COMENTARIOS

Las 10 formas más fáciles de quemar grasa

RevistaFucsia.com

Las 10 formas más fáciles de quemar grasa 15 minutos después de almorzar y a media tarde, son periodos en los que tu cuerpo más te necesita para desechar toxinas. Camina. (Foto: Thinkstock)

Tan sencillo como respirar, y no te estamos diciendo mentiras. Nunca se agotarán los creativos y saludables mecanismos para bajar de peso y acabar con esa grasa atorada que nos hace la vida imposible. Métodos eficaces y sobre todo, muy simples, que tal vez no conocías o ni te imaginabas podrían ayudarte para el bienestar de tu figura.

1.    Duerme plácidamente: Un estudio llevado a cabo en Finlandia determinó que aquellas personas que duermen menos acumulaban más estrés, tenían un metabolismo más lento el resto del día, no realizaban correctamente el proceso de eliminación de tóxicos en la noche y por lo tanto acumulan más grasa visceral. Ve a la cama y descansa por lo menos 7 horas, y hazlo temprano.

2.    Beber agua FRÍA: Avalado por la ciencia: tomar 6 tazas de agua fía al día puede aumentar el metabolismo en reposo, con la quema de casi 50 calorías. No lo hagas a primera hora de la mañana: es el momento en el que el estómago necesita recibir “motivación” para trabajar ya que el organismo tiene concentradas todas sus energías en el proceso digestivo. El agua fría muy temprano tensa las paredes estomacales. Para esa hora lo adecuado es medio pocillo de agua con unas gotas de limón; esto limpia los restos de materia fecal que andan volando por tus intestinos. Como no has ingerido nada, es el momento perfecto. El resto de la jornada, el agua de la nevera será la mejor aliada.

3.    Jugos naturales con frutas eficaces:
Ciertos alimentos ayudan a que la grasa adherida o aquella que ronda sin rumbo fijo por nuestro organismo, tenga una salida más rápida, gracias a su alto contenido de agua y desintoxicantes naturales. Frutas como la papaya, la piña, la granadilla, las naranjas y los duraznos contienen mucha fibra, bajan el nivel de colesterol y triglicéridos y permiten una óptima digestión, ayudando también a aquellas que son muy lentas. Prepárate un batido con cualquiera de estos alimentos, uno en la mañana y otro en la tarde. Santo remedio para un estómago hinchado o perfecto para después de un fin de semana lleno de excesos.

4.    Organizar los snacks: Nadie dice que los elimines, he ahí lo sencillo del asunto. Comer también te baja de peso. No ignores la importancia de ingerir alimentos por lo menos 5 veces al día para que tu metabolismo no se estaque y tenga algo en qué “trabajar” las 24 horas. Si haces ejercicio, las media nueves pre-gimnasio también son muy efectivas : ingiere productos altos en proteínas y muy bajos en carbohidratos; esto te ayuda para la producción de energía y fuerza al momento del ejercicio. Si eres una persona sedentaria, reparte tus golosinas saludables para una vez en la mañana, una en la media tarde y otra entrada la noche.

5.    Saber respirar:.
Inhala y exhala por la nariz para controlar el ritmo cardiaco, esto te ayuda a tener más resistencia y eliminar calorías  de manera más rápida.

6.    Aumenta la ingesta de proteína: Para permitir que la grasa evacue, debes darle fortaleza y masa muscular a tu cuerpo. Las personas asumen que el consumo de proteínas incrementa sus medidas de brazos y espalda; por el contrario, fortalece la masa muscular magra, aquella que no tiene depósitos de grasa.

7.    Dale la bienvenida a los productos orgánicos: Come alimentos orgánicos cada vez que puedas. Un estudio canadiense afirmó que aquellos alimentos que pasan por procesos pesticidas tienen una mayor cantidad de organoclorados (contaminantes procedentes de sus ingredientes químicos), elementos que no dejan que el proceso de combustión de energía y, por ende, metabólico, funcione al 100%. Estos componentes se almacenan en las células grasas y de ahí que estanque el procedimiento, dice Sthephen Perrine, nutricionista americana.  Por otra parte los orgánicos no tienen a su haber este tipo de procedimientos, lo que les permite mantener todas sus propiedades saludables.

8.    Camina: Si lo haces en momentos estratégicos del día, ayudarás a que la eliminación de grasa sea mucho más efectiva que si optas por caminar a cualquier hora. Los tiempos: durante la mañana, cuando el organismo está más activo, 15 minutos después de almorzar y a media tarde, son periodos en los que tu cuerpo más te necesita para desechar toxinas.

9.    Menos ejercicio pero con mayor frecuencia: Si en moverte está la clave, también en el reloj. No debes matarte 7 días de la semana en el gimnasio por más de una hora consecutiva. Un estudio de la Universidad de Pittsburg concluyó que se puede perder mayor cantidad e peso con sesiones más cortas de ejercicio (10 minutos) que con clases más largas (de 30 o más).

10.    Más hierro y leche :
Los alimentos ricos en hierro llevan el oxígeno que requieren los músculos para quemar la grasa. Mariscos, frijoles, cereales, carnes magras son algunos de ellos. El  bajo consumo de estos es igual a digestión lenta y, como resultado final, flacidez. La deficiencia de calcio también produce este efecto.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.