COMENTARIOS

BBC Mundo

Cuando mucho ejercicio es malo para la salud

Cuando mucho ejercicio es malo para la salud Thinkstock

Ciaran tenía 22 años cuando se le diagnosticó artritis degenerativa. Para cualquier persona el diagnóstico puede ser asolador. Pero para alguien joven, sano y dedicado al rendimiento corporal, fue algo devastador.

Ciaran, que había estado compitiendo desde los 10 años, tuvo que renunciar al baloncesto. No es el único. Hay una larga lista de deportistas, hombres y mujeres, cuyas carreras se ven suspendidas súbitamente por este tipo de lesión. Se sabe que un deportista ejerce una presión excesiva sobre su cuerpo. Pero ¿cuál es el límite al que deben llegar antes de arriesgarse a sufrir esta lesión permanente?

Para encontrar la respuesta, la organización británica Arthritis Research Uk, acaba de inaugurar un nuevo centro de investigación de US$4,7 millones en donde espera encontrar formas de evitar y diagnosticar de forma temprana esta enfermedad en los deportistas.

Enfermedad desconocida

Tal como explica el profesor Alan Silman, director médico de la organización, hay muchas cosas que todavía son desconocidas sobre la artritis degenerativa, una enfermedad que suele afectar principalmente a las personas de edad avanzada. "Necesitamos descubrir cómo lograr un equilibrio entre el ejercicio que es bueno y el ejercicio que es perjudicial" dice el experto. "En general, utilizar tus articulaciones es bueno porque el cartílago y el hueso necesitan el estímulo del ejercicio". "Incluso un poco de daño está bien porque éste puede repararse. Pero cuando el daño supera a los mecanismos de reparación, esto se convierte en un problema" agrega.

Y ese problema es la osteoartritis.  Esta enfermedad, también llamada artrosis, afecta las articulaciones causando dolor, rigidez y movilidad reducida. El trastorno se produce por el desgaste del cartílago, el tejido que funciona como amortiguador entre los extremos de los huesos y con el cual puede llevarse a cabo el movimiento de la articulación. Aunque suele ocurrir más a menudo en las personas mayores, los jóvenes y los niños también pueden resultar afectados, y tiene un grave impacto en la calidad de vida de millones de personas. Se calcula que 20% de las personas mayores de 20 años padecen la enfermedad.

Más peso, más riesgo

El doctor Tom Saw, médico general de Milton Keynes, Inglaterra, es especialista en medicina del deporte y ejercicio. Tal como explica a la BBC, a su clínica llegan personas de todas las edades con dolor de articulación, pero entre mayor el individuo, menos esperanzas de poder evitarlo. Y los obesos son los que tienen más probabilidad de sufrir dolor articular, dice. "Los deportistas profesionales desarrollan artritis prematuramente debido al trauma frecuente en sus articulaciones", explica el doctor Saw.

El consejo del experto es mantener un peso bajo y ejercitarse con regularidad y con sensatez. Hay ciertas formas de ejercicio que son mejores que otras, señala el experto. "Una buena combinación es nadar, andar en bicicleta y caminar", dice. Esto se debe a que estas tres actividades combinan ejercicio cardiovascular sano para las articulaciones con el uso de los grandes músculos, lo cual puede resultar en pérdida de peso.

La clave está en la actividad


Por su parte, el doctor Simon Till, especialista en medicina deportiva y del ejercicio del Hospital Royal Hallamshire en Sheffield, Inglaterra, expresa que la clave para mantener tus articulaciones sanas es mantenerse activo. "No es necesario ir al gimnasio. Es mejor mantenerse activo durante todo el día". "Por ejemplo, caminar en lugar de usar el auto, bajarse del autobús una parada antes y hacer jardinería con regularidad" agrega.

Para Ciaran, que ahora tiene 29 años, la única solución será someterse a un reemplazo de rodilla. Tal como subraya el profesor Silman, la forma más importante de prevenir la artrosis, tanto para los atletas profesionales como aficionados, es comprometerse en actividades deportivas sin recargar las articulaciones. "Los ejercicios de calentamiento y entrenamiento son esenciales. Aprender cómo saltar, caer y girar es vital". "Los estudios muestran que la forma como entrenas tiene un enorme impacto en tu cuerpo" señala el experto.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.