COMENTARIOS

Los peligros de la automedicación en anticonceptivos

Los peligros de la automedicación en anticonceptivos Los peligros de la automedicación con anticonceptivos, foto: Thinkstock

La decisión de optar por un método anticonceptivo confiable debe ir siempre validado por un médico. En colombia se suspende de método antes del año sin consultar con un experto.

Por RevistaFucsia.com
 
Desde el momento en que se decide iniciar la vida sexual es imprescindible contar con un método anticonceptivo confiable, si no se tiene planeado tener hijos; pero no se trata de comprar unas pastillas que alguien te recomendó o de improvisar con métodos caseros, la visita a un médico es fundamental para definir cuál es el método más apropiado según las necesidades particulares de cada mujer, tanto cuando se va a empezar como cuando se va a cambiar.

Afortunadamente, el sistema informativo acerca de la importancia de los anticonceptivos se ha extendido cada vez más en el país, pero lo que ahora resulta preocupante es la desinformación acerca de la efectividad, uso apropiado e implicaciones de cada método en cuestión. El cambio frecuente del método anticonceptivo reduce la efectividad del mismo y puede, en efecto, resultar en un embarazo.

Magda Ruíz, Directora del área de Demografía y Estudios de Población de la Universidad Externado de Colombia, indicó para medios de comunicación que “las mujeres pasan frecuentemente de un método a otro, lo cual eleva los riesgos de quedar embarazadas. En general, en el país hay un patrón de uso poco eficiente de estos recursos, que expone a las mujeres a quedar embarazadas e incluso a sufrir problemas de salud”.

Cambio del método en cifras
Según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud del año 2010, hecha por Profamilia, la alta tasa de embarazos no planeados del país no se debe a la falta de acceso a anticonceptivos o al poco uso que se hace de ellos, sino a la suspensión del método antes de un año, para alternarlo con otro o cambiarlo, por falta de efectividad del mismo, porque son muy costosos o para evitar los efectos secundarios.

El estudio fue realizado mediante un cuestionario individual para mujeres en edad fértil (entre 15 y 49 años). La probabilidad acumulada de discontinuar el método anticonceptivo antes de un año de uso es bastante alta, un gran número de veces sin consultar a un experto.
La píldora: la discontinuación de la píldora durante el primer año es de 48%. 18% mencionaron que prefirieron cambiar el método y el 5% lo suspendieron por falla del mismo durante el primer año.
La inyección: es el segundo método anticonceptivo más utilizado en Colombia, por eso es preocupante que el 49% discontinuó el método y el 22% cambió de método.
Según se afirma en el estudio “las tasas de falla en el uso de la píldora y de la inyección durante el primer año son preocupantes y demuestran una falla en el uso del método, muy probablemente debido a falta de una información completa y exhaustiva sobre el manejo de estos métodos. Los métodos que pueden ser manipulados por la usuario son los que tienen las tasas de falla más altas”.
Según Juan Carlos Vargas, Asesor Científico de Profamilia, la razón por la cual se presenta una tasa tan alta de discontinuación de los métodos, radican el hecho de que la mayoría de las mujeres empiezan a usarlos por recomendación de terceros (amigas, vecinas, farmaceutas) y no a partir de la consulta con un profesional.

Las mujeres colombianas cambian de método debido a:
Efectos secundarios 15%
Quería un método más efectivo 15%
Sexo poco frecuentado / marido ausente 13%
Quedó embarazada 13%

Tipo de métodos y efectividad
Barrera (químicos o mecanismos que impiden la unión entre el óvulo y el espermatozoide)
Espermicidas: tabletas, óvulos vaginales y jaleas anticonceptivas que destruyen los espermatozoides. 85% efectivo.
Diafragma: aro flexible cubierto con una capucha de látex en forma de copa. 95% efectivo.
Condón: cubierta de látex o goma muy fina para ser puesta en el pene, también previene enfermedades de transmisión sexual. 85% efectivo.
Dispositivo Intrauterino (DIU): la T de cobre es el más famoso, es un elemento de plástico recubierto de cobre que se ubica dentro del útero, puede durar hasta 10 años con revisión médica. 98% efectivo.

Hormonales (inhiben la ovulación)
Implantes subdérmicos: pequeñas cápsulas de plástico que contienen la hormona levonorgestrel, altera el como del cuello uterino para impedir el paso de los espermatozoides, dura hasta 5 años con revisión médica. 98% efectivo.
Píldoras anticonceptivas: pastillas que contienen una o dos hormonas (estrógenos y progesterona), deben ser ingeridas juiciosamente según fecha y hora determinada. 98% efectivo. • Inyecciones: intramusculares mensuales o trimestrales. 98% efectivos.

Efectos secundarios
Los anticonceptivos hormonales pueden producir sensación de tensión mamaria, dolores de cabeza ocasionales, alteraciones en el ciclo menstrual y síntomas gastrointestinales como náuseas o vómito.
El Dispositivo Intrauterino (DIU) puede producir menstruaciones más dolorosas y abundantes los primeros meses después de la ubicación del DIU.
Muchas mujeres se quejan de que su método anticonceptivo les mancha la piel, las hace subir de peso, les produce acné, entre otros síntomas relacionados con el cambio hormonal de algunos métodos anticonceptivos. Por eso es altamente recomendable que se consulte a un profesional para conocer el método más conveniente para el organismo.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.