COMENTARIOS

Las cosas que las mujeres SIEMPRE sabemos

María José Marroquín

Las cosas que las mujeres SIEMPRE sabemos

Llámenlo instinto o sexto sentido, lo cierto es que hay cosas que las mujeres siempre sabemos así tratemos de engañarnos o nos duela aceptarlo.

¿Alguna vez les ha pasado que en el momento de tomar una decisión sienten un impulso, una voz, una punzada en la boca del estómago que les dice por qué camino coger?

¿Alguna vez han ignorado esa voz o ese pálpito, han tomado en la otra dirección y las cosas resultan un desastre total?

Llámenlo instinto, sexto sentido o como quieran, lo cierto es que hay cosas que sin asomo de duda las mujeres siempre sabemos así tratemos de engañarnos.

Estos son tan solo algunos ejemplos:

Cuando esa relación simplemente no es para nosotras

Mucho bla bla bla y explicaciones nunca van a lograr darle paz al corazón y convencernos del todo de que esa persona es la que funciona en nuestra vida. No importa la razón, no importa el por qué, en el fondo las mujeres siempre sabemos si estamos auténticamente felices o miserablemente cómodas.

Pero cuidado, no confundas esto con estar cayendo en los siguientes hábitos que pueden acabar con una relación. No te autosabotees.

Cuando es mejor decir “no”

A veces terminamos aceptando cosas sabiendo perfectamente que lo mejor hubiera sido pasar. Desde salir con alguien que no nos convence para nada hasta comprometerse hasta el cuello por hacer un favor. Así que la próxima vez que estemos paseando al perro del jefe o pegándonos un tiro en el peor paseo del mundo, pensemos qué hubiera pasado si le hubiéramos hecho caso a ese evidentisimo “NO”.

Por cierto, esta es una de las tantas y valiosas cosas que aprendemos al llegar a los 30 ¿te sentirás identificada con las otras?

Cuando nos dicen mentiras

Esta habilidad cuesta un poco aprender a manejarla pero viene dentro de nuestro ADN y es innata. ¡Ojo! No confundir con paranoia y mala fe, pero una mujer siempre podrá ver en los ojos de alguien (sobretodo de un hombre) ese asomo pérfido de una mentira. ¿Será por eso que somo las mejores mentirosas?

Cuando son malos polvos

Si, por más que tratemos de engañarnos y decirnos que pronto mejorará la cosa, cuando no nos convence, no nos convence. De nada vale tratar de convencer a las amigas...en el fondo de nuestro corazón, lo sabemos.

Si esto es algo que te preocupa. no dejes de ver estos hábitos sexuales que comparten las parejas felices y piensa si es tu caso.

¿Estoy gorda?

Si el pantalón no nos cierra y el espejo nos devuelve una imagen que nos cuesta reconocer pocas cosas quedan por decir. No hay necesidad de preguntarle a nadie, mucho menos al novio o tinieblo de turno y ponerlo en la incómoda situación de contestarnos. Uno sabe… uno sabe.

Cuando no nos quieren

Así luchemos por verles la mirada enamorada y por leer cada señal mínima como un gesto del mismo amor que nosotras les profesamos, siempre sabemos que es más un producto de nuestra imaginación que de una realidad. Asi que aceptémoslo mejor antes que después... simplemente, no nos quieren.

Ok, por si acaso aún tienes la duda, toma este test para saber si es realmente el amor de tu vida

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.