COMENTARIOS

La cruel realidad sobre las pruebas cosméticas con animales

Fucsia.co

La cruel realidad sobre las pruebas cosméticas con animales Foto: Tomada de Guardian.co.uk

Al interior de una vitrina en Regent Street -una de las calles más famosas de Londres - y durante 10 horas, Jaqueline Traide se sometió voluntariamente a las pruebas que les son realizadas a los animales de laboratorios cosméticos, ante las miradas horrorizadas de miles de personas que pasaban por el lugar.

Jalada por una cuerda  y con una etiqueta amarrada en su mano, tal y como si se tratara de un animal, hombres de bata blanca le pusieron inyecciones, conectaron electrodos a su cabeza, generando choques eléctricos  a su cuerpo y aplicaron gotas irritantes en sus ojos. Al final del tortuoso procedimiento envolvieron su cuerpo en un plástico negro y lo tiraron a la basura, así como lo hacen con los animales que pierden la vida debido a las prácticas de crueldad a las que son obligados.

La tortura voluntaria de la artista de 24 años hace parte de la campaña de la compañía de cosméticos Lush en su lucha contra la vivisección, lanzada en cerca de 800 tiendas y 49 paises que ,además de mostrar a las personas la realidad diaria de los animales de laboratorio , busca recolectar firmas para exigir a los fabricantes de cosméticos no utilizar animales para probar la toxicidad de los productos de belleza y, asimismo, pedir el apoyo gubernamental para que existan leyes duras que castiguen esta práctica.

 Peatones, compradores y medios de comunicación se unieron a la jornada y firmaron la petición “Take animals out of cosmetic testing” (Lleven los animales fuera de las pruebas cosméticas), que aún continúa reuniendo más adeptos en su página web FightingAnimalTesting.com.

Uno de los puntos en el que más enfatizó la directora de campaña de Lush, Tamsin Omond, fue en que este tipo de prácticas se llevan a cabo  tras las puertas de laboratorios, sin que nadie se de cuenta de lo que realmente sucede allí y sin que las autoridades competentes logren detenerlas.  "Lo irónico es que si se trataba de un beagle en la ventana y estábamos haciendo todas estas cosas a él, tendríamos la policía y RSPCA aquí en cuestión de minutos. Pero en algún lugar del mundo, este tipo de cosas sucede a un animal cada pocos segundos en promedio”,  afirmó.
 
Campañas como esta incentivan el compromiso de las compañías de productos de belleza en contra del maltrato animal  y son herramientas generadoras de conciencia, para que el sufrimiento animal y la belleza no vayan de la mano.


Mira el video a continuación y apoya la iniciativa en FightingAnimalTesting.com



Fuente: Canal de Youtube de Lush

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.