COMENTARIOS

Cómo aprovechar mejor los beneficios de la fruta

RevistaFucsia.com

Cómo aprovechar mejor los beneficios de la fruta Pantherstock.

Si nuestra dieta se compone de frutas y somos conscientes de lo buenas que son para nuestra salud, no hay que dejar de valorar las cualidades de su piel a la hora de elegir si las comemos con o sin piel.

Esta, de hecho, suele contar con más vitaminas y fibras insolubles, tal y como demuestra el ejemplo de la manzana: si se come con piel, es idónea para el estreñimiento, mientras que sin piel es útil si se padece diarrea, debido a que la mayoría de las fibras se concentran en la piel.

Además de en la piel, la pulpa que muchas frutas esconden justo detrás de sus cáscaras es la parte más beneficiosa para nuestro organismo. Este es el caso del aguacate, donde los mayores nutrientes del fruto se concentran en la carne más madura que se encuentra adherida a la piel.

Este hábito hace que comer algunas frutas sea más cómodo, además consigue que tengamos una mayor sensación de saciedad. También mejora la flora intestinal, hace que la bilis sea más soluble, lo que permite menos problemas de estreñimiento y equilibra los niveles de colesterol y glucosa. 

Sin embargo, en algunas frutas nos parecería imposible comer sus cáscaras, como en los plátanos o en las cítricas. Los nutricionistas señalan que lo más positivo en estos casos es retirar la menor cantidad de piel. En las naranjas, por ejemplo, aconsejan dejar la mayor cantidad posible de la membrana blanca que se encuentra bajo la piel, justamente la que menos gusta comer, ya que es la que concentra más vitamina C.

La única ventaja que tiene pelar las frutas es que nos permite no consumir los pesticidas que pueden quedar acumulados en su exterior tras la recogida. Sin embargo, lavando siempre la fruta, podemos evitar ingerir estos químicos, que además ni existen si se trata de productos ecológicos. Se recomienda lavar todas las frutas cuidadosamente, sobre todo las más pequeñas, como fresas, que pueden estar en remojo unos minutos antes de ser consumidas, aunque también las grandes, como la sandía o el melón.
                                                                                                                             

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.