COMENTARIOS

Esto es lo que debes saber sobre la nueva línea de ropa de Rihanna

Fucsia.co

Esto es lo que debes saber sobre la nueva línea de ropa de Rihanna Rihanna es la mejor modelo de su colección realizada con Fenty.

La polifacética artista presenta por primera vez una colección de ropa de lujo bajo la marca Fenty, creada de la mano de LVMH. Diseños con una silueta fuerte y confidente, para todo tipo de mujer.

Cuando le preguntan por su marca de ropa, Rihanna explica que ella es su propia musa y la define como ruda, intimidadora y audaz, adjetivos que van muy bien con su personalidad. “Quiero que todo el mundo la use, pero que también sea perfecta para mí”, dijo en una entrevista.

Para el lanzamiento se remodeló un edificio en una de las callecitas del barrio Le Marais. Esta, su primera colección bajo el auspicio de la casa Louis Vuitton, es en realidad la quinta oportunidad en la que le presta su talento a la industria de la moda, si se toma en cuenta las cuatro que diseñó para Puma, marca que pertenece al grupo Kering.

Su pasión por la moda le viene de su madre, Monica Braithwaite, pero en realidad este nuevo reto es una excusa para vender lo que ella llama su “sonido”, por eso lo denominó Project Sound. Excluyendo el calzado y la joyería, su proyecto se compone de 36 prendas que oscilan entre los 200 y los 1.100 euros, que cuesta una gabardina reversible. Estos precios son más asequibles que los de Vuitton, pero igualmente aspiracionales. Las tallas son incluyentes: van hasta la 46 francesa (12 colombiana), y el corte es generoso, por tanto, son muy flexibles. Esto se debe a que Rihanna es una mujer con curvas y sabe que las prendas demasiado ajustadas no son favorecedoras. “Si yo no las puedo usar, no van a funcionar”, dice esta millennial que además, entiende qué le gusta a las jóvenes de su generación y por eso todo lo que hace obtiene el éxito inmediato. La plataforma creada por LVMH es tal vez una de las mejores del mundo en cuanto a diseño, mercadeo y distribución, según el analista Mario Ortelli.

Autora de ocho álbumes, con el noveno en camino, y una fortuna de cerca de 260 millones de dólares, es catalogada como una de las mejores cantantes del mundo. Por eso es fácil entender que haya convencido a Bernard Arnault, dueño de la marca Louis Vuitton y el cuarto hombre más rico del planeta, para que la apoyara en esta aventura. Además, existía un precedente. En 2017 fue todo un éxito comercial con Fenty Beauty, y en pocos meses alcanzó el medio billón de euros en ventas.

Originaria de la isla de Barbados, hace gala de su origen con numerosos amuletos que forman parte de su estilo. Pero, tal vez, lo que más llama la atención son sus ojos color avellana, alargados, como los de un gato. Tiene una mirada directa que combina con cierto candor. Su boca, como la de cupido, causa un efecto magnético.

Ella se considera una fanática de los detalles y eso se refleja en cada pieza de la colección. Son prendas sin logos, pensadas para mujeres “hechas y derechas”, y con toques muy femeninos mezclados con looks masculinos. Se van a distribuir “por gotero”, es decir en pequeñas cantidades, en determinadas tiendas, como lo hacen las marcas de culto; y no van a hacer desfiles. El modelo de negocio que tiene pensado consiste en producir y vender inmediatamente, nada de esperar seis meses para poder comprar. “Con Fenty, uno mira, compra y lo viste”, dice. La colección salió a la venta a finales de mayo y, fiel a su ADN, será una marca definida por los cambios de estética, como su creadora. Con 71,2 millones de seguidores en Instagram, Rihanna es una de las influenciadoras de moda más poderosas y efectivas del mundo. Inmigrante, de raza mixta y con una perspectiva muy personal, les aporta su herencia negra, blanca y latinoamericana a sus diseños.

La primera vez que trabajó con el grupo LVMH fue en una campaña para Dior, y más tarde diseñó una colección cápsula de anteojos. Cuando el grupo Kering vendió Puma, ella fue quien le propuso a Arnault que la comprara. Ha resultado ser una impresionante mujer de negocios. Es la primera celebridad que ha desarrollado una marca para una casa con tanto renombre como Louis Vuitton. Fenty se caracteriza por enviar un mensaje de diversidad e inclusión, y además es una empresa que le apuesta a una celebridad y no a un diseñador, si importar el riesgo. Para LVMH el valor está en su talento innato y en su inteligencia. Así como Coco Chanel, quien no era diseñadora, logró crear un estilo propio, y el nombre Chanel ha sobrevivido en el tiempo a partir de un modelo de negocio diferente.

Rihana está construyendo su imperio. Con su estilo disruptivo, la seguridad en sí misma y la tranquilidad de una mujer empoderada, diseñó un ambiente creativo que ella puede cambiar en cualquier momento. Así, como cambia todo hoy en día.

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.