COMENTARIOS

Colesterol abajo

Colesterol abajo Colesterol abajo

Alimentarte adecuadamente puede hacer mucho por tu salud. Recomendaciones para mantener el nivel de colesterol a punto.

El colesterol alto se manifiesta en el cuerpo a partir de distintos trastornos. Uno de los más evidentes tiene que ver con el aspecto de la piel y el cansancio generalizado en tanto la sangre no se irriga con facilidad. No obstante, los síntomas que indican una enfermedad grave tardan en aparecer o incluso no se hacen visibles sino hasta que patologías como la arteriosclerosis están avanzadas.
 
Una manera sencilla de controlar los niveles de colesterol es regular la alimentación. Para lograrlo sin que represente un cambio drástico en tu rutina, te presentamos algunas recomendaciones. Poner en práctica estos sencillos consejos puede ayudarte a mantener en equilibrio tu organismo y, en consecuencia, descartar el uso de medicamentos reductores de colesterol.
 
Dile sí:
 
A la fibra: consume al menos diez gramos al día y de esta manera podrás reducir el colesterol. Los alimentos que más la contienen son las frutas (ciruela, granadilla, naranja, guanábana, etc.), los vegetales de color verde, las leguminosas y los cereales. Antes de incorporar las leguminosas a tu dieta, consulta con tu nutricionista para elegir las que además favorezcan la digestión.
 
Al ajo: es muy conocido por sus propiedades para contrarrestar la acumulación de grasa en el organismo. La porción ideal diaria debe estar entre medio y un diente de ajo pequeño. De acuerdo con los expertos, dicha cantidad reduce el colesterol hasta en un 9%.
 
A la leche descremada: si bien es cierto que la leche es una importante fuente de calcio para el cuerpo, también lo es que aporta colesterol. Por lo mismo, lo mejor es optar por la de tipo descremado pues, según un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, ésta ayuda a disminuir el colesterol en un 7%. Además, la leche descremada le proporciona al organismo mucha menos cantidad de grasa saturada en comparación con la entera.
 
A comer menos pero más seguido: para lograr que el nivel de colesterol se reduzca y que el metabolismo trabaje mejor, una excelente estrategia es reemplazar las tres grandes comidas del día por seis más pequeñas o ligeras.
 
Dile no:
 
A las grasas saturadas: hacerlo es más fácil de lo que crees, todo se centra en poner un poco de voluntad y atención a las pequeñas cosas. Por ejemplo, disminuye la cantidad de salsas en tus hamburguesas o comidas rápidas, come menos fritos y alimentos de paquete, prefiere el pan sin mantequilla y dile adiós a la tocineta. Ten en cuenta que el consumo máximo de grasas saturadas no debe superar el 10% de las calorías diarias totales. Es decir que máximo deben ser 15 gramos en una dieta de 1500 calorías.
 
Al exceso de alimentos de origen animal: prefiere la carne de aves y el pescado sobre las carnes rojas ya que estas últimas contribuyen al aumento del colesterol. Si te hace mucha falta comer este tipo de alimentos, entonces procura hacerlo como máximo tres veces por semana y compensar los otros días con carnes blancas magras de buena calidad.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.