COMENTARIOS

Los 10 mitos de la salud y la alimentación

Los 10 mitos de la salud y la alimentación ¿Comer de noche engorda? ¿No te metas a la psicina después de comer? ¿Las nacas verdes salen por rabietas? No todo lo que dicen es verdad sagrada. (Foto: Thinkstock)

Todos nos piden que nos mantengamos saludables, bellas y hermosas. La ráfaga de consejos, trucos y rumores no se hace esperar y ya ni sabemos a qué o a quién creerle. Ni la misma ciencia logra destronar aquellas creencias populares que por años nos han sacado de apuros. ¿Verdad o mentira?

1. Afeitarse con rasuradora hace que el vello nazca más grueso
Mentira. La máquina de afeitar no tiene nada que ver con la raíz del vello, zona donde realmente radica el problema de su ensanche y periodo de crecimiento. Su punta es menos delgada que cuando se quita de raíz, por eso la sensación de que sea más voluminoso.

2. Los hombres de pies grandes tienen el pene grande

Mentira: Complejos de hombres que poco tienen que ver con la realidad de sus miembros sexuales. La influencia racial, el ejercicio o los genes son las razones primordiales por las que un hombre tiene pies grandes o no.

3. Un botellón de agua caliente sobre el vientre desinflama el estómago hinchado
Mentira: Produce una sensación de calma y relajación a través de la sensación térmica que percibe la piel, pero la verdad es que cuando el estómago se encuentra en ese estado, su temperatura es alta y poniéndole un objeto más caliente, no estás revirtiendo el efecto. Un paño frío con alcohol o con agua helada tienen un mejor efecto, sobre todo cuando hay presencia de gases.

4. El cabello con orquilla se puede reparar con champús y cremas
Mentira: Si observas bien, las puntas de un pelo con orquilla están quemadas y separadas definitivamente, no existe ningún producto que las una como por arte de magia o menos que las hidrate para hacer la cohesión: es pelo muerto, así que lo mejor es cortar.

5. Comer de noche engorda más
Mentira: Depende de lo que comas. Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Indiana (Estados Unidos), se confirma que la obesidad se produce cuando se consumen más calorías de las que se gastan, sin discriminación de horario. Si sales a bailar en altas horas de la noche y mantienes tu cuerpo en movimiento constante, podrás comer un buen plato como cena, con postre incluido.

6. Ingerir muchas semillas puede producirte apendicitis

Verdad: Aunque sucede 1 caso entre 1.000, puede pasar. El riesgo radica en que una de las semillas enteras se meta al apéndice y se forme un tipo de “piedra”  (lo que se denomina como apendicolitos).

7. El mal genio saca “canas verdes”
Mentira: Un chantaje emocional que nuestros padres  nos inculcaron desde pequeñas. Ellos se hicieron viejos con el pasar de los años, no por nuestras travesuras. El estrés puede causar la pérdida de pelo pero no afecta  la coloración del mismo.

8. Hay que esperar una hora después de comer para meterse a la piscina

Verdadero: El médico Daniel Grassi, especialista del  Hospital Universitario Austral  explica que “al comer hay un incremento de irrigación sanguínea al aparato digestivo”. Si nos metemos a nadar, por ejemplo, también habrá este aumento en los músculos y esto genera un mayor trabajo del corazón para cumplir con las dos labores en esas dos áreas del cuerpo.

9. Leer con poca luz daña la vista
Mentira: De acuerdo con algunos estudios la poca luz no causa un daño permanente en la visión, pero el esfuerzo que se realiza produce mayor parpadeo, problemas de focalización y menor lubricación.

10. El huevo engorda

Mentira. No te asustes por su nivel calórico o por sus grasas, que dentro del espectro nutricional están consideradas como “grasas buenas”.  Se habla del alto grado de colesterol del huevo, pero en realidad sus contenidos lípidos son saludables, como sus grasas poliinsaturadas.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.