COMENTARIOS

¡Ajá! A quitarse la papada

Revista Fucsia

¡Ajá! A quitarse la papada Sencillos ejercicios desde casa pueden contribuir a que disminuyas o cultes este molesto defecto físico. (Foto: Thinkstock)

Cada vez que te miras al espejo o que el cuello te aprieta cuando te pones una blusa o un suéter de corte alto, una sensación te atenaza. Esta protuberancia que sobresale por debajo de la quijada exige medidas como el cuidado estético y el ejercicio. ¡Fuera papada!

Esa masita colgante que tanto afea el óvalo de la cara es realmente decepcionante. La papada hace que muchas personas se sientan mal. Cada vez que se miran al espejo o que el cuello les aprieta cuando se ponen una blusa o un suéter de corte alto, esta sensación los atenaza.

Aparece, entre otras cosas, por el exceso de peso, la conformación anatómica y la edad. Aunque muchas personas tienen este problema, son los hombres quienes muestran una tendencia a acumular grasa en el cuello casi con la misma facilidad con que lo hacen en el abdomen. Sin embargo, es a las mujeres a quienes les preocupa más ver la aparición paulatina de la papada, más todavía por cuanto hay muchas prendas que se ven muy mal cuando ésta no se puede ocultar.

Pero no son solamente las personas que presentan sobrepeso las afectadas, los flacos también tienen papada, y ésta se debe a la configuración de la mandíbula y la garganta. Cuanto menos definido es el ángulo entre el hueso de la mandíbula o maxilar inferior y la línea del cuello, es más probable que aparezca esta protuberancia.

La edad también aumenta las posibilidades de tener papada; la piel comienza a perder su elasticidad entre los 40 y los 50 años, y aunque se tengas un buen estado físico y los músculos sean firmes puede aparecer.

Quítate ese peso de encima

La mejor manera de evitarla es empezar a cuidarte antes de cumplir los 40. Y esto se logra hidratando a diario la piel de la cara y el cuello. Ponte en esta zona una crema facial y por la noche la misma nutritiva que utilizas para el rostro. Lo ideal es que contengan retinol o vitamina C, que previenen el envejecimiento de la piel gracias a su efecto tensor. Igualmente, según el tipo de piel y previa consulta a un especialista, es indicado hacerte un peeling cada cierto tiempo y después de éste aplicarte una mascarilla hidratante o tonificante.

Hay una serie de ejercicios que, además de que resultan muy sencillos y fáciles, se deben practicar diariamente para tonificar los músculos de la parte baja del rostro y del cuello. Trata de caminar siempre con la barbilla erguida y los hombros hacia atrás. Pero el mejor método para eliminar la papada es mantener una alimentación balanceada que disminuya el consumo de alimentos que aportan alto contenido de grasas y azúcares simples, como carnes grasas y productos de panadería y confitería, y aumenta el de frutas y hortalizas, además de beber abundantes líquidos, agua, infusiones y jugos.

La cirugía plástica
Es un recurso que resuelve el tema rápidamente, pero no el primero al que se debe apelar. El tipo de intervención que se realiza depende de la naturaleza de la papada. Cuando se debe al exceso y flacidez de la piel se realiza un estiramiento, llevándola hasta el surco retroauricular, por detrás de las orejas. Si el problema radica en los músculos, éstos se tensan hacia atrás o hacia adelante, según sea el caso, buscando desaparecer las cuerdas o bandas musculares.

Pero si la grasa es la causante de la papada, para eliminar el tejido adiposo generalmente se utiliza la lipoaspiración, intervención que depende del tipo de cuello que se tenga. Cada persona necesita una solución distinta, adecuada a sus características orgánicas. Es una cirugía superficial que se puede hacer con anestesia local, aunque algunas personas prefieren la anestesia general.

Pero quizá se ha dejado algo muy importante de lado en esto de la papada, y es insistir en que si hay sobrepeso, en la mayoría de los casos el hecho de volver al peso normal hace que la papada se reduzca considerablemente, pero hay que usar productos remodeladores y tensores para que esa área no se vuelva flácida.

Por lo tanto, tratamientos, como la lipoescultura aplicada a esa área, funcionan mejor cuando solamente hay exceso de grasa y no exceso de grasa y piel, porque si el exceso es exclusivamente de piel esta medida no es la solución.

La liposucción en la barbilla es una operación sencilla que por lo general sólo requiere anestesia local. Pero tiene el inconveniente de que hay que colocar una banda en la barbilla, alrededor del contorno de la cara. Si hay exceso de piel y grasa se requiere cortar la piel con una operación o el uso de algunos tratamientos láser.

Maquillaje, ejercicio y usos
Disimúlala aplicando un corrector oscuro en esa zona antes de ponerte la base, o bien, coloreando esa parte para hacer resaltar el óvalo de la cara por debajo de la barbilla y hasta las orejas.
Ejercicios como pronunciar las vocales del alfabeto: a - e - i - o - u, muy lentamente y exagerando la vocalización de cada letra durante algunos segundos son efectivos. 
Fortalece los músculos del cuello rotando la cabeza de izquierda a derecha, intentando mantener las orejas pegadas al cuerpo, muy despacio y suavemente, unas cuatro veces en una dirección y otras tantas en la contraria.
Nada expone más una papada que una prenda con cuello demasiado apretado. Evita los anchos y los redondos.
Con la ropa deportiva prueba cuellos abiertos y nunca uses los tipo tortuga. Cuanto más oscuro sea el color de la ropa sobre la línea del cuello, mejor.
Córtate el pelo. Largo, a la altura de la mandíbula, empeora las cosas. Es preferible llevarlo corto.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.