COMENTARIOS

La caja de herramientas

Revista Fucsia

La caja de herramientas Foto: Thinkstock

Las nuevas técnicas para embellecer hacen innecesario el bisturí, más aún cuando somos mujeres ocupadas y con poco tiempo a nuestro alcance. Un pequeño estuche en el que vienen guardadas seis procedimientos de rejuvenecimiento sin necesidad de cirugía.

El llamado Tool Box Concept, es una tendencia estética que se impusó en Europa y Estados Unidos y que reúne las mejores técnicas empleadas en esta rama de la medicina.

Uno de sus pilares es el bótox, el descubrimiento de belleza más sorprendente del siglo, y cuyos nuevos usos no consisten solamente en eliminar arrugas. Sirve para moldear y eliminar expresiones o gestos que le restan belleza al rostro, y tiene nuevas aplicaciones como la de elevar las cejas, arquearlas o darles diferentes formas; elevar la punta de la nariz o el dorso nasal; elevar la comisura bucal para crear una sonrisa agraciada y en conjunto con los odontólogos hacer diseño de sonrisa.

La segunda técnica es la del Teosyal, ácido hyalurónico reticulado, una molécula que atrapa agua, y no sólo rellena, sino que  hidrata la piel rejuveneciéndola. Además de eliminar las arrugas del surco naso–bucal y la pata de gallina, elimina arrugas y bandas en el cuello y el escote.

La otra versión de este implante es el Teosyal Kiss, que elimina arrugas en el contorno de la boca, bordea los labios, los perfila y define, les da volumen y los rejuvenece, ya que al atrapar las moléculas de agua se ven más hidratados y bonitos, con una apariencia natural, ausente de bolas, turupes o quistes.

El Beautifill reemplaza a las cirugías plásticas de pómulos y mentón. Este compuesto de hidroxiapatita de calcio  se aplica directamente en estas áreas para rellenarlas o proyectarlas. Inyectarlo toma unos pocos segundos sin los riesgos de una cirugía y sin dolor ni necesidad de recuperación posoperatoria.
Para revitalizar la piel hay tres grandes herramientas: Soft Peel, un peeling muy suave que ayuda a exfoliar la piel eliminando las células muertas de la superficie y estimulando la renovación celular. Hace que las células más jóvenes de las capas profundas de la piel emerjan dando un aspecto de juventud y lozanía. Además, elimina toxinas e impurezas y también sirve para el tratamiento del acné y las manchas.

El Oxígeno Transdérmico, mezclado con nutrientes da vida a la piel y la rejuvenece. Son chorros a presión mezclados con colágeno, elastina, líquido amniótico, placenta y vitamina C, lo que produce un efecto revitalizante, ya que aumenta la circulación, ayuda a eliminar los radicales libres y favorece la respiración de las células.

Por último, el D–Light es un fotorrejuvenecedor de tecnología avanzada. Funciona con luz intensa pulsada, con intensidad similar a la del láser. Elimina manchas, venitas, rosáceas y cuperosis; aumenta la producción de colágeno y hace que la piel adquiera grosor.

El Acelerador Biomolecular (ABM) es un equipo que combina corriente galvánica con radiofrecuencia, y ejerce un efecto de lifting o levantamiento, tonificando las mejillas, la papada, el cuello, el escote y el busto sin necesidad de cirugías.

Los tratamientos se pueden utilizar de manera independiente, pero su combinación da mejores resultados, y todos constituyen alternativas de rejuvenecimiento en las que el bisturí es definitivamente innecesario.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.