COMENTARIOS

Siete pasos para un sexo increíble

Fucsia.co

pareja hablando
Comunícate: si no puedes decirle lo que quieres en la cama, tal vez no deberías acostarte con él. El buen sexo sucede cuando nos sentimos seguras y relajadas. Cuando sepas qué te gusta y qué no, debes expresarte claramente. No puedes esperar a que él te lea la mente y ‘pruebe’ que le importas. Foto: Ingimage.
2 / 8
pareja hablando
Comunícate: si no puedes decirle lo que quieres en la cama, tal vez no deberías acostarte con él. El buen sexo sucede cuando nos sentimos seguras y relajadas. Cuando sepas qué te gusta y qué no, debes expresarte claramente. No puedes esperar a que él te lea la mente y ‘pruebe’ que le importas. Foto: Ingimage.
3 / 8
Pareja jugando
Ten sentido del humor: el sexo es conexión e intimidad, pero también se trata de divertirse. Como puede ser maravilloso, a veces algo puede salir mal. Reírnos de nosotros mismos ayuda a eliminar la presión. Foto: Ingimage.
4 / 8
Pareja molesta
El sexo no es castigo ni premio: usarlo como recompensa lo vuelve una transacción y a nosotras objetos que ellos deben ganarse. Si estás enojada, dile lo que sientes de manera adulta, o que estás muy molesta como para tener sexo, pero no lo hagas sentir que solo estará contigo si ‘se porta bien’. Foto: Ingimage.
5 / 8
Perro
Cero mascotas: por mucho que amemos a nuestros amigos de cuatro patas, estos no deben estar en la habitación cuando compartimos momentos íntimos con nuestra pareja. Las mascotas son territoriales, podrían ponerse celosas, ladrar o querer jugar; los gatos pueden saltar a la cama y caminar en ella. Foto: Stockbyte.
6 / 8
Cuerpo
No te juzges por tu peso o la forma de tu cuerpo: solo alguien muy superficial te hace pasar un mal rato por tus imperfecciones, esto refleja sus defectos, no los tuyos. Frases como “estoy muy gorda”, “tengo mucha celulitis”, “estoy llena de arrugas” tienen que parar si quieres disfrutar de tu cuerpo y lo que este puede darte. Foto: Pantherstock.
7 / 8
Preocupada
No te conformes con menos: a veces el miedo al rechazo o a estar solas nos hace sacrificar lo que necesitamos, aun en el sexo, pero esto solo produce frustración. Aunque las relaciones requieren de compromiso, renunciar a lo que queremos nos hará infelices, o incluso resentir a nuestra pareja. Ten claro lo que necesitas y lo que no toleras. Foto: Pantherstock.
8 / 8
Hombre con rosas
Da y recibe: el mejor sexo ocurre cuando una persona se esfuerza por darle placer a la otra. Un excelente amante no es el que tiene el mayor repertorio de movimientos sino el que le da atención y se esfuerza para hacer feliz a su pareja. Cuando a ambos les importa el otro y sus necesidades, el sexo se vuelve increíble. Foto: Ingimage.
Comunícate: si no puedes decirle lo que quieres en la cama, tal vez no deberías acostarte con él. El buen sexo sucede cuando nos sentimos seguras y relajadas. Cuando sepas qué te gusta y qué no, debes expresarte claramente. No puedes esperar a que él te lea la mente y ‘pruebe’ que le importas. Foto: Ingimage.
Comunícate: si no puedes decirle lo que quieres en la cama, tal vez no deberías acostarte con él. El buen sexo sucede cuando nos sentimos seguras y relajadas. Cuando sepas qué te gusta y qué no, debes expresarte claramente. No puedes esperar a que él te lea la mente y ‘pruebe’ que le importas. Foto: Ingimage.
Ten sentido del humor: el sexo es conexión e intimidad, pero también se trata de divertirse. Como puede ser maravilloso, a veces algo puede salir mal. Reírnos de nosotros mismos ayuda a eliminar la presión. Foto: Ingimage.
El sexo no es castigo ni premio: usarlo como recompensa lo vuelve una transacción y a nosotras objetos que ellos deben ganarse. Si estás enojada, dile lo que sientes de manera adulta, o que estás muy molesta como para tener sexo, pero no lo hagas sentir que solo estará contigo si ‘se porta bien’. Foto: Ingimage.
Cero mascotas: por mucho que amemos a nuestros amigos de cuatro patas, estos no deben estar en la habitación cuando compartimos momentos íntimos con nuestra pareja. Las mascotas son territoriales, podrían ponerse celosas, ladrar o querer jugar; los gatos pueden saltar a la cama y caminar en ella. Foto: Stockbyte.
No te juzges por tu peso o la forma de tu cuerpo: solo alguien muy superficial te hace pasar un mal rato por tus imperfecciones, esto refleja sus defectos, no los tuyos. Frases como “estoy muy gorda”, “tengo mucha celulitis”, “estoy llena de arrugas” tienen que parar si quieres disfrutar de tu cuerpo y lo que este puede darte. Foto: Pantherstock.
No te conformes con menos: a veces el miedo al rechazo o a estar solas nos hace sacrificar lo que necesitamos, aun en el sexo, pero esto solo produce frustración. Aunque las relaciones requieren de compromiso, renunciar a lo que queremos nos hará infelices, o incluso resentir a nuestra pareja. Ten claro lo que necesitas y lo que no toleras. Foto: Pantherstock.
Da y recibe: el mejor sexo ocurre cuando una persona se esfuerza por darle placer a la otra. Un excelente amante no es el que tiene el mayor repertorio de movimientos sino el que le da atención y se esfuerza para hacer feliz a su pareja. Cuando a ambos les importa el otro y sus necesidades, el sexo se vuelve increíble. Foto: Ingimage.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.