COMENTARIOS

Madurez: el tiempo para el erotismo

Fucsia.co

Madurez: el tiempo para el erotismo Foto: Ingimages

Con el descenso en los niveles hormonales en hombres y mujeres, vienen cambios físicos y emocionales que no deben verse como el final, sino como el principio de una intimidad más plena. Los expertos dicen cómo lograrlo.

La menopausia no significa el cierre de la vida sexual. A pesar de que así se crea culturalmente. Esta es la manera como lo ven los jóvenes, y los medios lo dan a entender al dejar el sexo de la tercera edad excluido de la agenda pública.

Entonces, quienes se enfrentan a cambios físicos y emocionales durante la edad de la madurez, prefieren despreocuparse de un elemento más como la sexualidad y dejarlo de un lado, para no tener que enfrentar un nuevo reto: ¿cómo mantener la intimidad de pareja?

La sicóloga y sexóloga Sandra Alejo así lo explica: “La gente a los 50 años cree que la sexualidad no es importante, pero es una manera de esconder lo que sucede.
Y eso hace parte de lo difícil que es vivir esta etapa. Las mujeres nos ocultamos diciendo que el sexo no es importante, porque es una razón para que no sea tan difícil enfrentar la menopausia”.

¿Qué cambia?

El geriatra Jorge Fernando Paz asegura que con la pre y menopausia, la mujer enfrenta un descenso en los niveles hormonales que influyen en la lubricación vaginal, una piel más delgada y un descenso en el deseo, por lo que se puede presentar dolor en las relaciones sexuales conocido como dispareunia. Mientras en los hombres también hay una baja en los niveles de testosterona –aunque menor que los cambios en la mujer-, que puede producir disfunción sexual.

Aunque, según Paz, para la Organización Mundial de la Salud, la tercera edad comienza a los 60 años, lo cierto es que las mujeres van a empezar a enfrentar cambios, incluso, antes de los 50, cuando se presenta la etapa conocida como ‘premenopausia’, que requiere de consulta ginecológica para que la mujer se asesore de un experto y no enfrente sola esta etapa.

Y mientras tanto, en el hombre…

Al final de los 40 y comienzo de los 50, los hombres necesitan autoafirmación. Por eso, a muchos les llega la etapa de querer salir con mujeres más jóvenes, hacer cambios físicos como ejercitarse o pintarse el pelo. Mientras tanto, la mujer hace un cierre de ciclos: reproductivos, laborales y con meta económicas ya cumplidas.

¿Qué hacer?

Los expertos sugieren los siguientes consejos, cuando los cambios en la sexualidad se están presentando como consecuencia de los cambios físicos por la edad:

1. Las mujeres, hombres o parejas tienen pena de preguntar. “Si el médico no indaga, el paciente muchas veces no dice nada. O lo dicen ya saliendo de la consulta, como algo que al margen. Por eso es importante que, por una parte el médico, geriatra, urólogo o ginecólogo, se encargue de preguntar a los pacientes y, por otro, que se quiten los tabús en torno a que la sexualidad acaba”.

2. Consultar al ginecólogo con los primeros cambios le permite a la mujer regular los niveles de hormonas y llevar mejor la etapa; no es lo ideal aguantar los calores, la resequedad y la falta de deseo. No solo por el aspecto sexual, sino por la salud femenina en general.

3. A este respecto, el cardiólogo Gabriel Salazar resalta que la salud de la mujer está más expuesta después de la menopausia, pues ya no tiene el factor protector de las hormonas. Por eso, enfermedades como las cardiovasculares son más agresivas en las mujeres a esa edad. Imprescindible entonces, hacerse chequeos médicos.

4. Las enfermedades crónicas y los medicamentos contribuyen a la disfunción de los órganos sexuales, sumados a la depresión, más frecuente en la tercera edad, como consecuencia de estos problemas de salud, de la pérdida de familia y amigos. Una consulta médica podría solucionar estos inconvenientes.

5. En la madurez, la sexualidad adquiere un tinte más erótico que genital, lo que no quiere decir que los órganos estén destinados a no funcionar. ¡Adiós a esos mitos!
La sexualidad madura

Finalmente, la experta Sandra Alejo asegura que lo más importante en esta etapa no es verlo todo como si fuera el cierre. Por el contrario, la sexualidad adquiere una connotación mucho más sabia y
erótica. Estos son los consejos de la experta:


1. El sexo es un alimento del cuerpo y del alma. Por eso no debe dejarse a un lado.

2. Aunque sea el mismo cuerpo de muchos años, ya hay tiempo para descubrirse más, de buscar formas y lugares diferentes para la intimidad. Ya no hay niños, ni presiones laborales.

3. Los genitales deben cuidarse tanto como cualquier otra parte del cuerpo. Así como nos alimentamos bien y hacemos ejercicio, esta zona se altera con el paso del tiempo. Se pueden hacer desde ejercicios para fortalecer el área pélvica, hasta cirugías estéticas que hoy reconstruyen órganos alterados con el tiempo y los embarazos, que pueden derivar en incontinencia.

4. El descenso en el deseo se puede equilibrar con la suplencia hormonal.

5. Esta etapa es de sabiduría, no de decaimiento. La vida se acaba a los 20 o a los 80, depende de quién y cómo la vive.

6. Toda la vida se trabajó para este momento: ya estuvo el desarrollo profesional, la familia, las comodidades económicas. Y entonces, ¿cuándo va a haber mejor tiempo para disfrutar?


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.