COMENTARIOS

La dra. Fernanda desmiente los mitos más famosos sobre la salud

Fucsia.co

La dra. Fernanda desmiente los mitos más famosos sobre la salud www.jetset.com.co

Tantas preguntas le hacen a diario a esta experta, imagen de las notas saludables en Noticias Caracol, que decidió escribir un libro para desmitificar tantas creencias al respecto. Estas son 10 verdades y mentiras.

Por años, los imaginarios sociales han ayudado a crear mitos alrededor de la salud. Que una tela roja ayuda contra el resfrío infantil, que tomar un baño después de almorzar o acalorado es un peligro mortal, que usar baños públicos aumenta los riesgos de infecciones femeninas.

Tantas y tan variadas que Fernanda Hernández, médica cirujana especialista en Epidemiología, magíster en Administración en Salud y la imagen de la sección de Salud en Noticias Caracol, se dio a la tarea de desmentir o certificar varias de esas creencias populares.

La experta lo hizo a través del libro Doctora, ¿qué hago?, que recoge, en casi 200 páginas, verdades o mentiras sobre la visión, el cuidado del pelo, la fertilidad y planificación familiar, la atención de primeros auxilios, las infecciones, lactancia materna, sexualidad, entre otros. Este documento se constituye en una verdadera guía para saber por qué hacemos lo que hacemos a diario y cuáles son las verdaderas implicaciones de nuestros hábitos de vida.

Estos son 10 mitos que extrajimos de su libro Doctora, ¿qué hago?

1.    Los alimentos ligth o ligeros no engordan

FALSO. Estos alimentos también tienen calorías, pero menos que un producto estándar o un alimento de referencia. Por consiguiente, el hecho de que estén rotulados como ligth no significa que se puedan consumir libremente, con la tranquilidad de no ganar peso. Claro que por contener menos calorías se recomienda en planes de alimentación. Para bajar de peso.

2.    Uno es lo que come

VERDADERO. Obviamente, hay múltiples factores determinantes en la salud, como la herencia, el medio ambiente, la actividad física y otros hábitos, como el consumo del tabaco. Pero para nadie es un secreto que la alimentación cumple un papel decisivo porque de ella obtenemos todos los nutrientes fundamentales para cumplir con casi todas, si no con todas las funciones del cuerpo. Por consiguiente, no solo el peso habla de lo que comemos, también lo hace la piel, cabello, uñas, músculos, digestión, etc.

Es muy probable que el cuerpo resista una mala alimentación durante mucho tiempo sin dar señales de alarma, pero créame que tarde o temprano le pasará factura.
Recomendación: disminuya los dulces, sal, las grasas, y aumente las frutas, verduras y cereales.

3. Los sostenes o brasieres con varilla producen cáncer

FALSO. Aun cuando con cierta regularidad circulan correos electrónicos en los que se hace esta advertencia, probablemente lo único que buscan es generar pánico. Ni el sostén ni el desodorante se han asociado a la presencia o no de cáncer de seno. Uno de los factores de riesgo más importantes es el antecedente familia de la enfermedad.

Recomendación: recuerde que el chequeo de seno debe formar parte de la rutina de las mujeres. Este incluye examen, revisión médica y, dependiendo de cada caso y edad de la mujer, la mamografía.

4. El cáncer de mama solo afecta a las mujeres

FALSO. Aunque es mucho más frecuente en la población femenina, los hombres también pueden desarrollar la enfermedad. Es más, si bien es un cáncer raro en los hombres, una vez que aparece, suele ser más agresivo que en las mujeres.

5. La ropa apretada produce várices

FALSO Y VERDADERO. Tendría que ser una ropa muy ajustada y utilizada de manera regular para que se convierta en un factor de riesgo importante. Más que eso, recuerde que los principales factores de riesgo para desarrollar várices son herencia, obesidad, sedentarismo, y posturas de pie o sentado prolongadas, factores estos últimos que se pueden prevenir y corregir.

6. Hombres y mujeres tienen corazón diferente

VERDADERO. Existen claras diferencias anatómicas. Por ejemplo, el corazón de la mujer tiene menos músculo y arterias (vasos sanguíneos) son más delgados, por lo cual un evento como un infarto puede ser más grave en la mujer. Por eso insistimos tanto en la importancia de que las mujeres, en especial después de la menopausia se hagan chequeos médicos, conozcan sus factores de riesgo (sobrepeso, consumo de tabaco, herencia, etc.), y tengas hábitos sanos, porque un infarto puede ser más agresivo en ellas y peores los resultados.

Recomendación: los infartos no son un asunto exclusivamente masculino, las mujeres también los sufren y el riesgo puede ser similar o superior al de los hombres después de la menopausia (porque se pierde la protección de las hormonas), o cuando sufren de enfermedades como diabetes o tensión alta. Además, hay que considerar que los síntomas de un infarto también son diferentes en la mujer (en lugar de dolor en el pecho, puede sentir molestias en la boca del estómago), motivo por el cual muchas consultan de manera tardía. ¡Así que las diferencias en el corazón femenino y masculino van más allá de las emociones!

7. Las pastillas anticonceptivas son malas porque pueden causar infertilidad

FALSO. Las pastillas de planificación familiar están diseñadas precisamente para evitar el embarazo mientras se consumen, pero tan pronto como se suspende su uso la mujer debe recuperar la fertilidad. Lo que sucede es que en ciertas ocasiones la mujer empieza a tomar los anticonceptivos sin asesoría y sin saber si es apta para utilizar este método, por lo que pueden pasar sin diagnóstico problemas que alteran la fertilidad.

Recomendación: busque asesoría médica antes de comenzar a usar un método de planificación familiar, pues muchos, como cualquier medicamento, pueden tener efectos secundarios indeseados si no se escogen de manera adecuada, además de que su efecto es diferente en cada mujer; por ejemplo, en algunas mujeres las pastillas funcionan muy bien, en tanto que otras no las toleran. Adicionalmente, el seguimiento médico permite determinar momentos de descanso y cambios necesarios.

8. Los problemas para lograr un embarazo son solo de la mujer.

FALSO. Los problemas de fertilidad están repartidos. Se estima que 40% de las causas de infertilidad están en la mujer, otro 40% en el hombre y en el 20% restante la causa es desconocida; incluso en algunos casos el origen es compartido. Es más, vale la pena aclarar que a la hora de lograr un embarazo influye también la edad del hombre.

9. Una mujer con senos grandes produce más leche

FALSO. El tamaño de los senos no influye en la producción de leche. Recuerde que el principal estímulo es la succión, razón por la cual una mujer con mamas pequeñas puede producir tanta leche como una de senos grandes.

Recomendación: no permita que nada interfiera en la lactancia materna. Asesórese de su médico y equipo de control pre y posnatal antes de interrumpir la lactancia materna, ya que esta tiene múltiples beneficios para usted (disminución de peso) y para el bebé. Es un alimento completo, fundamental, fácil de administra y, además, económico.

10. El pelo crece más si uno se lo corta en luna creciente

FALSO. No se ha demostrado científicamente que las fases lunares incidan en forma positiva o negativa en la tasa de crecimiento del pelo. Esto es algo establecido de manera individual por factores como la genética, las hormonas, la alimentación o la presencia de enfermedades.
Recomendación: para tener un pelo sano hay que seguir una dieta balanceada, variada, rica en frutas y verduras. Realmente, no hay nada que se pueda hacer para acelerar su velocidad de crecimiento, así que tenga cuidado con productos milagrosos. No obstante, si prefiere cortárselo durante los días que coinciden con la luna creciente, eso no le traerá efectos secundarios negativos. Lo único es no hacerse falsas expectativas.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.