COMENTARIOS

Ayuverda, una medicina personal

Ayuverda, una medicina personal Foto: Thinkstock

Originaria de India, la ayurveda es una medicina integral que previene enfermedades y favorece la longevidad. Especialistas la han catalogado como “la madre de todas las medicinas”.

El término ayurveda corresponde a una expresión sánscrita en la que ‘ayur’ se refiere a la vida y la longevidad y ‘veda’ quiere decir conocimiento o ciencia, lo que se define como una ciencia que permite la extensión de la vida o el favorecimiento de la misma. Su origen se remonta a la India antigua, hace más de cinco mil años, y desde entonces muchos especialistas en terapias integrativas la han catalogado como “la madre de todas las medicinas”. La ayurveda parte de un principio muy importante según el cual en todo individuo existe la capacidad de generar autorregulación, por eso, busca dar ese equilibrio de fuerzas individuales para que los pacientes mejoren su salud y calidad de vida.

Saber para sanar
El doctor Juan Carlos Herrera es especialista en Medicina Sintergética, una variable de las medicinas integradas (erróneamente denominadas ‘alternativas’) que reúne aspectos de varias de ellas, como acupuntura, bioenergética, medicina tibetana, sanación y, por supuesto, ayurveda, entre otras. Para él, se trata de una terapia que ofrece muy buenos resultados a los pacientes en la medida en que se ocupa de todo el ser, partiendo de la premisa de que ninguna enfermedad es un hecho aislado. En la ayurveda los pacientes se clasifican de acuerdo con su dosha. Las doshas son una serie de características, físicas externas de acuerdo con su complexión, e internas que tienen que ver con sus reacciones emocionales y síntomas, y son una constitución del individuo que le permite manifestarse de una manera u otra. Tiene que ver, también, con sus emociones y su forma de comportarse

Existen tres doshas básicas: Vata, Pitta y Kapha (ver recuadro), pero también pueden combinarse entre sí y una persona puede tener dos e incluso las tres doshas. Adicionalmente, la medicina ayurveda, identifica cinco elementos: aire, fuego, agua, tierra y éter que interactúan entre sí y ejercen una influencia sobre cada una de las doshas generando reacciones en diferentes órganos o puntos clave del cuerpo.

Dime lo que comes…
Cada persona nace con esa dosha o constitución y lo que busca la ayurveda es que aprenda a identificar y manejar sus puntos débiles y balancear sus características. En este aspecto, la ayurveda se ocupa de dos temas clave: la alimentación y los sistemas de excreción, a los cuales denomina malas compuestos por la orina, material fecal y sudor, los cuales deben estar funcionando regular y adecuadamente.

En cuanto al tema de los alimentos, en la ayurveda no hay alimentos malos ni buenos, sino aquellos que le convienen más a unas personas que a otras según la influencia de las doshas. Por lo tanto se deben consumir más que otros sin desterrar ningún grupo de alimentos de la dieta diaria. Los medicamentos y plantas empleados en los tratamientos ayurvédicos deben elaborarse de una manera determinada, tener un origen particular, etc. para que los resultados sean los esperados y se logre ese equilibrio interior.

Para llegar a un diagnóstico, el médico debe partir de varias herramientas, comenzando por un interrogatorio profundo al paciente sobre sus antecedentes de salud, su entorno personal, sus emociones, seguido de un examen físico, una observación de su lenguaje corporal y la identificación de los ‘pulsos’, que son los que identifican hacia qué dosha está más inclinada una persona. Incluso una observación detallada de zonas como la lengua del paciente puede dar mucha información acerca de los síntomas que lo aquejan.

Un asunto serio
El doctor Herrera explica que la medicina es una sola, pero tiene varias facetas y visiones y hoy en día se ha avanzado notablemente en cuanto a la percepción que se tiene de otras terapias que, como la ayurveda, son reconocidas como formas de tratamiento válidas que no riñen con la medicina occidental, e incluso, pueden trabajar de la mano para lograr los mejores resultados para los pacientes. “No se trata de una historia opuesta a la de la medicina tradicional de Occidente, sino que se ha desarrollado paralelamente e integrada”. Incluso, hoy en día las medicinas integrales son consideradas como un área más del conocimiento médico, que cuentan con un respaldo académico.

En las facultades de medicina más reconocidas se ha vuelto una especialidad de alto nivel como cualquier otra en donde los estudiantes (médicos graduados) deben investigar a fondo y formarse para poder ejercerlas. Esto le da a los pacientes un punto de referencia importante para no caer en manos poco idóneas. Añade que existe un valor muy importante en este tipo de medicinas milenarias y es precisamente ese, el tiempo, que ha hecho que se avalen por sí solas y que además se vayan enriqueciendo y perfeccionando. Son terapias que se llevan haciendo desde hace cinco mil años con resultados demostrados, y eso es un respaldo muy fuerte.

Por otra parte, el prestigio y el reconocimiento que tienen éstas, ha hecho que incluso los gobiernos comiencen a incluirlas en sus programas de salud pública. “Casi podríamos decir que a estas alturas de la vida diga el que no quiere creer en las medicinas holísticas es como si no quisiera creer en el poder de una herramienta como Internet”. Concluye el doctor Herrera.
 
La trilogía de ‘doshas’

El siguiente es un cuadro de referencia que define las características principales de las tres doshas:

Vata
Compuesto por Aire y Éter
Características físicas : livianos, de contextura delgada, dificultad para ganar peso, metabolismo acelerado.
Características generales: buena memoria a corto plazo, movimientos rápidos, gusto por las nuevas experiencias, las nuevas personas, creativos, de mente rápida, facilidad de expresión verbal, adaptación a los cambios, sueño liviano.
Fuera de equilibrio: son nerviosos y ansiosos. Se agitan mucho mentalmente, sobrepreocupados, desconfiados, hablan demasiado rápido y tienen problemas de digestión.

Pitta
Compuesto por Fuego
Características físicas: contextura media, tendencia a las canas tempranas, la piel sensible. Digestión fuerte, ojos intensos, sueño profundo, puede necesitar más horas de sueño que la mayoría.
Características generales: muy inteligentes, organizados y precisos, buenos tomadores de decisiones, facilidad de concentración, preferencia por las rutinas, excelentes maestros.
Fuera de equilibrio: irritables, prejuiciosos, logran intimidar y pueden ser crueles o rudos con los demás.

Kapha
Compuesto por Tierra y Agua
Características físicas: contextura gruesa, pesados, dificultad para perder peso. Pelo grueso, piel suave, sueño profundo y necesita más de lo normal.
Características generales: amorosos y compasivos, buena memoria a largo plazo, relajados, les gusta guardar y coleccionar cosas, leales y solidarios.
Fuera de equilibrio: avaros, acumulan física y emocionalmente, demandan atención, pueden aferrarse a personas o rutinas. Tendencia a permanecer en relaciones negativas.




También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.