COMENTARIOS

Los misterios del metabolismo

Verónica Arboleda

Los misterios del metabolismo Foto: Archivo Fucsia

A pesar de que muchas personas lo asocian simplemente con los problemas de sobrepeso, el metabolismo es un sistema complejo que va mucho más allá.

Cada mujer tiene una amiga a la que estima mucho en cualquier circunstancia, pero cuando la ve comerse una hamburguesa ‘con todos los accesorios’, una porción grande de papas fritas con mucha salsa de tomate, una malteada XL, y de postre un brownie con doble bola de helado y salsa de caramelo, y fuera de eso la ‘delincuente’ confiesa que más o menos así almuerza de vez en cuando, y que desde que se acuerda pesa los mismos 55 kilos, la estimación se convierte en envidia y confusión. 

“¿Por qué ella come ilimitadamente sin subir un gramo, y yo tengo que pensar dos veces antes de entregarme al placer de una buen pedazo de pizza?” La respuesta inmediata podría ser “es una cuestión de metabolismo”, sin embargo, no sería una verdad absoluta. La principal razón para el sobrepeso es el consumo excesivo de calorías, y eso no significa que el metabolismo funcione mal, sino que se induce a que no responda bien.

Ciclo Vital

El metabolismo es un conjunto de procesos que se da en el interior de cada célula y cada órgano para mantenerlo con vida. Gracias al metabolismo el corazón recibe sangre, los riñones eliminan líquidos y los pulmones tienen fuerza para recibir oxígeno. El cuerpo humano toma la energía necesaria de los alimentos que se consumen diariamente en forma de carbohidratos, lípidos y aminoácidos convirtiéndose en calorías que se gastarán en las necesidades energéticas de cada individuo. 

En este proceso, el cuerpo que ma glucosa para producir energía si hay suficiente actividad metabólica, de lo contrario se almacena como grasa. Algunas personas son grandes ‘quemadores’, es una condición individual y aunque coman mucho y se muevan poco, logran mantener un peso ideal. Sin embargo, al tener ‘carta blanca’ para consumir cualquier clase de alimento pueden excederse en comidas poco saludables y presentar problemas cardíacos y de colesterol, aunque no sean gordos.

Otras en cambio, tienen un metabolismo más lento y aunque consuman poca cantidad de comida, la combustión se produce más despacio y por eso deben vigilar su alimentación.

Soluciones Energéticas

El ejercicio es una de las mejores alternativas para mejorar el funcionamiento de un metabolismo lento. La actividad física combinada con un consumo de calorías controlado hará que los depósitos de grasa ‘se gasten’, no sólo durante el ejercicio, sino después, ya que en el proceso de recuperación de cada músculo será necesario que se incremente la tasa metabólica. A medida que haya menos grasa y mayor masa muscular en el cuerpo también se gastarán más calorías, ya que se necesita más energía para hacer funcionar adecuadamente un músculo. 

Los médicos y nutricionistas recomiendan a los pacientes que el ejercicio se practique diariamente, pues si bien se considera que tres horas a la semana es una buena cantidad, el metabolismo funciona todos los días, 24 horas, asíque es mejor hacer media hora diaria, que una hora día de por medio. Otro de los factores para tener en cuenta es la importancia de las enzimas que intervienen en el metabolismo, que sólo se producen cuando hay una buena alimentación que incluya una cantidad de nutrientes indispensables como zinc, cobre, hierro, coenzima Q10, complejo B, vitamina C, calcio, magnesio, entre otros.

Por lo tanto, es claro que una dieta, aunque sea baja en calorías, debe ser muy alta en vitaminas y proteínas para contribuir al buen funcionamiento del metabolismo. Es decir, menos harinas, menos dulces, más verduras, más carnes y más frutas. Las dietas ‘milagrosas’ e hipocalóricas (demasiado bajas en calorías) producen una pérdida de peso que puede ser motivante al principio, pero al cabo de algunos días, el organismo entiende que al no recibir calorías, debe guardar las que tiene, así que el metabolismo se hace más lento y acumula en lugar de quemar.

Conocer al enemigo

El metabolismo basal es la energía mínima que emplea el organismo de una persona para funcionar adecuadamente. A esta medición se le llama ‘Calorimetría Indirecta’. En la siguiente tabla es posible calcular la cantidad de calorías necesarias de acuerdo con la edad. (P = peso) Por ejemplo, una mujer de 30 años, y 55 kg. de peso: 14,7 x 55 + 496= 1.304 Kcal. Es decir que diariamente el gasto basal debe ser de 1.304 calorías.

Si es una mujer con actividad física moderada, deberá multiplicar su gasto basal por la cifra indicada en la segunda tabla para saber cuántas calorías debe consumir para mantener sus funciones. Es decir 1.304Kcal. x 1,64 = 2.138 Kcal.

Curiosidades

- El metabolismo basal de las mujeres es ligeramente menor que el de los hombres.

- El metabolismo basal se reduce cuando hay altas temperaturas y aumenta cuando hace frío.

- Durante el embarazo el metabolismo basal aumenta en unas 300 kcal.

- Sustancias como la nicotina eleva ligeramente el metabolismo basal, pero no tiene relación con el posible aumento de peso al dejar elcigarrillo.

- Comer proteína en cada comida favorece el funcionamiento del metabolismo.

- Aunque la mayoría de la gente con sobrepeso no padece de trastornos metabólicos, conviene consultar a un especialista cuando se sospeche acerca de este tipo de enfermedades.

 

 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.