COMENTARIOS

Los 5 grandes beneficios de dormir

Fucsia.co

Los 5 grandes beneficios de dormir Foto: Ingimage

Conciliar el sueño es tan importante como comer saludable o hacer ejercicio. Es una actividad diaria imprescindible para que el organismo goce de buena salud y nuestra calidad de vida se incremente, entre otros beneficios. Aquí están los más importantes.

Ya sea por falta de tiempo, por la acumulación de estrés o por la excesiva carga de trabajo, en ocasiones no dedicamos suficientes horas a conciliar el sueño, a lo que se debe consagrar entre siete y ocho horas al día. “Mejorar el sueño durante la noche puede ser muy eficaz para mejorar la calidad de vida durante el día”, indica el doctor Alon Avidan, director del Centro de Desórdenes del Sueño de la Universidad de California, en declaraciones al periódico Huffington Post.

Dormir bien es una necesidad obligada para el organismo que actúa en pro de la salud a niveles diferentes, como han constatado investigadores de diversos estudios realizados de forma independiente. Estos son los cincos principales:

1. Mejora la memoria y potencia la creatividad. Según un estudio reciente impulsado por la Universidad de Notre Dame (Estados Unidos), dormir ayuda al desarrollo de la memoria, a reorganizar la información y extraer los datos inútiles que allí se almacenan. También fomenta la generación de ideas inéditas más creativas. Esto es se debe a que, durante el sueño, el sistema glinfático, encargado de depurar los espacios entre las neuronas a través del fluido cefalorraquídeo, se activa diez veces más que cuando estamos despiertos, fomentando que los residuos acumulados en las células cerebrales se eliminen de forma más eficaz.

2. El mejor secreto de belleza. La revista British Medical Jounal publicó un estudio elaborado por especialistas del Instituo Karolinska de Estocolmo (Suecia) en el que sostiene que la privación del sueño por largos periodos de tiempo repercute negativamente en la salud y en la imagen física.

Para demostrar la relación existente entre el sueño y la  belleza, tomaron a un grupo de 23 personas y las fotografiaron antes y después de dormir ocho horas seguidas. Posteriormente, repitieron las instantáneas pero, esta vez, manteniéndoles despiertas durante 31 horas. Y es que, las células de la piel se regeneran con mayor eficiencia mientras dormimos que en estado de vigilia.  

3. Un buen aliado para evitar el aumento de peso. Según recogió Wall Street Journal el año pasado, a propósito de una investigación sobre la relación entre engordar y falta de sueño, no dormir lo suficiente aumenta los niveles de grelina en el organismo. Esta hormona, además de estimular la secreción de la hormona del crecimiendo, es la responsable del incremento de la sensación de apetito. Por lo tanto, a menor sueño, más ganas de comer, lo que puede repercutir en un aumento de peso cuando esa necesidad fisiológica de alimentarse constantemente no se controla.

4. Un sistema cardiovascular más saludable. Otro de los beneficios que se asocian con el sueño es la disminución a desarrollar enfermedades cardiovasculares, como asegura el doctor Charles Czeisler, director de la división de medicina del sueño de la Universidad de Harvard, en una entrevista para el periódico The Boston Globe.

Esto se debe a que cuando no estamos despiertos, la presión arterial y la frecuencia y el gasto cardiaco disminuyen, lo que lleva al organismo a entrar en un estado de reposo. Así, el corazón descansa del estrés diario, ya que, durante la noche, está sometido a menor trabajo.

5. Incrementa la respuesta inmunológica. En palabras de Czeisler “las personas que duermen menos de siete horas al día son más propensas a desarrollar síntomas relacionados con la gripa”. Así lo demostró de forma paralela un estudio elaborado en conjunción por científicos de los Países Bajos y el Reino Unido del que se hizo eco la revista Sleep.

Los investigadores compararon el recuento de glóbulos blancos en 15 hombres en condiciones normales de sueño, por un lado, y sometiéndoles a una privación extrema de él, por otro. Al comparar la densidad de estas células en ambos caso, los científicos contabilizaron un incremento del número de un tipo de glóbulos blancos llamado granulocitos. Esta reacción del organismo puso de manifiesto que una noche sin dormir provoca que el cuerpo responda con una movilización desproporcionada de células inmunes.

El estudio concluyó que la falta de sueño hace al organismo más susceptible a las infecciones a causa de las perturbaciones que experimenta el sistema inmunológico.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.