COMENTARIOS

Cuando Barbie y Ken dejaron de ser una pareja idílica

Fucsia.co

En el desayuno, Ken es quien lleva los tacones. Foto: Dina Golstein
2 / 8
A la hora de dormir, la pareja sueña lo mismo: con un hombre atlético. Foto: Dina Golstein
3 / 8
a Ken también le gusta leer revistas para mujeres. Foto: Dina Golstein
4 / 8
La pareja se acicala en el baño y el ritual de belleza parece casi el mismo. Foto: Dina Golstein
5 / 8
Sin pudores, Baribie y Ken comparten un momento en el baño, aunque cada uno dedicado a sus "quehaceres". Foto: Dina Golstein
6 / 8
Ken ya no disimula y se lleva a un hombre a la cama matrimonial. Foto: Dina Golstein
7 / 8
Abrumada por la transformación paulatina de su marido y tras pillarle en la cama con otro, Barbie se viste de hombre y se corta la larga melena para intentar reconquistar a su pareja. Foto: Dina Golstein
8 / 8
Incapaz de conseguir sus propósitos, se quita la cabeza... Foto: Dina Golstein
En el desayuno, Ken es quien lleva los tacones. Foto: Dina Golstein
A la hora de dormir, la pareja sueña lo mismo: con un hombre atlético. Foto: Dina Golstein
a Ken también le gusta leer revistas para mujeres. Foto: Dina Golstein
La pareja se acicala en el baño y el ritual de belleza parece casi el mismo. Foto: Dina Golstein
Sin pudores, Baribie y Ken comparten un momento en el baño, aunque cada uno dedicado a sus "quehaceres". Foto: Dina Golstein
Ken ya no disimula y se lleva a un hombre a la cama matrimonial. Foto: Dina Golstein
Abrumada por la transformación paulatina de su marido y tras pillarle en la cama con otro, Barbie se viste de hombre y se corta la larga melena para intentar reconquistar a su pareja. Foto: Dina Golstein
Incapaz de conseguir sus propósitos, se quita la cabeza... Foto: Dina Golstein

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.