COMENTARIOS

Desmentimos los 8 mitos más comunes sobre el cáncer de seno

Fucsia.co

Desmentimos los 8 mitos más comunes sobre el cáncer de seno

Descubre la verdad sobre el uso del brasier y del antitranspirante

Aunque todas conocemos en principio el cáncer de seno, lo cierto es que existe un exceso de información que gira en torno al tema.

Entre tantos avances de investigaciones, teorías, consejos y estadísticas se crean un sin fin de mitos. Así que teniendo en cuenta el remolino que se crea con la sobrecarga de información recopilamos los conceptos erróneos que tenemos sobre el cáncer de seno para desmentirlos.

Mito: Si te duelen los senos significa que tienes cáncer

Según los expertos el dolor en los senos es el principal motivo de las consultas médicas pues los pacientes asumen inmediatamente el dolor con la enfermedad. Sin embargo en la mayoría de los casos el dolor es completamente normal y puede atribuirse a un cambio hormonal. Aún así, lo mejor siempre es consultar con tu médico, especialmente si el dolor persiste o no parece estar relacionado con tu ciclo menstrual.

Igual que con los bultos o protuberancias en los senos, es importante autoexaminarse diariamente para entender tu cuerpo. Es la única forma de detectar cuando se produce un cambio y así saber si algo anda mal.

Realidad: El dolor en los senos es completamente normal


Mito: Las mamografías causan cáncer

El mito en realidad viene arraigado al miedo de exponerse a la radiación- pero en realidad una mamografía es una radiografía de dosis baja que ayudará a encontrar cualquier cambio en el tejido mamario, incluso el más mínimo, convirtiéndose en la forma más eficaz para detectarlo. Por algún motivo, el mito consiguió propagarse pero los expertos aseguran que la dosis de radiación es infinitesimal- casi nula- en comparación a la cantidad a la que nos exponemos a diario en nuestro entorno natural.

Realidad: Es una de las formas más eficaces para detectar el cáncer.


Mito: El cáncer de seno se contrae únicamente por genética

Muchas personas asumen que sólo pueden tener cáncer de seno en caso de que exista una historia familiar. Sin embargo, en la mayoría de los casos, no se atribuye únicamente a factores genéticos o hereditarios. En conclusión, no se puede suponer que la genética defina el riesgo de contraer cáncer de seno, porque cada organismo es diferente.

Realidad: Es una combinación entre genética y estilo de vida.


Mito: El antitranspirante causa cáncer de seno

Definitivamente uno de los mitos más populares. Tal vez por ser considerado como algo antinatural, o porque lo ponemos muy cerca de nuestros senos. Sin embargo es importante que sepas que en el 2006 se realizó un estudio en el que no se encontró ninguna asociación entre el antitranspirante y el cáncer de seno- y aún así, el mito continúa causando confusión. Así que ya sabes, está claramente establecido que el antitranspirante no causa cáncer. Y si simplemente prefieres evitarlo, está bien, con tal que no sea basado en este temor sin fundamento.

Realidad: No hay evidencia que soporte que el antitranspirante cause cáncer de seno.                                                                                                                                                                                                                

Mito: No usar brasier reduce el riesgo del cáncer

Si aún no estás segura sobre cuál es la respuesta correcta, fresca- definitivamente es uno de los mitos más arraigados. Algunas personas explican que el alambre que da soporte a los senos podría bloquear el drenaje del líquido linfático debajo de las axilas y por lo tanto poniéndote en mayor riesgo. Sin embargo eso es completamente falso.

Realidad: Puedes seguir pensando que el brasier es el soporte de tus senos y no el enemigo.                                                                                                                                                                                                        

Mito: Es una enfermedad que afecta a las mujeres

Los pechos masculinos y femeninos tienen la misma constitución, excepto por el hecho de que las mujeres tenemos más tejido glandular y graso. Y precisamente por eso están en menor riesgo de contraer el cáncer pero no están completamente a salvo. Algunos hombres pueden tener el gen del cáncer de seno, BRCA, lo que los pone en riesgo.

Realidad: Algunos hombres pueden contraer cáncer de seno


Mito: No se puede hacer nada para disminuir el riesgo

Una vez que conoces tu riesgo a contraer cáncer de seno, muchas tienen la sensación de “no hay nada que hacer- tal vez me dé, tal vez no”. ¡Y ese sentimiento puede ser muy miedoso! Por suerte sí hay pasos que puedes tomar para minimizar el riesgo por medio de un cambio en el estilo de vida. La clave está en reducir la ingesta de alcohol, hacer ejercicio, tener un índice de masa corporal normal, y tener suficiente vitamina D: exponte diariamente al sol y consume un mínimo de dos alimentos que la contengan.

Pero antes consulta tu médico y crea un plan de acción personalizado, no todos debemos hacer lo mismo porque no todos estamos en el mismo nivel de riesgo.

Realidad: Las modificaciones en el estilo de vida son completamente útiles

Y como octubre es el mes del cáncer de seno aprovechamos para recordarte la importancia de realizar el autoexamen, consultar con tu médico ante cualquier duda y mantenerte informada sobre todo lo que debes saber.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.