercado infinidad de libros y manuales que les enseñan a ellos a seducirnos para que alcancemos el clímax, pero, ¿qué tan importante es el tema de la estimulación masculina para que lleguen con facilidad al orgasmo?

Bueno eso de que los hombres llegan al placer sexual máximo al momento de la eyaculación se podría decir que es tan solo un mito. Hay dos tipos de orgasmos que ellos pueden experimentar, el típico, que lo logran con tan solo tener cortos momentos de estimulación y el total, que se despierta poco a poco.

La idea de tener relaciones sexuales con tu pareja no se trata tan solo de un tema de respeto hacia la relación o de sentirse cómoda y segura al momento de tener sexo, se trata de compartir un espacio de intimidad y de que los dos sientan placer, al fin y al cabo es un acto de unión que sin duda alguna fortalecerá la vida en pareja. Si quieres que ese aspecto de tu vida cada vez sea más estrecho, sigue estos consejos para que lo estimules a él y logres llevarlo al éxtasis total y al orgasmo.

Dale el chance de que tenga contacto visual un poco prolongado con tu cuerpo: Los hombres son bastante visuales al iniciar el acto sexual, así que para darle un poco de picante a este momento, exhíbete eróticamente ante él. Sé creativa, hay varios juegos en el mercado que te pueden ayudar a calentar el momento.

Conoce las zonas erógenas de tu pareja: El pene no es la única parte erógena que tiene tu pareja, si te dedicas a hacer un recorrido con tu lengua o tus dedos por todo su cuerpo, te darás cuenta que hay lugares en donde él se siente un poco más estimulado. ¡Te contamos un secreto! Los tres puntos especiales de excitación en un hombre son: su cara, el tórax y los órganos sexuales pélvicos externos. Así que deja el pudor de lado y anímate a tocarlo suavemente.

Sexo oral sí o sí: Puede que a muchas nos de asco este tipo de experiencia, pero así como ellos se toman el trabajo de estimularnos a nosotras de esta forma, no hacérselo a él sería un acto poco cortés para el acto sexual en pareja. Comienza poco a poco, no vayas directo al grano. Dale besos en su boca, pecho, abdomen y cuando llegues a esa parte, baja suavemente hasta llegar a la pelvis y luego al pene. Haz un recorrido por el largo del pene de tu pareja y luego si introdúcelo en tu boca, así lo estimularas completamente. (Lea también Odio el sexo oral ¿y qué?

Ya has estimulado varias de sus partes erógenas, entonces es momento de iniciar con el juego: Sin duda alguna tu pareja ya está lista para continuar y de hecho está ansioso y desesperado por saber qué más le vas a dar, así que sin dejar de estimularlo toma las riendas de la atmosfera sexual que has logrado crear, móntate sobre él, experimenta posiciones desde la más sencilla, como el misionero, hasta la más placentera como el molino. A ellos les encanta innovar a cada momento, así que no te duermas y deja volar tu imaginación.

¡Listo! Poco a poco él va llegando al orgasmo: Puede que por la sobre estimulación que le has dado él desesperadamente piense en eyacular, pero es ahí en donde tú debes ir un paso adelante. Es muy fácil detectar cuando ellos “se van a venir”, su ritmo cardiaco se acelera, al igual que su respiración. Su pelvis y su pene se tensionan y es ahí en donde se puede decir que ya va a llegar, pero como tú eres un poco más perspicaz le vas a ayudar a prolongar ese momento. Sostén con toda tu mano el pene, hazle suavemente presión al glande y veras que el round dos está a la vuelta de la esquina.

Llegó el momento: Con la estimulación, la ayuda para que se demore un poco más en eyacular y la experiencia que le has hecho vivir para que disfrute plenamente de el acto sexual, es momento de que por fin él y tú liberen toda la tensión y estallen. Sujétalo fuertemente por su espalda, hazle sentir que tu momento está llegando, eso sí no dejes de moverte o todo lo que haz logrado se perderá, dile palabras que tu sepas no lo dejarán de estimular y dale a entender con movimientos suaves en tu pelvis que ya te vendrás. Míralo fijamente a los ojos, no te avergüences, y con tan solo el contacto visual indícale que ya puede llegar al punto máximo de la experiencia.

¡Objetivo logrado! Ahora solo queda relajarse, arruncharse y disfrutar del post-sexo. ¡Ojo! ten muy en cuenta lo que ellos odian que hagamos después del sexo

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.