COMENTARIOS

Cáncer de ovario, la enfermedad silenciosa

Fucsia.co

Cáncer de ovario, la enfermedad silenciosa Foto: Ingimage

Cada año se presentan 1.438 casos nuevos de mujeres diagnosticadas con cáncer de ovario en Colombia y en este mismo periodo mueren alrededor de 883 mujeres por esta enfermedad.

Hinchazón de abdomen, presión en la pelvis o dolor abdominal, dificultad para ingerir alimentos o sensación rápida de llenura al comer, son síntomas que frecuentemente son asociados a enfermedades digestivas o intestinales o a otras condiciones menos graves, pero también pueden ser las primeras manifestaciones del cáncer de ovario.

Este padecimiento, que el 8 de mayo conmemora su Día Mundial,cobra la vida de883 mujeres en Colombia y suele no ser diagnosticado a tiempo porque se confunde con otras enfermedades.

Para el doctor Javier Pacheco, jefe de servicio de oncología del Hospital San José y docente de la Fundación Universitaria Ciencias de la Salud (FUCS), aseguró a Fucsia.co, que "es necesario que se entienda que no existe un síntoma patognomónico (es decir un signo clínico que determine sin duda una enfermedad) para el cáncer de ovario. Por eso se debe acudir al médico"

Lo importante es que si una persona siente que si por ejemplo, la hinchazón o el dolor abdominal persisten por más de tres meses o si sabe que la persona tiene factores de riesgo, consulte a un médico para descartar cáncer de ovario”, indica.


Foto: Facebook Fundación Marion Jaimes
Esos factores de riesgo son:

1. Obesidad
2. Alteraciones en el sistema urinario
3. Mujeres sin hijos
4. Predisposición genética (que en su familia alguien haya padecido ese u otros tipos de cáncer)
Mujeres mayores de 50 años (aunque se han presentado casos de niñas con esta enfermedad)

La campaña "Somos más mujeres", iniciada en 2014 por la FUCS y el Hospital San José, ha ayudado a crear conciencia sobre este cáncer y apoya iniciativas como "Una voz para cada mujer", lema que destaca para 2015.

Según el doctor Pacheho, "el tratamiento más efectivo es la cirugía. Nada reemplaza la cirugía. No existe una posibilidad de cura si la cirugía no se hace correctamente y se obtiene la reducción completa del tumor. Si la cirugía no fue óptima esta mujer tiene más posibilidades de recaer. La piedra angular del tratamiemnto es la cirugía. A partir de la cirugía cerca del 80% de los casos van a tener que acompañar con quimioterapia", afirma.

"Podía quedar estéril a los 22 años"




Foto: Facebook Fundación Marion Jaimes

La imagen de la campaña en Colombia es Marion Jaimes, ex señorita Boyacá 2009, a quien en 2012 le fue detectada la enfermedad.  Marion habló con Fucsia.co sobre su proceso y acerca de la fundación que lidera.

Fucsia.co: Casi nunca se asocia a una reina de belleza con este tipo de enfermedades. Siempre se les ve como ejemplos de personas saludables, ¿cómo fue para ti enterarte de que padecías de cáncer de ovario?

Marion Jaimes (MR): Nunca imaginé que me fuese a dar a mi cáncer de ovario, siempre estuve prevenida por el cáncer de seno porque mi papá es sobreviviente de ello. Pero tres años después del reinado fui diagnosticada. Había padecido mucho de dolores abdominales, irregularidad en el periodo, pero los médicos me trataban como si tuviera alguna enfermedad relacionada con el colón. Cuando me hice los exámenes y me enteré del cáncer, tomé la noticia con mucha tranquilidad y con mucha fortaleza. Quería que mi familia sintiera que yo tenía fuerza para sobrellevar eso.

Fucsia.co: ¿Qué tratamiento decidiste seguir?

MR: Tomamos la decisión de sacar el ovario derecho con el tumor. El cirujano tomó en cuenta que yo le había dicho que quería ser mamá y se arriesgó a hacerme la cirugía de extracción. Después de ello me dijo que seguía teniendo residuos de cáncer y por eso tuve que hacer quimioterapia. Estuve casi un año, tuve 28 sesiones. En un principio me querían quedar todo, pero quedaba sin la posibilidad de tener hijos a los 22 años. Yo creo que todo pasa por algo y estoy agradecida con todo lo bueno y malo que ha pasado en mi vida.

Fucsia.co: Para alguien que de alguna manera estuvo relacionada con el mundo de la belleza, ¿fue fuerte asumir las secuelas que puede dejar la quimioterapia?

MR: Realmente la caída del pelo, por ejemplo, fue lo que menos me afectó. Yo nunca he sido tan vanidosa, a pesar de haber sido reina. Crecí de sudadera, en parques con mi familia. Nunca estuve pendiente del cabello y esas cosas. Cuando eso pasó, me ocurrió todo lo contrario a lo que normalmente pasa, a mí me gusta lo que veo en el espejo. En el momento en que me veo calva me gusta, me gusta la forma de mi cabeza. Me dio duro un poco las cejas, porque enmarcan el rostro. Pero me las aprendí a maquillar y no fue tampoco un mayor problema.

Fucsia.co: ¿Cuándo surgió la idea de la fundación?

MR: La Fundación Marion Jaimes salió desde el momento del diagnóstico. Allí empezó toda la campaña social de apoyo emocional. Cuando la gente se enteró de mi experiencia me pedían consejos, me escribían sobre familiares en la misma situación. Entonces yo empecé a visitar clínicas, organizaciones para dar charlas. Entonces llevamos 1 año y medio con una campaña “la sonrisa es siempre la mejor campaña en cualquier lucha”, que en este momento es el eslogan de la fundación, y creció tanto que este año decidimos formalizar y tener un impacto mucho más grande y fuerte. 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.