COMENTARIOS

El mundo, contra la esclavitud del siglo XXI

Fucsia.co

El mundo, contra la esclavitud del siglo XXI Foto: Ingimage

El 23 de septiembre se erige cada año como el Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, pues aún queda mucho para erradicar de esta violencia de las que son objeto miles de mujeres y niñas a lo largo del planeta.

Se celebra el Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, una fecha significativa para alertar que aún es necesario luchar contra esta afección de la que son víctimas millones de personas a lo largo del planeta, en especial mujeres y niñas.  

La esclavitud del siglo XXI, en el que se enraíza la explotación sexual hacia las mujeres, afecta a más de 132 países, según el último informe mundial de 2012 de  la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y Delito (UNODC). Es además el tercer negocio más lucrativo en el mundo, solo por detrás del tráfico de drogas y de armas. La agencia de la ONU estima que al año mueve más de 32.000 millones de dólares.

Las formas de explotación que enraíza el fenómeno de la trata y el tráfico de personas son múltiples, desde la laboral, hasta la sexual; esta última la más frecuente, con más del 58% de casos reportados, indica Naciones Unidas. También la servidumbre, tráfico de órganos o el empleo de niños para la mendicidad o la guerra.

La trata no entiende de condición social o de género; sin embargo, son las mujeres con las que más se ensaña esta realidad en su dimensión de explotación sexual, que implica el sometimiento de estas por parte de una tercera con el fin de sacar un provecho de carácter, o bien sexual o bien económico. Entre 2007 y 2010, representaron entre el 55% y el 60% de las víctimas detectadas, según UNODC. Si bien, esto es solo la punta del iceberg, pues la mayoría no denuncia su situación.

Este es el caso de Colombia, que no cuenta con cifras precisas sobre el número de víctimas de explotación sexual, a pesar de ser un país origen, de tránsito y destino del tráfico de personas, según detalló un informe realizado en 2013 por la Women's Link Worldwide.

El conflicto armado y la situación económica desigual son las causas determinantes del mantenimiento de esta realidad en territorio colombiano, tipificado por el derecho internacional como delito de lesa humanidad.  Y es que en el marco de conflictos armados, las niñas y mujeres son habitualmente el blanco de la violencia basada en género, lo que implica violaciones, mutilaciones, prostitución forzada y esclavitud sexual.

En lo que respecta a la trata de personas, término que implica necesariamente la explotación,  la zona de Valle del Cauca es el departamento que más víctimas suma, con un 41%. Seguido de Antioquia y Risaralda, con un 22% y 13%, respectivamente, según datos de la Fundación Marcela Loaiza. Sin embargo, de estas cifras no se conoce el número exacto que corresponde a mujeres y cuales a hombres.

Lee el artículo Emma Watson alza su voz a favor de la igualdad de género

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.