COMENTARIOS

Corazón verde: mitos y verdades de la comida vegetariana

RevistaFucsia.com

Corazón verde: mitos y verdades de la comida vegetariana Foto: Thinkstock

Los “come árboles”, como le llaman algunos, han optado por opción de vida que comienza en un plato y termina en posiciones éticas y morales radicales frente a otros ámbitos sociales. ¿Qué hay de bueno y de malo en el vegetarianismo?

Cuando estás a punto de clavarle el cuchillo a un jugoso bistec, sabes que vas a experimentar una deliciosa sensación que te reafirma que serás carnívoro por el resto de tus días. Por eso cuando oyes hablar del vegetarianismo, te preguntas con cierto recelo cómo hacen ciertas personas para vivir sin la carne y privarse de tan único placer.

Las preocupaciones vegetarianas, al fin de cuentas, se traducen en el “buen comer”, la salud mental y corporal de quienes practican este estilo de vida. Sea cual sea la razón que motive a los vegetarianos a optar esta mentalidad, el cuerpo es uno de los grandes agradecidos de, para muchos, tan rígida disciplina que tiene decenas de mitos girando a su alrededor. ¿Por qué cuando desde pequeño te enseñan que debes comer de todo, un vegetariano puede tener mejor salud que tú? Conoce sus motivos, las ventajas y desventajas de una onda a la que cada vez se suman más adeptos.

Dieta verde: aquí y allá
•    La dieta carnívora tiene dos contras: el exceso de consumo de carne roja tiene efectos sobre la salud y el medio ambiente. La carne es la mayor fuente de grasas saturadas y es muy difícil de digerir. Gracias a esto, se le asocia a enfermedades coronarias y hasta vínculos con el cáncer de mama y el colono rectal. La producción de comida de origen animal, directamente atenta contra la vida de seres vivos que en gran parte de los casos, son sometidos a procedimientos que atentan contra la ética animal.
•    El vegetarianismo reduce considerablemente los riesgos de padecer problemas del corazón, ayuda a bajar la presión arterial y disminuye la posibilidad de infarto, sobre todo en el caso de las mujeres según Joan Sabate, nutricionista de la Universidad Loma Linda, de Estados Unidos.
•    El alto consumo de vegetales promueve el correcto funcionamiento del sistema digestivo gracias a la producción de fibra, previene la obesidad, disminuye los niveles de colesterol y el estreñimiento.
•    Eliminar por completo la carne de una dieta, es prescindir en gran parte de nutrientes como el B12 o el hierro, cruciales para nuestro cerebro y funcionamiento de los órganos.
•    Una dieta vegetariana tiene un impacto muy positivo dentro del medio ambiente y  la economía mundial al ser un hábito alimenticio sostenible. Por ejemplo, los mecanismos con los que se alimenta el ganado vacuno  o se realiza la actividad de la pesca, traen como consecuencia un gasto indiscriminado de agua y recursos naturales, además de producción de gases perjudiciales.
•    Para diferentes sectas o religiones que lo practican, es una vía crucial para encontrar la paz interior y con el resto del mundo. Los valores sociales que se cultivan a través de esta práctica, fomentan el respeto por cualquier ser vivo, la compasión, la humildad y el amor.
•    Un régimen basado en vegetales y mal combinado, también puede producir deficiencias de calcio, proteínas, ácidos grasos, vitamina D y otros.

Verdad o mito
•    Te faltarán proteínas: Cierto. La idea es saber reemplazarlos si estás totalmente decidida a convertirte en vegetariana. Come granos enteros, legumbres, frutos secos y mucha fruta.
    La falta de carne produce ansiedad: Falso. De hecho, cuando excedemos en su ingestión, sentimos llenura constante, falta de energía y engordamos más rápido. Las proteínas de muchas frutas tienen propiedades relajantes y efectos positivos en el estado de ánimo.
    El alto consumo de carbohidratos en una dieta vegetariana, produce obesidad. Cierto. Si no se controla de manera adecuada el consumo de pan, azúcares y similares, existe un riesgo enorme de ganar peso en poco tiempo. También se dice que los platos de vegetales tienden a ser altos en grasas, con, por ejemplo, grandes cantidades de queso y aceites. Lo más adecuado es utilizar hierbas y aceite de oliva para las preparaciones.
•    Las verduras no llenan y siempre sentirás hambre. Falso. La fibra de los “alimentos verdes” llena el estómago y te da esta sensación por largo tiempo. La fruta sí puede ser engañosa ya que tienen alto contenido de agua y vas a sentir hambre más rápido.

¿Cómo convertirse en vegetariana?
1.    El primer mes no debes eliminar por completo el consumo de carne. Elige una comida diaria para incluir productos cárnicos, y los otros platos fuertes del día, hazlos totalmente vegetarianos.
2.    Consume mucha agua entre comidas y reduce las cantidades de sal en las mismas.
3.    Existen embutidos vegetarianos hechos con productos que se asemejan en sabor y nutrientes a la carne.
4.    Aumenta la ingestión de leche, huevos y queso.
5.    Asesórate de un dietista o nutricionista profesional para que te realice exámenes y te aconseje la mejor dieta de acuerdo a tu peso, estilo de vida y salud en general. No puedes lanzarte a  la ligera a cambiar tus hábitos alimenticios de un día a otro.




También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.