COMENTARIOS

¿Estrés y mal genio? Atácalos desde tu estómago

¿Estrés y mal genio? Atácalos desde tu estómago Foto: AP

Además de situaciones sociales que pueden disparar los cambios de ánimo, estos se asocian también a un problema que padecen miles de personas en el mundo y del cual se habla en voz baja; tránsito intestinal lento (TIL).

¿Quién no se ha sentido alguna vez irritable, con deseos de no querer ver a nadie o con desánimo a causa de la inflamación, pesadez, ardor estomacal y dolor de cabeza derivada de la incómoda sensación de no poder ir al baño? Seguramente, muchas mujeres se sienten identificadas. A continuación 4 armas claves para que ataques el problema desde el estómago.

1 - Alimentación balanceada rica en fibra
Es aquí cuando se debe comenzar a ser conscientes de todo lo que entra a nuestro organismo. No  se trata de evitar las comidas, sino de entender cuáles son los alimentos adecuados.

La fibra es clave para una buena digestión y se encuentra en verduras, cereales y frutas. Estas últimas, componentes esenciales de muchos yogures en el mercado que además de proteína y calcio, contienen cultivos probióticos que tomándolos diariamente, durante varias semanas, estimula los movimientos intestinales para una posterior mejora de la salud gastrointestinal.

Adicionalmente, el control de una alimentación balanceada debe tenerse en cuenta desde la mañana, ya que el desayuno debe considerarse como el combustible energético para comenzar el día, incluyendo en tu dieta matutina este tipo de productos.

Para esto existe en el mercado colombiano Regeneris de Alpina, una bebida láctea que contiene cultivo probiótico llamado Bifidobacterium Lactis BB12, que ayuda a mejorar el movimiento intestinal y adicional es el único en el mercado con  Fibra Prebiótica (Inulina),  que refuerza el beneficio y mejora notablemente los síntomas del TIL, manteniendo los niveles de microflora intestinal que aumenta el bienestar de las personas.


2 - Ejercicio diario
El movimiento es otra arma efectiva frente la problemática de TIL. Algunos especialistas aconsejan el ejercicio aeróbico como correr, montar en bicicleta, nadar o una simple caminata, sobre todo luego de comer.

La actividad física ayuda a las contracciones intestinales, pero para realizarlas, es necesario consumir alimentos que brinden energía y el yogurt posee esta característica: es un producto nutritivo y ayuda a fortalecer los huesos y dientes.

3 - Consumir líquidos
Es aconsejable ingerir al menos un litro y medio de agua al día. Sin embargo, no debe hacerse en exceso durante las comidas y evitar bebidas con gas que produce sensación de hinchazón.

4 - Tómate tu tiempo
Así como creamos rutinas entorno a levantarnos a una hora determinada, asistir a clase o llegar a la oficina, necesitas establecer un tiempo tranquilo para el momento de ir al baño, ojalá siempre a la misma hora, así no sientas la necesidad. El afán en este caso es el peor de los aliados.

Aplica estas cuatro armas claves frente a los síntomas de tránsito intestinal lento, acompaña tu alimentación con un Regeneris de Alpina y verás como tu estado de ánimo cambia en cuestión de días.

 


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.