COMENTARIOS

Momento de adornarse

Los recamados, el trabajo de pasamanería, los ricos bordados y la pedrería hacen furor. Y lo mejor es que el vestuario cargado de fasto y decoración no es de uso privativo en la noche.