COMENTARIOS

¿Por qué todavía se celebra el Día del Orgullo Gay?

Fucsia.co

¿Por qué todavía se celebra el Día del Orgullo Gay? foto: EFE

El panorama de la comunidad LGBTI avanza, pero todavía es sombrío. Sin posibilidad de adopción, perseguidos, asesinados y discriminados en muchos países, la sociedad mundial aún tiene con ellos una cuenta pendiente.

El 28 de junio se celebra el Día del Orgullo Gay, una fecha para reivindicar los derechos de gais, lesbianas, bisexuales y transexuales e instar al resto de sociedad a que practique la tolerancia y la igualdad con este colectivo que lleva siglos sorteando la discriminación a nivel mundial a causa de su orientación sexual.

La conmemoración tiene su origen en los disturbios de Stonewall, un bar en el neoyorquino barrio de Greenwich Village, el 28 de junio de 1969. Ante una redada policial para arrestar a homosexuales, las personas presentes en el local se rebelaron contra los abusos policiales. Esta movilización dio pie a una serie de protestas ciudadanas, marcando el inicio del movimiento de liberación homosexual.

Este año, la fiesta del Orgullo Gay está de doble celebración. El  Tribunal Supremo de Estados Unidos acaba de declarar inconstitucionales las leyes que prohíben el matrimonio homosexual en varios estados.


Foto: Ingimage

La sentencia de la Corte falla a favor de la legalización de la unión marital entre parejas del mismo sexo en todo el territorio, un hito histórico que anula la capacidad de los estados para prohibir el matrimonio gay.

Estos son los tres motivos por los que, en pleno siglo XXI, sigue siendo necesario celebrar este día:

1. Porque ser homosexual todavía es un delito.

Según el informe más reciente de ILGA, la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales y Personas Intersex (LGBTI), existen 78 países a nivel global que penalizan las relaciones consensuales entre personas del mismo sexo con cárcel, rotura e incluso la muerte.

En países como Irán, por ejemplo, la homosexualidad se castiga con latigazos. En Argelia, con penas de cárcel, y cadena perpetua en Bangladesh. En Mauritania, Arabia Saudí, Sudán o Yemen, la normativa concibe la pena de muerte para el adulto homosexual. En Rusia, se puede pagar elevadas penas de prisión solo con el hecho de ser "muy cercano" a una persona del mismo género.

En otros tantos países, la legislación habilita a las autoridades a perseguir y castigar a cualquier persona que promocione los derechos de la comunidad LGBTI. Uganda, por ejemplo, está en vistas de aprobar una normativa que incluya esta consideración, y que, además, castigue con penas de prisión a quienes no denuncien a los homosexuales ante la policía.

En otros puntos del mundo que no cuentan con leyes que criminalizan las relacione homosexuales, el problema sienta sus bases en la persecución, ataques y abusos de la que son víctimas toda la comunidad LGBTI. 'Mujeres transgénero, las más violentadas entre la comunidad LGBTI'

En Colombia, de acuerdo con el último informe de la ONG Colombia Diversa, en 2013 se registraron 194 casos de violencia hacia la población LGBTI, con un considerable aumento en 2014 cuando fue de 246.

Entre 2013 y 2014 se registró 164 homicidios,
222 casos de violencia policias y 32 amenazas contrra la vida y la integridad de estas personas, dice el mismo informe.  (Lee  también '10 logros de la comunidad LGBTI en Colombia')


2. Porque la orientación sexual todavía es motivo de discriminación.

En 1996, la Corte Constitucional de Colombia emitió la sentencia CO98 por la que se prohíbe cualquier tipo de discriminación a una persona por su orientación sexual.

Muchos países a lo largo y ancho del planeta cuentan con legislaciones similares que protegen a la comunidad LGBTI en este sentido.

Sin embargo, la realidad es otra. Un estudio realizado por el investigador de ESADE Business School Ben Capell concluyó que casi un 60% de las personas homosexuales, transexuales o bisexuales han vivido algún tipo de discriminación u hostilidad en su trabajo durante los dos últimos años.

La discriminación no solamente es en las acciones, la falta de oportunidades laborales sino en el uso de la palabra. Llamar a cualquier persona con palabras salidad de tono también constituye una forma de discriminación y de agresión.

 
3. Porque el interés superior del niño no se respeta.

Esto implica que cualquier decisión, ley, o política que pueda afectar a la infancia tiene que tener en cuenta qué es lo mejor para el niño. Los niños son sujetos del derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo. Es decir, tienen derecho a vivir en condiciones sostenibles que permitan un desarrollo adecuado. (Lea también 'Ser padre y homosexual en Colombia')

Si se tienen en cuenta todos estos preceptos, los menores de edad tienen derecho a contar con un núcleo familiar que les proteja y les proporcione estabilidad.

¿Qué pasa entonces, por ejemplo, con todos esos niños huérfanos o con familias disfuncionales que no pueden encargarse de ellos, y a los que, por lo tanto, no se les está reconociendo el derecho a la vida, la superviviencia y el desarrollo? Lee el artículo '¿Si o no a ala adopción gay?'

Teniendo en cuenta la normativa internacional mencionada, la adopción por parte de parejas homosexuales debería concebirse como una posibilidad, bajo los mismos preceptos y exigencias que se ponen en práctica cuando un matrimonio heterosexual quiere adoptar.

Por ahora, Colombia sólo ha avanzado en este tipo de legislación otorgando la posibilidad de adopción cuando uno de los dos miembros de la pareja es el padre biológico del menor.  Lee el artículo '¿Y qué opinan los hijos de las parejas homosexuales?'

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.