COMENTARIOS

Exfoliantes naturales a base de aguacate y semillas de girasol hechos en casa

Exfoliantes naturales a base de aguacate y semillas de girasol hechos en casa Exfoliantes caseros, foto: Thinkstock

Encuentra aquí fáciles recetas de exfoliantes a base de aguacate y semillas de girasol para preparar en casa y conseguir una piel suave y radiante.

Por RevistaFucsia.com
 
Los exfoliantes son parte importante del régimen natural de belleza de cualquier mujer. Estos productos exfolian o remueven las células muertas aumentando la textura de la piel y ayudando a que los productos de humectación penetren de mejor forma. Dependiendo de tu tipo de piel, los exfoliantes deberían ser usados dos o tres veces a la semana para mantener el cutis limpio y saludable.

No te limites a usarlos únicamente en el rostro, éstos deben ser usados en todo el cuerpo para mantener la piel suave y radiante. No olvides las áreas más resecas como las rodillas, talón y codos. A continuación te enseñaremos como preparar exfoliantes fáciles y en la comodidad de tu hogar para cuidar tu piel, especialmente, después de las vacaciones de fin de año:

Exfoliante de Almendras
1 cucharada de almendras (debidamente trituradas)
1 cucharadita de aceite de almendras
1 cucharadita de miel de abejas

Es recomendable triturar las almendras hasta convertirlas en polvo. Los pedazos grandes de almendras podrían maltratar tu piel. Mezcla todos los ingredientes. Almacénalos en un frasco seco y limpio con tapa.

Cómo usarlo
Masajea esta mezcla en cara y cuello. Retíralo con agua tibia, seca y aplica crema humectante.
Nota: Las almendras se trituran más fácilmente si están congeladas.

Exfoliante de Aguacate
Necesitas dos pepas de aguacate debidamente lavadas. Mételas en una bolsa sellable de plástico. Con un martillo tritura las pepas hasta que queden del tamaño de una arveja aproximadamente. Pon los pedazos sobre un plato limpio y déjalos secar por 4 días. Cuando estén secos, muélelos (utiliza un procesador de comida o molino para triturar el café). Nuevamente, deposita los granos sobre un plato y déjalos secar completamente. El polvo deposítalo en un frasco limpio y con tapa. Este polvo lo puedes mezclar con tu crema humectante favorita, jabón líquido o con aceite de almendras o de oliva y masajear suavemente las áreas del cuerpo a exfoliar.

Exfoliante con semillas de girasol
½ taza de semillas de girasol ( las consigues en las tiendas naturistas)
Agua mineral

En un procesador de alimentos o un molino de café, triturar las semillas de girasol hasta convertirlas en polvo parecido al azúcar. Depositar esta mezcla o polvo en un frasco limpio y con tapa.

Cómo usarlo
Mezcla una cucharada del polvo de girasol con unas cuantas cucharadas de agua mineral hasta crear una pasta. Lo puedes hacer en la palma de tu mano o en un recipiente. Masajea tu rostro y cuello con esta mezcla, deja actuar por 5 minutos y retira con abundante agua fría.

Exfoliante de azúcar
1 cucharada de azúcar
Jabón y agua
El jugo de medio limón

Mientras te lavas la cara con tu jabón habitual, adhiere la cucharada de azúcar y masajea suavemente el rostro. Enjuagar con el jugo de medio limón y agua. Enjuagar nuevamente con agua fría.




También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.