COMENTARIOS

Ejercicio en el trabajo mejora la productividad

RevistaFucsia.com

Ejercicio en el trabajo mejora la productividad Foto: Thinkstock

Según un estudio realizado en Suecia, las empresas que permiten que sus empleados hagan ejercicio durante la jornada laboral, tienen una mayor productividad laboral.

Por extraño que parezca, incentivar el ejercicio en las horas laborales puede ser la mejor salida para potencializar la productividad de los trabajadores. Esa fue la conclusión a la que llegaron Ulrica von Thiele Schwarz y Henna Hasson, investigadoras de la universidad médica sueca  Karolinska Institute.

Las investigadoras estaban interesadas en conocer la influencia de los buenos hábitos alimentarios en la productividad laboral de los empleados de las empresas, quienes, por lo general, no tienen muchos espacios de distracción y entretenimiento, y por lo general están cortos de tiempo para llevar a cabo todas sus responsabilidades.

Trabajo y ejercicio, ¿mejores amigos?

El estudio, llamado “Efectividad e impacto económico de las intervenciones de los lugares de trabajo para promover la actividad física y la dieta saludable”, comparó las cifras de productividad de diversos grupos de empleados que trabajan en una empresa sueca, encontrando que la implementación del ejercicio y la comida sana aumentaba la productividad, incluso aunque el total de horas semanales y mensuales trabajadas fuera menor.

“Claramente, disminuir la cantidad de horas mensuales de las jornadas laborales para promocionar la actividad física no solo no disminuye la productividad empresarial sino que, incluso, puede contribuir a aumentarla”, dijo Hasson para medios de comunicación.

Este curioso hallazgo puede deberse a que el ejercicio incrementa la liberación de serotonina, el neurotransmisor encargado de la regulación de: la ira, la agresión, la temperatura corporal, el humor, el sueño, el vómito, la sexualidad y el apetito. Hacer ejercicio en el trabajo puede garantizar una jornada laboral más amena e incentivar la concentración de la persona. Además, la ingesta de comida saludable es garante de un buen manejo gástrico y un balance en general.

Otro de los resultados curiosos de la investigación es que los empleados con estos hábitos saludables realizan un trabajo más intenso, tienen menor cantidad de errores y disfrutan de un mejor estado de salud general, lo que disminuye el ausentismo.

Conclusiones y recomendaciones del estudio
    La inactividad física y una dieta poco saludable se asocia con un aumento de los costos de salud en un promedio del 2%.

•    Los programas de promoción de salud en el puesto de trabajo, han demostrado que representan un cambio eficaz de comportamiento (actividad física y buena dieta) y de salud, entre otros factores de riesgo cardiovascular.

•    A pesar de la falta de estudios metodológicos con un diseño aleatorio en el que se investigue la eficacia de la actividad física y la dieta saludable en el lugar de trabajo, con los resultados del estudio hay indicios de que este tipo de programas pueden disminuir significativamente los niveles de ausentismo.

•    Debido a la falta de estudios de diseño aleatorio que incorporen una evaluación económica de la promoción de programas de salud en el puesto de trabajo, la evidencia disponible de menor calidad metodológica (por ejemplo los estudios cuasi-experimentales, de cohortes o caso-control), han demostrado un ahorro en ausentismo de 2.5 a 4.9 por cada dólar gastado en el programa. Por otra parte, se ha mostrado un ahorro en costos de atención de salud que varían de 2.5 a 4.5 por cada dólar gastado en el programa.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.