COMENTARIOS

¡Liberen a los pezones!

Fucsia.co

¡Liberen a los pezones! Foto: AP

Rihanna es la última celebritie en unirse a la campaña #FreetheNipple, con ese traje en el que apareció semidesnuda en los premios del CFDA. Todo nace a partir de una protestar por el sexismo y la censura de la famosa red Instagram.

Rihanna nos tiene acostumbrados a los looks exagerados y arriesgados en sus apariciones públicas. Pero, sin duda, el estilismo que eligió para recibir el premio de Icono de Moda 2014 otorgado por el CFDA (siglas para el Council of Fashion Designers of America) superó cualquier expectativa. La cantante apareció en la entrega de los galardones ataviada con un vestido –o con un no vestido-, transparente, confeccionado por Adam Selman con cristales de Swaroski que dejaba al descubierto su anatomía casi al completo, pechos incluidos.

Su osadía responde a una estrategia bien pensada por la que Rihanna ha estado apostando a modo de reivindicación desde que Instagram eliminara unas fotografías suyas en las que aparecía en topless: protestar contra la censura que impone esta red social a las fotografías que muestran senos o pezones.

Recientemente, Scout Willis, hija de los actores Bruce Willis y Demi Moore, publicó unas instantáneas en su cuenta personal de Twitter paseando sus pezones por las calles de Nueva York. Junto a la fotografía, la joven de 22 años incluyó un mensaje contundente: “Legal en NYC, pero no Instagram. #FreeTheNipple”, que se viralizó en la red en cuestión de horas.


Una de las fotografías subidas por Scout Willis bajo el hashtag #FreeTheNipple

La campaña que está trás del hashtag #FreeTheNipple (en español, liberen el pezón) no es nueva. Sin embargo, el impulso que ha recibido la iniciativa en los últimos días por parte de estas dos mujeres ha vuelto a reavivar la polémica sobre la doble moral que mantiene Instagram en lo que respecta a su política de uso y su radicalización en su cruzada contra la libertad de expresión, especialmente cuando las fotografías exponen el cuerpo femenino.

De hecho, Scout Willis fundamenta gran parte de sus consideraciones sobre la arbitrariedad de Instagram remitiéndose a una de las cuentas que alberga esta red social. El mencionado perfil pertenece a Dan Bilzerian, un jugador de póker profesional al que le gusta alardear de su vida de lujo y su gusto por las mujeres aportando fotografías de alto contenido sexual, sexistas muchas de ellas, o en las que se pueden ver pezones. Eso sí, escondidos tras un icono que este añade antes de subirlas o tras pistolas reales (Bilzerian es también un fanático de las armas, afición que tampoco se priva de mostrar al mundo a través de su cuenta). En la actualidad, su perfil en Instagram cuenta con más de dos millones de seguidores.

Los términos de uso de Instagram prohíben “subir imágenes u otro tipo de contenido violento, que muestre desnudez completa o parcial, discriminatorio, ilícito, transgresivo, de odio, pornográfico o sexualmente sugestivo vía este servicio". A este respecto, la iniciativa #FreeTheNipple se alza como una plataforma a través de la que denunciar las restricciones al desnudo que impone la red social y que, en ningún caso, parecen regularizar a todas las cuentas que esta alberga.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.