COMENTARIOS

Mujeres Fucsia: Cinco mujeres que viven por el arte

Revista Fucsia

Mujeres Fucsia: Cinco mujeres que viven por el arte Fotos: Juan Moore

Son galeristas, artistas o promotoras y han logrado un lugar en la escena artística del país gracias a sus proyectos personales o por impulsar nuevos talentos.

Estas 5 mujeres están sacando la cara por la escena cultural y artística del país. Ya sean galeristas, curadoras, promotoras o artistas, todas coinciden en la importancia de la mirada femenina en el ámbito cultural. 

Ana Mosseri

Artista plástica y galerista de MaCa

Ana Mosseri respira arte. Siguiendo el legado de su madre, Ana Mercedes Hoyos, hace un año creó la galería MaCa y está trabajando en una nueva serie que será exhibida en la Galería Nueveochenta. La clase de fundamentos de pintura que hasta hace poco dictaba en la Universidad de Los Andes, sumada al curso de arte abstracto que tomó recientemente en el MoMA, le abrieron otro espectro a la artista bogotana, que expuso por primera vez en 1997.

Hoy vive una fase experimental con aguadas sobre negro y óleos trabajados sobre lienzos sin preparar. La serie, que aún no tiene nombre, está inspirada en el verde de su finca en Guasca, Cundinamarca, igual que muchos de sus paisajes intimistas. “Me mueve lo pictórico y colorido, con mucha anécdota y con más intuición que reflexión mental”, dice. Ana sabe que va en contra de la corriente. Aunque reconoce que Bogotá se ha dinamizado con los dos ciclos de ArtBo y ArtBo Fin de Semana, se queja de la influencia de la abstracción del arte brasileño que, según ella, ha derivado en la pobreza de imagen.

Su experiencia con MaCa, la sala de exposiciones y proyectos artísticos que creó en 2016 al lado de Constanza Escobar y Catalina Sanint, le ha permitido encontrarse con artistas de muchas generaciones, como Freda Sargent, Margarita Gutiérrez o Ana María Rueda. “Ellas me cambiaron la perspectiva y me inspiraron para hacer un ciclo de mujeres en 2018”, concluye.

Alejandra Sarria

Curadora de Espacio Odeón

Para llegar a la oficina de Alejandra Sarria hay que subir cuatro pisos por una escalera de caracol. De paso, se puede ver la exposición colectiva Un puesto en la mesa, producto de la investigación que la curadora de Espacio Odeón hizo sobre la relación entre la comida y el poder. La comunicadora social y artista visual está donde quiere estar. Su recorrido por el Guggenheim Museum de Nueva York, en donde hizo una pasantía en curaduría y publicaciones, y la dirección del área de Proyectos Especiales de ArtBo, la tienen en lo que define como un momento de experimentación privilegiado. “Estoy en una etapa en la que puedo producir pensamiento desde el arte contemporáneo y eso me hace muy feliz”, dice.

Hace un poco más de un año empezó su debut como curadora y desde entonces está empeñada en avanzar más allá de las exposiciones individuales para aumentar la escala de los proyectos. “Quiero darle a Odeón un carácter más amplio para que deje de ser solo un espacio en blanco en donde exponen los artistas. Ahora nos pensamos como institución”. Cuando habla en plural se refiere a Tatiana Rais, la creadora y directora de este particular espacio ubicado en pleno corazón de la Avenida Jiménez, en Bogotá. Para hacer realidad su propósito creó una programación de cuatro ciclos. Además, dedica su tiempo a fortalecer la Feria Odeón, que este año llega a su séptima edición.

Claudia Segura

Directora de NC-arte

Cuando la española Claudia Segura conoció al curador José Roca en la Tate Modern de Londres, se interesó en el arte colombiano, pero nunca pensó que viviría en el país. La maestra en Teoría del Arte Contemporáneo de la Universidad de Goldsmiths llegó con la intención de quedarse un semestre en Bogotá y ya lleva seis años.

En 2015, después de escribir en algunas publicaciones especializadas, atendió el llamado de la escultora y exdirectora de NC-arte, Claudia Hakim, para trabajar como curadora en ese espacio reconocido por presentar proyectos site specific y por sus programas educativos que hoy son referente en Chile y México. Una cosa llevó a la otra. Hakim se fue a dirigir el MAMBO y Segura ocupó su lugar. Desde allí continúa con la línea que ella define como “arriesgada”, en la que exponen performances o videos, y combinan otras disciplinas como la arquitectura, el diseño, la tecnología, la antropología y la literatura. “Los espacios expositivos deben replantear su función y además dejar que el público se apropie de ellos”. Ahora está en pleno montaje de una pieza in situ creada por Los Carpinteros, un colectivo de artistas reconocidos por el humor y la sátira política. “Se llama Sala de lectura, y toma como referente las cárceles de Cuba que ahora son centros culturales”. La exposición, que se inaugura el 28 de octubre, sigue la línea del concepto de ´código y lenguaje’.

Karen Abreu

Directora de producción de Instituto de visión

En el barrio San Felipe, el llamado ‘Bogotá Art District’, en donde hay más de 13 espacios destinados al arte, sobresale una casa verde con pinta de todo menos de galería. Karen Abreu abre la puerta del Instituto de Visión, y es la bienvenida a un viaje de colores y formas. En este espacio, que creó con sus socias María Wills, Omayra Alvarado y Beatriz López, salta la diversidad.

En los cuatro años que han pasado desde su inauguración muy pocas veces han hecho exposiciones individuales ya que su filosofía es crear diálogos entre artistas de generaciones y geografías diferentes. La prueba es Podium, que reúne al colombiano Beltrán Obregón, al venezolano Luis Romero y al dominicano Engel Leonardo, un trío de latinoamericanos que cumple con la filosofía de hacer arte conceptual y para quienes la investigación detrás de la obra es trascendental. Pero como hay que desvirtuar el dicho que “del arte nadie vive”, desde su dirección de producción siempre viaja en busca de internacionalizar a sus representados: acaba de llegar de la Pacific Standard Time: Los Angeles/Latin America, en la que tendrán un espacio compartido con 20 galerías hasta enero de 2018. Además, se alista para la Feria Internacional Frieze en Londres, la Feria Internacional de Arte Contemporáneo de París (Fiac) y para ArtBo en Bogotá.

Juliana Restrepo

Directora de Idartes

Los días de Juliana Restrepo deberían tener más horas.

A la directora del Instituto Distrital de Artes le falta tiempo y le sobran ganas para atender las más de 10 reuniones que le programan en su despacho. “Tengo la posibilidad de conocer a personas o proyectos que no sabía que existían. Como es el caso del Festival de Usme que cumplió 15 años haciendo una labor maravillosa con los artistas de la localidad”, cuenta la publicista y filósofa, quien antes ocupó los titulares de prensa como la mujer que revitalizó al Museo de Arte Moderno de Medellín. Esta es su primera experiencia en el sector público. “Cuando me propusieron asumir esta responsabilidad fue difícil negarme, porque es importante dedicarle unos años de tu vida a la ciudad en la que vives”.

Antes de llegar a Idartes era la directora de la unidad cultural de Publicaciones Semana, y estaba enfocada en las artes plásticas. Ahora anda entusiasmada con la fusión que puede crear con la danza, el teatro, la música o el cine, en programas como Arte para la transformación social, que tiene que ver con el momento histórico que vive el país en el que la cultura adquiere relevancia en el trabajo con las comunidades. “Después de que un niño entra a un teatro, cuando sale ya no es el mismo, el contacto con los artistas le cambia la vida a cualquiera”.

Si esto te interesó, te invitamos a concoer otras MUJERES FUCSIA que no dejan de inspirarnos

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.