COMENTARIOS

Elementos de casa que puedes convertir en juguetes sexuales

Alejandra Martinez

Elementos de casa que puedes convertir en juguetes sexuales

No hay necesidad de gastar dinero en diferentes productos para el placer sexual. Puedes tener la misma diversión con elementos que encuentras alrededor de tu hogar.

Masajeador o Cepillo

Si las vibraciones son un must para llegar al orgasmo, no dudes en incluir tu masajeador de cuello o tu cepillo de dientes eléctrico. Siéntate en cualquier mesa de la casa y abre las piernas  mientras tu pareja  te penetra parado. Aprovecha para estimular tu clítoris con lo que hayas encontrado. Si lo intentas con tu pareja conseguirás calentar (y calentarlo) como si fuera un juego previo.

 

Lavadora o secadora

Apóyate boca abajo sobre tu lavadora o secadora, acomódate preferiblemente en la esquina para que sus vibraciones estimulen el punto ideal. Mientras esto sucede tu pareja estará detrás de ti disfrutando al mismo tiempo. 

¿Odias las dietas y le huyes el gimnasio? El sexo será tu mejor rutina.

 

Pelota

Si eres de las que hace yoga o ejercicio en casa, debes tener una pelota grande para la espalda o piernas. Este elemento es ideal para tener una relación divertida. Pídele a tu pareja que se siente sobre la pelota, luego siéntate encima de él viéndolo frente a frente. Empieza a rebotar ligeramente para que la penetración sea más profunda y el movimiento se sienta el doble.

Si quieres más sexies movimientos lee estos tips para estimular a tu pareja y llevarlo al límite.

 

Facetime

Si los dos se encuentran en casa, vete a un cuarto diferente y llámalo por facetime. Luego empieza a hacerle dirty talk y a tocarte. Cuando veas que está a punto de acabar, no lo dejes, corre a donde se encuentra y hazle el amor pero con precaución. 

 

¿Más diversión? lee la historia de una chica que obligó a su novio a pagar la depilación. 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.