COMENTARIOS

'Dad bod', la tendencia creada por una mujer para no sentirse tan insegura

fucsia.co

'Dad bod', la tendencia creada por una mujer para no sentirse tan insegura foto: Pinterest

La tendencia 'Dad Bod', que aboga por los hombres con cuerpos de papás, sienta sus raíces en la premisa de que las mujeres se sienten atraidas por ellos porque las hacen sentir más seguras de si mismas.

Mackenzie Parson, una estudiante de biología de la Universidad de Clemson, Estados Unidos, publicó un artículo en la revista The Odyssey en el que abogaba por los 'hombres con cuerpo de papás' o 'Dad Bod', la nueva tendencia en atractivos masculinos.

Pero, ¿a qué se refiere el término? Son hombres que hacen gala de un "perfecto balance entre un estómago cervecero y el ejercicio físico. Es el que alega que va a al gimnasio ocasionalmente y no se priva de beber durante el fin de semana  y comer pizza. No es el tipo con sobrepeso, pero tampoco el que tiene los abdominales", indica Parson en su artículo.

La aparición del 'Dad bod' ha suscitado diversas reflexiones sobre por qué resulta tan fácil normalizar las formas dispares del cuerpo masculino; todo lo contrario a lo que sucede con el femenino. "Parece que todos han vivido ajenos al juicio diario al que las féminas son sometidas en los medios de comunicación”, dice la periodista Marita Alonso en el portal español Vanitatis.

La bloguera Sarah Sweatt Orsborn es otra de las autoras que se han sumado al debate. En su columna del Huffington Post se plantea la pregunta de: "Si se acepta el Dad Bod, ¿qué pasa con el Mom Bod (cuerpo de la madre, en español)?". Swearr añade que "a los hombres se les permite tener ‘cuerpos de papá’ y segur viéndose tiernos y atractivos precisamente porque su valor no está intrínsecamente relacionado con su apariencia como ocurre con las mujeres”.

"Nosotros también padecemos las presiones de la perfección; tener un cuerpo esbelto; ser musculosos… sufrimos al ver que se nos cae el pelo o que nos hacemos viejos", asegura Mario González Cardoso, periodista español de 30 años.

Sin embargo, el joven reconoce que un hombre es menos víctima de la estigmatización social por no regirse por los cánones de belleza establecidos que una mujer. “Puede ser que se nos juzgue menos por nuestra apariencia, y, por lo tanto, seamos más indulgente con nosotros mismos. A las mujeres se las pone demasiado peso encima con eso de la belleza. Pero también se lo ponen ellas”.


El actor Vince Vaughn, otro exponente del 'cuerpo de papá'. foto: Youtube

En su artículo, Mackenzie Parson brinda, asimismo, razones por las que justifica su predilección por  este tipo de cuerpos masculinos:

1. No son intimidantes. "pocas cosas son peores que tomarte una foto en traje de baño. Una de ellas es tomártela al lado de un hombre en buena forma. No queremos un hombre que nos haga sentir inseguras sobre nuestro cuerpo, ya estamos suficientemente inseguras sin ellos".

2. Nos gusta ser las guapas de la relación.
"nos encanta ser el centro de atención. Nos gusta vernos delgadas y cuanto más grande sea el tipo, más delgadas nos sentimos".

3. Mejores compañeros para acurrucarse. "nadie quiere acurrucarse con una roca. Punto", en referencia a la flacidez del ‘Dad Bod’ y a la comodidad de esa, en comparación con un hombre que es puro músculo.

4. Tienen buen apetito. "no les importa lo que comen porque comen de todo".

5. Sabes lo que te estás llevando a casa
. "las mujeres tienen a imaginarse el futuro con el hombre con el que salen. Así que, si él tiene un cuerpo de papá, conservará el mismo cuerpo con los años".

Estos razonamientos son otro de los puntos sobre los que ha girado el debate sobre la pertenencia de la tendencia del ‘Dad Bod’. Y es que, la mayoría de justificaciones que brinda Parson, por no decir todos, se basan en una única premisa que no deja muy bien paradas al género femenino: las mujeres necesitan hombres menos atractivos a su lado para no sentirse inseguras con ellas mismas.

Esta premisa confirma la presión de la que son víctimas muchas féminas debido a los férreos cánones de belleza que impone la sociedad. "El problema con el ‘Dad Bod’ no es lo que dice sobre los hombres, sino lo que dice sobre las mujeres y cómo las tratamos", indica Brian Moylan en el TIME.

Como toda tendencia que se precie, el ‘Dad bod’ tiene su máximo representante en Leonardo Dicaprio. El actor de 40 años ha ido perdiendo con el paso de los años el cuerpo musculoso y tonificado del que hacía gala en películas como 'Romeo y Julieta' o 'Titanic'. Pero su incipiente barriga y su silueta más oronda no le quitan un ápice de atractivo: es uno de los inamovibles de las listas de ‘Hombres más guapos’ que anualmente realizan las revistas como People o Heat.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.