COMENTARIOS

Emergencias de belleza: cómo solucionarlas en segundos

RevistaFucsia.com

Emergencias de belleza: cómo solucionarlas en segundos Foto: Thinkstock

¿Camino al trabajo y se te rompe una media en la mitad de la calle? ¿No tuviste tiempo para lavarte el pelo y lo tienes más sucio que nunca? Requieres de ayuda inmediata para solucionar estos molestos problemas femeninos que pueden arruinar nuestro día.

Rápido y en cualquier lugar. Por más graves que parezcan, tu creatividad y estos sencillos consejos te ayudarán a salir de los aprietos comunes en los que resultamos metidas por ser bellas y, sobre todo, vanidosas. Sal victoriosa y con estilo.

Despeinada y alborotada:
Rumbo a la fiesta, salimos pulcras y hermosas. Pero el calor del lugar, el humo, el ajetreo entre baile y baile y el sudor terminan por dañar nuestro arreglado pelo. Lleva siempre en tu cartera un poco de gel o silicona para el pelo (en gotas), unos ganchos y un caucho. A mitad de la noche, agarra  el pelo con la liga a manera de moño de bailarina y peina con el gel/silicona. Lucirás diferente, arreglada, fresca y recién peinada.

Uñas rotas: No estás exenta a que después de un cuidadoso y delicado manicure, una de tus uñas se rompa en la oficina o mientras estabas en clase. Si no llevas una lima a la mano, utiliza una caja de fósforos y empareja. De lo contrario, lo mejor es cubrir con disimulo: apela por una cura o cinta microporo. Así no te enredarás con la ropa.

Raíces a la vista: Si es mitad de semana y aún no tienes tiempo de ir a la peluquería, en el peinado que te hagas está el secreto. Nada de colas de caballo muy apretadas o llevar el pelo por la mitad: eso hace las raíces más notorias. Usa el pelo “despelucado” o de medio lado; el volumen del cabello crea una ilusión óptica en la que las raíces no serán lo primero que se distingan.

Cuando el bloqueador solar se quedó en casa: Del clima no hay que fiarse, por eso a veces olvidamos que después de una mañana lluviosa el día puede castigarnos o premiarnos con un intenso sol. Si el bloqueador quedó muy mal guardado en tu mesita de noche, tienes la solución al alcance de tu cartera: utiliza el protector de labios alrededor de tus ojos, una zona muy vulnerable a este tipo de cambios climáticos. Tiene el mismo efecto y no permite que se inflamen o resequen.

Medias rotas: Un accidente muy común debido a su fino material. Si es apenas un punto el que se rompe, el esmalte transparente evita que la grieta siga su curso y arruines por completo las medias. Pon una gota alrededor del hueco. Si el problema es en el muslo y se nota demasiado, usa un abrigo largo, nada de amarrados alrededor de la cintura.

Sin mariposa y sin aretes: Para quienes se sienten “desnudas” y mal arregladas cuando andan sin aretes, perder una de las mariposas o broches se convierte en una tragedia mundial. Sé recursiva y utiliza un trozo de borrador, cinta de papel cortada en cuadritos pequeños, caucho sujeta papeles o un pequeño trozo de plastilina.

Pelo graso: Es momento de baño pero el reloj está en tu contra. Sabes que debes asear tu cabello, pero el tiempo apremia y tienes que dejarlo para mañana. ¿Qué hacer? Aplica talcos para el cuerpo en el interior de la cabellera, nunca por encima o será muy evidente. Coloca un poco en la parte de la nuca, que es donde más grasa  se produce, así como en la parte de la sien. Otro truco es hacer este mismo procedimiento en una noche de rumba, para que absorba el sudor y no se ensucie fácilmente.

Perfumería andante:
Si se te fue la mano en el perfume, toma una toalla húmeda y pásala con cuidado por los lugares donde te aplicaste la colonia, sin que elimines por completo el olor. También puedes aplicar talcos.

Mal aliento: Si una comida pesada, problemas digestivos inesperados o la resequedad te produjeron una mal sabor de boca, tienes varias recetas. Mastica una hoja de yerbabuena (casi todos los jardines la tienen) o una fruta seca, como la manzana, la pera o el durazno. El perejil también disminuye los olores fuertes. Toma zumo de limón con medio vaso de agua (ten cuidado si sufres de gastritis) . El café oscuro no es un gran aliado cuando existe este problema.

¡Espinilla, sal ya!: Los popularmente conocidos como “barros invisibles” o “bobos”. Para madurarlo más rápido o secarlo, aplícale una gota de aceite de oliva, crema dental o coloca un trozo de hielo durante 15 segundos.  No dejes que te dé la luz del sol o aparecerán manchas.

Mujeres al borde de un ataque de nervios: Tienes una importante reunión laboral, estás a punto de presentar el examen de final de semestre o en medio de una batalla campal con tu novio. Necesitas relajarte urgentemente y de manera práctica. Tu misma puedes hacerlo con una técnica efectiva que actúa directamente en terminaciones nerviosas del cuerpo y toma apenas dos minutos. Con tu crema para el cuerpo, realízate un masaje en la palma de las manos y en la punta de los dedos, con movimientos circulares y haciendo una suave presión. Otra opción es aplicar una gotica de aceite de oliva en la sien. Deja actuar por 1 minuto.




También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.