COMENTARIOS

Reglas sexuales para adolescentes y no tan adolescentes

RevistaFucsia.com

Reglas sexuales para adolescentes y no tan adolescentes Foto: Thinkstock

“Si su amor fue flor de un día, ¿por qué causa es siempre mía esta cruel preocupación?”, una de las líneas del famoso tango Nostalgias, habla de un amor fallido por culpa de las falsas expectativas. ¿Te ha pasado? Lee los siguientes tips que te librarán de nostalgias innecesarias provenientes de la falta de claridad durante una relación.

Suele ocurrir entre la población femenina que, en su afán por conseguir una pareja estable, ven en cada hombre interesante o atractivo un candidato ideal para llenar ese ideal y consideran el sexo una vía rápida para lograr ese objetivo. Esto no está mal del todo, buscar el amor en cada esquina sigue siendo una actitud válida; el inconveniente aparece cuando la persona no es capaz de ser lo suficientemente imparcial para analizar la situación que rodea a la relación sexual.

Para algunas mujeres la falta de claridad ante los propósitos de un encuentro sexual puede redundar en devastadores efectos para su autoestima, porque se sienten rechazadas si no hay situaciones románticas después de lo puramente sexual. Para evitar esa sensación, toma en cuenta las siguientes reglas para que no te sientas desubicada otra vez.

•    Tener claro el objetivo del polvo:
cuando se está soltera y se desea mantener activa la vida sexual, es básico saber que no todos los encuentros sexuales terminan en relaciones de pareja. No quiere decir que los hombres jamás quieran enseriarse, pero es mucho más sano que cada persona sepa establecer si se trata de un encuentro por placer o porque se está iniciando una relación amorosa.

•    Falsas expectativas: si hay una atracción mutua entre un chico y pasan al plano sexual, no quiere decir que de inmediato vayan a comenzar una relación sentimental.

•    Tener claro que los hombres siempre quieren sexo: aunque tengan ganas de casarse contigo, ellos siempre están pensando en sexo; entre más desocupados estén, más recurrente será el tema. Esta situación, lejos de contrariarte, debe ser halagadora, él va a tener esos pensamientos, estés tú en ellos o no, así que es preferible que seas tú la que le cause atracción.

•    Aprender de los ‘fracasos’: algunas mujeres tienen la suerte de encontrar al hombre de sus vidas después de una o dos experiencias de noviazgo satisfactorias, para muchas otras el proceso es  más complicado y requiere ‘besar a muchos sapos’ antes de encontrar al ‘príncipe azul’; si es tu caso no desesperes, una vez que has compartido el lecho con un hombre habrás aprendido algo nuevo en tus habilidades de alcoba, sea de los hombres en general o de ti misma.

•    No meter sentimientos a la primera:
el amor puede surgir en los momentos y situaciones más inesperados, además es inevitable, pero no siempre se trata de amor; es preferible andar con un poco de recelo que entregarle el corazón a ciegas. Infortunadamente esta es una precaución que suele aprenderse a golpes, pero no está de más advertirla.

•    Ser íntegra: dejando al margen el caso de la violación, nadie te está forzando para tener relaciones sexuales, si no quieres hacerlo aprende a decir ‘no’. Tener una relación sexual siempre requiere madurez, no sólo del cuerpo sino de la mente, y ello implica tomar responsabilidad sobre el propio cuerpo y sus acciones. Antes de juzgar al otro por su comportamiento, debes recapacitar qué tanto de ello deseabas y qué tanto permitiste.

•    Todo es cuestión de tiempos: todos los seres humanos presentan ciclos vitales que van desde lo biológico e incluyen lo psicológico, no todas las personas están disponibles para empezar una relación amorosa en todo momento; a veces queremos tener relaciones casuales, a veces queremos empezar serios compromisos y a veces no queremos tener nada que ver con los sentimientos. Es cuestión de que las dos personas que se encuentran estén sincronizados para comenzar una relación.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.