COMENTARIOS

28 de septiembre: Día de Acción Global por un aborto legal, seguro y gratuito

Fucsia.co

28 de septiembre: Día de Acción Global por un aborto legal, seguro y gratuito Foto: Ciudaddemujeres.com

Más del 13% de las mujeres que se practican abortos clandestinos en Colombia muere. En el Día Internacional por la Despenalización del aborto, se reclaman por políticas públicas que garanticen una interrupción del embarazo segura y salubre.

Los derechos de las mujeres están cada vez más en las agendas políticas del mundo. El tema no sólo pasa por un asunto de política pública –el número de abortos clandestinos, la salud materna, entre otros- sino por el viejo debate sobre las decisiones que ellas tomen sobre sus cuerpos.

Precisamente este lunes 28 de septiembre se conmemora el Día de Acción Global por un aborto legal, seguro y gratuito, uno de los ámbitos que parecen progresar a paso lento para las mujeres.

Aunque en Colombia, a través de la sentencia C355 de 2006 el aborto está despenalizado para tres casos específicos: cuando está en riesgo la salud física y mental de la madre, cuando el embarazo es resultado de violación o incesto y cuando existe una grave malformación del feto que haga inviable su vida, las cifras sobre interrupción clandestina de embarazo escandalizan.

Datos suministrados a Fucsia.co por Profamila y realizados por el Guttmacher Institute en 2011, muestra que pese a la sentencia el 99.9% los abortos que ocurren actualmente suceden por fuera de la ley.

"Es posible que estos abortos, en manos de proveedores no capacitados, sean realizados en condiciones inseguras que conduzcan a complicaciones y tengan consecuencias que afectan la salud", indica el documento.

En la región, la despenalización también ha sido un progreso pausado. Pese a las altas cifras de muertes y complicaciones en la práctica de abortos clandestinos, la interrupción del embarazo sigue penalizada en la mayor parte de los países latinoamericanos y se ha convertido en una de las principales batallas para las mujeres latinoamericanas.

Colombia, Argentina, Chile (aún está en proyecto de ley) han impulsado algunos cambios significativos, como leyes que regulen para ciertos casos los abortos. Sólo en Uruguay, un país que ha liderado varias de las decisiones más progresistas del continente, la despenalización del aborto ha sido total.  

¿Por qué un Día por un aborto seguro?

Según la página de internet que reúne al colectivo "28 de septiembre", en 1990 durante el V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe celebrado en Argentina, la Asamblea del Movimiento Feminista Latinoamericano, decidió declarar el 28 de septiembre como el Día por la Despenalización del aborto.

"Desde entonces más organizaciones de mujeres se han sumado a la campaña de presión para demandar la despenalización del aborto en la región latinoamericana y caribeña. Hoy suman más de 600", según su página de internet.

El colectivo menciona, por ejemplo, los más de 2.8 millones de abortos que se practican en Brasil, Colombia, México, Perú, República Dominicana, y que en toda Latinoamérica suman más de 4 millones.

"Cada día se realizan 55 mil abortos inseguros en el mundo, 95 por ciento en países en vías de desarrollo, los cuales son responsables de una de cada ocho muertes maternas", asegura en un comunicado publicado en Facebook la organización.

La mayoría de las legislaciones latinoamericanas aún se muestran reacias, conservadoras y extremadamente restrictivas con la vida sexual y reproductiva de la mujer. Y aunque los avances han sido más que significativos en los últimos 15 años, la sociedad sigue construyendo tabúes alrededor  del aborto, que a la postre amplían el desconocimiento general sobre esta práctica.

"Cada 28 de septiembre sirve a las feministas para demandar el acceso de servicios de aborto seguro, lo cual podría prevenir entre el 20 y 25 por ciento del medio millón de muertes maternas que anualmente ocurren en los países en vías de desarrollo.", afirma la organización.

El apoyo a un aborto seguro no significa en ningún caso hacer apología a la interrupción irresponsable del embarazo, por el contrario, significa afianzar e integrar todas las formas de control reproductivo en pro de las mujeres, de su estabilidad y decisión para ser o no madres, en su derecho a la vida,  la libertad, la igualdad, el acceso a la salud, entre otros.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.