COMENTARIOS

A limar asperezas Foto: Getty Images

Las manos y los pies no sólo hablan del cuidado personal, También delatan la salud y la edad de quien, quiéralo o no, Jamás podrá esconder estas verdades de a puño.

A pesar de los esfuerzos y el dinero que diariamente se invierten en la búsqueda de técnicas para esconder o disimular los años: cirugías, cremas, ejercicios —todos ‘del cuello para arriba‘—, pocos parecen darse cuenta de que las verdaderas delatadoras de la edad son las manos. Sí, esas anónimas, entregadas, silenciosase incondicionales herramientas son las que, en últimas, dirán qué tan jóvenes somos y sobre todo si nos hemos cuidado y consentido como Dios manda. Pero sería injusto olvidarnos de los pies, igualmente anónimos, incondicionalesaunque de pronto no tan silenciosos, también en ellos se ven el paso de los años y la salud de su dueña. Aquí los secretos para unas manos y unos pies dignos de la eterna juventud.

El cuidado de las manos debe ser frecuente, obviamente una crema cada mes y un grandioso manicure cada año no lograrán esconder el olvido en que ha mantenido sus manos. Sólo toma tres cuartos de hora y la dejará tan relajada como un masaje corporal. Y como unas uñas bien cuidadas son una de las claves para unas manos y unos pies saludables, por ellas habrá que empezar:

1. Remueva con algodón y un poco de removedor cualquier vestigio de esmalte sobre sus uñas. El removedor debe estar libre de acetona para conservar la salud de la uña y mantener su fortaleza y flexibilidad. El movimiento debe hacerse de la base alextremo final de la uña.

2. Por curioso que parezca, el acto de cortar la uña es menos traumático que el de limar. Observe el tamaño de sus uñas y decida qué necesita: un cortauñas y una lima (siempre de cartón, jamás metálica) o sólo la lima esta vez. Las uñas cuadradas armonizan mejor una uña estrecha mientras que una ovalada favorece a las uñas anchas.

3. Con delicadeza y con la crema indicada masajee la cutícula, toda la uña y la piel que la rodea. Sumerja y enjuague sus manos completamente en agua jabonosa, algunas gotas de aceite de jojoba, oliva o inclusive aceites para la tina humectan de maravilla la piel de las manos. Con un cepillo para las uñas retire cualquier suciedad debajo de las uñas.

4. Seque sus manos empujando hacia atrás ligeramente la cutícula con la toalla o con un algodón. Jamás corte la cutícula, puede adquirir alguna infección.

5. Con una buena cantidad de crema de manos masajee cada milímetro de sus manos. Hoy en día en el mercado se consiguen cremas con ingredientes naturales que ayudan a humectar, hidratar, revitalizar su piel; unas incluyen componentes antioxidantes que combaten las señales de envejecimiento y otras vienen con factores de protección solar que evitan los daños causados por la luz natural.

6. Si no acostumbra pintarse las uñas, usted acaba de terminar su labor, si quiere añadir un toque de color a sus manos, siga adelante. Seque bien sus uñas y retire los restos grasosos. Puede usar removedor para el efecto o simplementeuna toalla; pero hágalo bien si quiere tener un manicure duradero y use un esmalte en buen estado.

7. La primera capa será la base transparente que tiene como fin proteger a la uña de lo que vendrá después. Luego siguen dos capas de color y finalmente el brillo que cerrará y sellará con broche de oro.

8. Corrija cualquier imperfección en la aplicación del esmalte con una lima metálica envuelta en algodón o un copito de algodón remojado en un poco de removedor.

9. Una vez se sequen completamente las uñas cierre la sesión con un buen, corto y final masaje con la mejor crema de manos que tenga en su casa.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.