COMENTARIOS

Las relaciones estables son buenas para la salud

RevistaFucsia.com

Las relaciones estables son buenas para la salud Foto: Thinkstock

Para aquellos que tienen temor para comprometerse en una relación de largo alcance, científicos de la Universidad de Cardiff, en el Reino Unido, descubrieron que una buena relación de pareja puede ser muy benéfica para la salud mental y física.

Un estudio publicado en el British Medical Journal (Revista Británica de Medicina) dice que las parejas que están más comprometidas con la relación viven más tiempo que los solteros. Los beneficios de la compañía constante aumentan con el tiempo, siempre y cuando la relación sea funcional y satisfactoria para ambas partes.

De acuerdo con el estudio, hay ciertas consecuencias de la vida en soledad que van en detrimento de la salud; por ejemplo, tener muchas parejas sexuales puede acortar la vida útil, en muchos casos el divorcio puede tener un impacto devastador en las mujeres, afirma la investigación.

John Gallacher, miembro de la Escuela de Medicina de la Universidad de Cardiff, expresó “el amor es un viaje de descubrimiento de la dopamina empapada en romance a la oxitocina inducida. Hacer este viaje puede estar lleno de peligros y llevar a muchos a cuestionar el valor del romance y el compromiso”, dijo “sin embargo, el impacto a largo plazo de la estabilidad de las relaciones exclusivas, está bien establecida”, concluyó el investigador.

El estudio se desarrolló con personas de siete países europeos, donde se encontró que las personas casadas tienen tasas de mortalidad ajustadas por edad de 10 a 15% menor que el resto de la población en conjunto. Siguiendo este planteamiento, bien vale la pena el esfuerzo de mantenerse en una relación estable por varios años.

Los resultados de la investigación también arrojaron que los romances durante la adolescencia están relacionados con síntomas depresivos, contrario a lo que pasa en la edad avanzada, las relaciones en los jóvenes no mejoran la salud física. “Esto indica que se requiere un grado de madurez antes de que Cupido traiga un beneficio a la salud”, expresó Gallacher.

¿Cuándo empezar una relación duradera?

El momento óptimo para que las mujeres establezcan una relación comprometida, que beneficie su salud está entre los 19 y los 25 años, dice el estudio, mientras que para los hombres es después de 25.

Los expertos dan explicación a este fenómeno acudiendo a la aceptación y el apoyo social. Estar en una relación de compromiso conlleva un mejor relacionamiento en el círculo social con la pareja, los amigos y la familia. Este estado favorece la salud mental y el estilo de vida.

¿El matrimonio es saludable?

Cuando se mantiene una buena relación con la pareja en el matrimonio, saldando los inconvenientes a tiempo y procurando mantener la tolerancia y el respeto en todo momento, es posible sacar buenos resultados de ello. De acuerdo con Gallacher, el matrimonio está pensado para proporcionar los mayores beneficios, porque se trata de un compromiso más profundo que la mera convivencia. Una relación de largo plazo brinda estabilidad y seguridad.

“En términos de salud física, los hombres se benefician más de estar en una relación que las mujeres, porque éstas los obligan a tener hábitos más saludables y a organizar su vida. En términos de salud mental las mujeres se benefician más que los hombres porque mantienen una sensación de estabilidad y confort que en soledad es más difícil  lograr”.

Los investigadores también admitieron que no todas las relaciones son beneficiosas. Existen parejas que tienen relaciones enfermizas, pelean todo el tiempo, desconfían el uno del otro, fantasean todo el tiempo con estar con otras personas o en lugares diferentes, no toleran las particularidades de la pareja, entre muchas otras características que solo generan tensión. En estos casos, la soltería es la mejor opción porque estar con una persona que solo genera problemas y malestares solo incrementa los niveles de estrés.

“Aunque el fracaso de una relación puede perjudicar temporalmente la salud, es preferible que no intentar entrar en una relación jamás”, concluyeron los investigadores.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.