COMENTARIOS

Mitos y verdades de la soja

Fucsia.co

Mitos y verdades de la soja Foto: Ingimage

En la oferta fitness del mundo, la soya o soja ha sido declarada un alimento indispensable, aunque algunos cuestionan sus propiedades. Descubre los mitos de la llamada 'carne de los campos'.

La soya o soja es una planta proveniente de Asia con altas propiedades nutritivas, reconocida especialmente por su alto aporte de proteína vegetal.

Su popularidad no sólo se extiende al grano -su estado natural-, sino también a suplementos vitamínicos a base de la planta, aceites y leches. En la dieta de la mujer es particularmente recomendada para aliviar los síntomas de la menopausia por contener una sustancia denominada isoflavona, que "sustituiría" los estrógenos que perdemos en esta etapa de la vida.  (Lea también La soya, el súperalimento)


La soja es llamada la 'carne de los campos' por su alto valor de proteína. Foto: Ingimage

La doctora Claudia Angarita, Nutricionista y Directora del Centro Colombiano de Nutrición Integral (CECNI), habla de los beneficios del consumo de la soya para la salud y desmitifica las consideraciones erróneas que se han difundido sobre la misma:

Mito 1: "Consumir soya puede producir cáncer de mama, esófago, estómago, páncreas e hígado":

FALSO:
En los últimos años las investigaciones sobre el consumo de proteína de soya y su relación con el cáncer han demostrado tener un efecto positivo ante la enfermedad. Estos beneficios se han relacionado con los fitatos, ácidos fenólicos e isoflavonas que contiene la soya.  Incluso, se ha probado que la soya tiene efectos antioxidantes y puede contribuir, dentro de una alimentación saludable, a reducir el riesgo de cáncer de mama, próstata y colon.

Mito 2: "El consumo de soya puede causar problemas intestinales":

FALSO:
La soya se ha relacionado con múltiples beneficios para la salud, algunos de ellos son su importante contenido proteico de alta calidad y digestibilidad que favorecen el crecimiento y desarrollo de los niños y adolescentes. Su contenido de fibra dietética ayuda a las funciones digestivas, y su  aporte de ácidos grasos esenciales, de lecitina y de fosfolípidos, son importantes en el metabolismo intermediario y ayudan a la movilización de las grasas.

Mito 3: "La proteína de soya puede contribuir a causar osteoporosis":

FALSO: Por su aporte de fito estrógenos o isoflavonas, se ha demostrado que la soya contribuye con la prevención de la osteoporosis.

Mito 4: "El consumo de soya no es apto para diabéticos":

FALSO: La soya regula la producción de insulina posprandial (después de comida). La proteína de soya tiene un papel importante en el control de la diabetes por su contenido de glicina y arginina, ya que estos dos aminoácidos tienden a reducir la resistencia a la insulina y por lo tanto controlan los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre.

También se ha demostrado que la ingesta de alimentos a base de proteína de soya dentro de una alimentación saludable en los pacientes con diabetes tipo 2, puede tener un efecto benéfico en los niveles de tensión arterial, colesterol y contribuyen al control de la hipercolesterolemia y la obesidad, enfermedades muy comunes en pacientes con diabetes.


También existe leche de soya entre otros productos que tienen esta planta como base de sus ingredientes. Foto: Ingimage

Mito 5: "La soya no tiene incidencia sobre el colesterol":

FALSO:
En los últimos años, estudios han revelado que la soya reduce la concentración de colesterol LDL y total plasmático. Incluir alimentos a base de proteína de soya reduce la concentración de colesterol total y el colesterol de baja densidad (LDL). La soya no es fuente significativa de grasas.

Otros beneficios de la soya:

1. Previene enfermedades crónicas y es considerada como un alimento valioso para incorporar dentro de la alimentación en el contexto de un plan de nutrición equilibrado en calidad y cantidad.

2. Cubre los requerimientos de aminoácidos indispensables en niños y adultos.

3. Debido a su bajo contenido de metionina mantiene bajos niveles de homocisteina, disminuyendo el riesgo de enfermedad cardiovascular.

4. La biodisponibilidad de la proteína de soya es similar a la de la proteína de huevo, que es considerada la proteína de mejor calidad.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.