COMENTARIOS

Alergias que caminan

Alergias que caminan Alergias que caminan

Las mascotas son para muchas personas sus mejores amigos y la compañía que más disfrutan pero esto no evita que puedan producir alergias. Aprende a controlarlas.

Si adoras a tu gato o si tu perro te enternece pero definitivamente no puedes pasar mucho tiempo junto a ellos porque de inmediato comienzan los estornudos, la irritación de los ojos, la hinchazón o la rinitis, entonces estos 5 tips para controlar las alergias te interesan:

Limpieza constante. Siempre y después de que toques a tu mascota o juegues con ella lávate las manos idealmente con un jabón antibacterial. Además evita tocarte la cara por un buen rato. Esto ayudará a que las partículas y células de la piel del animal, así como su pelo, entren en contacto directo con la zonas más sensibles de tu cuerpo.

Peinado continuo. Independientemente de que tu mascota tenga el pelo corto o largo es necesario que lo peines constantemente para remover el exceso de pelo. Con dos o tres veces que lo hagas por semana estará bien, aunque debes tener cuidado con el tipo de cepillo que uses porque si es muy áspero lo puedes maltratar y causarle caspa, lo que podría empeorar tu alergia.

En las tiendas especializadas encuentras una gran variedad de cepillos y te recomendamos usar un tapabocas si definitivamente esta actividad te produce molestias.

Cada uno en su cama. Todas sabemos que no hay nada mejor que dormir con la mascota y sentir su calor, sin embargo si lo que quieres es evitar las alergias entonces tendrás que hacer el sacrificio de dormir sola y enviar a tu perro o gato a su cama. Esta sugerencia tiene que ver con que los muebles recogen con más facilidad el polvo y el pelo de las mascotas por lo que tan pronto entres en contacto con ellos pues volverán los síntomas.

Este tip es indicado para la cama y las sillas en las que permaneces con mayor frecuencia. El consejo de los expertos es lavar las sábanas y los tendidos por lo menos una vez a la semana y aspirar los muebles con la misma frecuencia. Además hacer lo propio con los de tu perro o gato.

Adiós pelos. Tengas o no tapete en tu casa, procura aspirar por lo menos dos veces por semana para retirar los pelos que a diario suelta tu mascota. En cuanto a la limpieza de la alfombra, también es indispensable pasarle un cepillo con jabón líquido para no sólo retirar las partículas y el polvo sino para desodorizar los ambientes. Puedes utilizar un producto antiácaros.

Un bañito. No es cierta aquella creencia que dice que los animales no se ensucian cuando permanecen en la casa pues aunque no salgan a la calle ellos están permanentemente absorbiendo polvo y liberando pelo y partículas de su piel. Por esta razón es necesario que bañes a tus mascotas con frecuencia con productos especialmente diseñados para ese fin. Los veterinarios, dependiendo del tipo de raza, recomiendan hacerlo por lo menos una vez al mes. Consulta con ellos cuál es el tiempo adecuado específicamente para tu perro o gato.

Un truco adicional: adiciona al agua con la que vas a enjuagarlo una cucharadita de suavizante para ropa. Esto te ayudará a controlar un poco el pelaje que suelta a diario.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.