COMENTARIOS

Sexo a escondidas en vacaciones

Revista Fucsia

Sexo a escondidas en vacaciones Así la sexología moderna tienda a considerar las fantasías como básicas, que no sean una necesidad de evasión en la pareja.(Foto: Thinkstock )

Como todo en la vida, las cosas buenas vienen en pequeñas dosis, pero si se hacen en diferentes sitios y cumplen fantasías de la pareja, mejor. Guía práctica para sexo clandestino, según las más atrevidas.

“Avenida 15, entre calles 106 y 114. No te doy más datos. Búscalo. Es un parqueadero de una zona de restaurantes, oficinas y almacenes, al que, después de la medianoche, simplemente pitas, metes el carro por el rato que quieras , le pagas cinco mil pesos al portero y ahí dejas de pensar en sí van a un motel, al apartamento o al mirador de La Calera”.

Confiesa Ximena, 1,64m., rumbera, sobre el lugar clandestino que más la sorprendió hace unas semanas, para tener un momento a solas, rápido, con su novio. “Ninguno de los dos lo conocía. Habíamos parado al frente para tratar de cambiar la ruta, pues más adelante había como un retén, y Juanca se había tomado unos tragos de más, y ya estábamos de vuelta para que me dejara en mi casa. Sólo que nos llamó la atención que una pareja, en otro carro, nos había sobrepasado para meterse allí. Nosotros, vimos la oportunidad para dejar pasar un rato y no caer en el retén, pues hicimos lo mismo.  El portero de lo más natural nos abrió y nos dijo que eran cinco mil. La otra pareja ya  tenía empañados los vidrios. Ahora, si es por la técnica, tan sólo hay que quitarse la bota de la izquierda”.

Por otra parte, María Andrea, odontóloga, ante la pregunta de cuál es el sitio más curioso en el que ha estado para tener sexo, respondió: “El sitio no me importa, pero me imagino un momento muy romántico, con velas encendidas y pétalos de rosa en el piso, y sobre todo, que sea una sorpresa preparada por él y no por mí. Es que nunca he tenido un momento así”.

Entre Ximena y María Andrea en cuanto al sitio para hacer el amor, efectivamente existe un abismo de distancia. Ximena le tiene poca fe a las velas y los pétalos. Pero, Catalina sugiere otros más fijos: “en el baño de cada bar se puede; en los parqueaderos abiertos en la noche que estén cerrados; en los hoteles; no en los moteles que sí son mucha boleta. Ahora que los supermercados están abiertos 24 horas, hay más lugares en los que uno puede estar seguro, y sin que nadie lo moleste”.

El regalo de papá Noel
Para buscar dónde, la primera norma es olvidarse del trago en exceso. La segunda, ni se te ocurra hacer una ‘propuesta indecente’ cuando estás  recién salida del gimnasio, a no ser que sea en el gimnasio. O sea, cada cosa de momento, tiene su lugar en ese momento. Los olores no compartidos tienden a acabar con el timing para ese quickly. Ahora si la intención es acabar con la constante emoción del tipo, porque te gustó la primera vez que lo hiceron de improviso, y ahora cada vez que van de compras al supermercado de 24 horas, él cree que lo pueden volver a intentar, utiliza los recursos de dejar la tensión en cero, como por ejemplo golpecitos accidentales, y sin el menor reparo, justo donde duele.

Claro que estos días de Novenas, Nochebuena y Año Viejo son propicios para experimentar en los lugares desolados de las ciudades, ya que no queda nadie; y, viceversa, si es que están en una finca o en la playa. En cualquier caso, además de evitar preparar el lugar y la hora, utiliza el truco más viejo del mundo y más femenino para provocar su deseo: hacerlo esperar. Finalmente, si lo clandestino resulta difícil, sorry, déjalo así; no tienes sentido forzar una situación que lo que tiene de buena es el factor sorpresa.

No olvide la ‘Tocata’
Si bien muchos hombres son tan amigos de las cosas fáciles, sin rodeos, directas y sin tanto complique, cuando se trata de llegar hasta lo más íntimo, hay que enseñarles a invertir tiempo y esfuercito propio.

Que él sepa que no se trata de rapidez ni mucho menos de puntería. Para poder degustar, primero hay que catar, probar aquí y allá. Contrólale sus impulsos y conviértelo mejor en un explorador. Permite que te desee día y noche, hasta que explote el momento de dar rienda suelta al placer conjunto. Además, si él se adapta a tu juego, es un hombre que busca el placer de ambos. Que no te pase como a Rosario, que terminó con su novio porque “me besaba como si me fuera a arrancar la boca”, y nunca se lo dijo.

Las tretas del débil
El interés del sexo clandestino, de la adrenalina que surge jugando a las escondidas, haciendo de lo público un lugar privado, y viceversa, corresponde más a la manera masculina de vivir la sexualidad, que a la femenina. Así la sexología moderna tienda a considerar las fantasías como básicas, que no sean una necesidad de  evasión en la pareja. Cuando las hormonas se suban y bajen de las rodillas al ombligo bueno es desesperar, que en la casa también es rico.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.