COMENTARIOS

Eres lo que comes  Foto: Archivo Fucsia

Muchos alimentos contribuyen a embellecer la piel, el pelo y hasta las uñas. Otros, en cambio, son nocivos, poco nutritivos y terminan por agravar el proceso de envejecimiento de todo el cuerpo.

Está demostrado que la clave principal de una buena salud radica en la alimentación. De nada valen mil tratamientos si no existe un equilibrio que pueda verse de adentro hacia afuera. Por otra parte, la industria cosmética ha desarrollado muchos productos a base de ingredientes naturales que trabajan a favor de la belleza. Combinar una alimentación balanceada con rutinas de belleza simples es el secreto para mantenerse joven y bella.

Azúcar, amigo y enemigo 

Es un elemento necesario para que el cuerpo pueda llevar a cabo sus funciones normales, y por más estricta que sea una dieta (incluso la de un diabético) el azúcar como elemento, difícilmente podrá salir de circulación, pues son muchos los alimentos de consumo diario que la contienen, aunque a simple vista no sea evidente.

Es precisamente ahí donde está el problema, porque usualmente se recarga su consumo con azúcares refinados (dulces,galletas, chocolates). El azúcar eleva los niveles de insulina en la sangre produciendo una inflamación de las células, dejándolas bastante averiadas y, por consiguiente, envejeciéndolas. El resultado: la piel y el pelo se ven opacos, las uñas se vuelven quebradizas, los músculos se cansan con facilidad y hasta se altera el sueño. 

La opción es disminuir el consumo de azúcares refinados y aumentar el de antioxidantes, para contrarrestar el proceso de envejecimiento. Existe una serie de endulzantes, algunos artificiales como el aspartame, otros de origen natural como la fructosa (derivada de las frutas y la miel) que reemplazan al azúcar y así deben emplearse.

El hecho de que sean presentados como ‘bajos en calorías’ no quiere decir que no las tengan. Su beneficio consiste en que al ser monosacáridos (unidad más simple de los hidratos de carbono) no elevan de manera exagerada los niveles de azúcar, pero si se excede su consumo, es como si estuviera comiendo igual cantidad de azúcar normal.

Antioxidantes, ni tan tan...

Son un gran descubrimiento, pero tienen sus contraindicaciones. Hay quienes piensan que tomando cápsulas de vitamina E concentrada todas las mañanas van a retrasar el paso de los años. Hay dudas al respecto. Lo ideal es obtener los antioxidantes directamente de los alimentos. Los suplementos deben ingerirse cuando exista alguna deficiencia y no es aconsejable tomarlos indefinidamente ya que pueden tener efectos acumulativos.

Las frutas son grandes fuentes de antioxidantes, especialmente los cítricos como la naranja, la mandarina y el limón. Las cerezas, fresas, kiwis, uvas y duraznos también son muy saludables. El antioxidante natural más popular de los últimos tiempos es el vino, preferiblemente tinto, pues en las semillas y la cáscara de la uva se encuentran unas sustancias llamadas polifenoles y taninos que tienen un alto poder antioxidante que se acentúa durante el proceso de fermentación de la bebida milenaria.

Integral vs. industrial 

Las harinas refinadas suelen ser enemigas de la belleza. Su consumo habitual puede contribuir a una mala digestión, causando sensación de hinchazón en la zona abdominal, igualmente el exceso de levaduras y sal produce retención de líquidos. Lo ideal es buscar productos a base de harinas o cereales que no hayan sido procesados y que sean bajos en sal. Busca productos integrales de verdad. Muchos consideran que cualquier producto con apariencia 

Yogur, rico y polifacético 

Es un alimento que puede emplearse no sólo como pasabocas o postre, sino que el yogur sin dulce es un apropiado reemplazo de la crema o la mayonesa en diferentes recetas y preparaciones, tanto de sal como de dulce. Es un excelente regulador intestinal y una muy buena fuente de calcio, además resulta más fácil de asimilar que muchos otros productos lácteos con mayor contenido de grasa.

Fibra para la belleza

La buena digestión es fundamental para la belleza. Cuando hay problemas a nivel intestinal la piel puede verse opaca o presentar algún tipo de brote debido a la acumulación de toxinas. También aparecen síntomas como la celulitis. Eso sin mencionar otras dolencias o enfermedades más complejas que pueden derivarse de un mal funcionamiento en el sistema digestivo. Lo ideal es prescindir de las harinas y los alimentos procesados e incluir en la dieta alimentos y frutas con alto contenido de fibra, como papaya, piña y ciruelas para desintoxicar. 

Consúmelas en la mañana como desayuno, y en la noche como una forma sana de terminar el día. No olvides beber mucha agua, preferiblemente lejos de las comidas, ya que diluyen los jugos gástricos y entorpecen la digestión.

Ojo con las proteínas

Si bien es verdad que una dieta que incluya proteínas como carne, pollo y pescado (además de frutas y verduras) es una de las más saludables, estas deben escogerse bien. Hoy en día muchos animales son criados a partir de hormonas para acelerar su crecimiento y obtener más productividad a nivel de agroindustria. 

Este tipo de alimentos resultan tan perjudiciales para la salud como los alimentos procesados, por eso es importante saber de dónde vienen. En el caso del pescado, no puede pretender sustituir un pescado fresco por una lata de atún, que contiene bastantes sustancias tóxicas de efecto acumulativo. Con las carnes prefiere cortes magros, con poca grasa y que puedan prepararse al horno o en la parrilla para no perder sus nutrientes. 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.