COMENTARIOS

Más madura y más bella: 8 secretos de salud y belleza para la etapa de la menopausia

RevistaFucsia.com

Más madura y más bella: 8 secretos de salud y belleza para la etapa de la menopausia La menopausia es de los momentos donde más debemos tener cuidado con una dieta poco balanceada y las modificaciones de peso repentinas (Foto: Thinkstock)

No te avergüences del peso de los años: la maduritud (un nuevo término con el que se conoce la menopausia) tiene ciertas ventajas que solo aquellas que pasan por el climaterio pueden disfrutar. Cuídate, consiéntete y luce bien después de los 50. Bella y saludable en 8 pasos.

1. No pierdas el encanto de ser mujer: Los especialistas siempre concluyen que en plena menopausia la cuestión es de actitud. La estabilidad emocional es imprescindible para que la calidad de vida sea óptima y que con ésta los efectos físicos sean de menor impacto. ¿Cómo llegar a tremenda revelación cuando los calores nos sofocan y no tenemos ganas de nada? Es necesario entender que la menopausia es un paso hacia la madurez plena de la mujer, donde podemos explorar más a fondo nuestra sensualidad y donde somos más libres en otros aspectos. Tenemos un mayor control de la sexualidad y hemos llegado a la cumbre de nuestro desarrollo femenino. Maduritud igual a libertad.
 
2. Cuestión de hormonas:
¿Qué pasa cuando el estrógeno es cada vez menor? La disminución en la producción de esta hormona es una de las características de la menopausia, por lo que por momentos el equilibrio hormonal puede irse a pique. La principal consecuencia de su carencia es un metabolismo lento de las grasas y del colesterol, además de una afectación en el ánimo, la producción del colágeno y resequedad en el área genital: esta hormona sexual influye en todos estos procesos. Una excelente opción es la administración de la hormona con previa asesoría  médica. Píldoras, geles de uso diario o parches son los indicados. También puedes elegir alimentos que suplementan los estrógenos, como los derivados de la soya.
 
3. Libido al 100%:
El inconveniente “allá abajo” es la resequedad y poca lubricación, que más que quitar las ganas más bien hace que pueda haber dolor al momento de la penetración. La disminución de testosterona actúa a nivel cerebral: la respuesta orgásmica es menor. La solución son las cremas vaginales y, nuevamente entrando al ruedo, las terapias de reemplazo hormonal, así como ejercicios para fortalecer los músculos pélvicos (para aquellas que sufren de incontinencia urinaria durante esta etapa).
 
4. Ojo con los huesos:
La osteoporosis es otra de las consecuencias de la baja producción de estrógenos. Nuestros huesos pueden presentar falencias y debilitarse con mayor facilidad, pero el remedio está al alcance de un vaso de leche: consume todos los alimentos que contengan calcio, proteínas y sobre todo la vitamina D, la encargada  del paso del calcio a los huesos. Pescado, yema de huevo, lácteos en todas sus formas y sabores, hígado, el queso, espinacas y brócoli, los recomendados. Un examen de densiometría ósea no está de más.
 
5. Tratamientos naturales:
Los medicamentos naturales son de gran utilidad pero solo si los complementas con hábitos que fomenten un estilo de vida más sano, como hacer más ejercicio y reducir la ingesta de alimentos con exceso de grasa. Los fitoestrógenos y los ácidos grasos Omega 3 son excelentes alternativas naturales.  
 
6. Mayor edad, mejor piel:
El cuidado del cutis es primordial en este proceso. Cuando hay menos estrógenos, hay menor hidratación de la piel, el metabolismo se hace lento y hay toxinas por todo el organismo. Agua y más agua son una de las claves para no darle “papaya” a una piel extremadamente reseca para estimular la regeneración celular que se pierde en este proceso de maduritud. Elige los productos especializados, aquellos que actúan directamente en las capas profundas de la epidermis, con componentes como colágeno o elastina, que a la vez calman la irritación producida por la falta de humedad. Productos con antioxidantes que aceleran la producción de células jóvenes, son un complemento perfecto para la regeneración de tejidos.       

7. Dieta 1A: Que no falte un régimen que le de años a tu vida y que de paso elimine los kilos extra. La menopausia es de los momentos donde más debemos tener cuidado con una dieta poco balanceada y las modificaciones de peso repentinas. Reduce el tamaño de tus porciones y bájale un poco al consumo de harinas. Incluye en tu dieta alimentos que aceleren el metabolismo, como los frutos secos, las espinacas y el agua, además de aquellas frutas antioxidantes, como la fresa, la cereza y toda la gama de frutos rojos. 

8. Nuevos proyectos:
Los bajones de ánimo y de energía son pasajeros si sigues paso a paso los consejos anteriores. El resto de tiempo, te sentirás como de 15 años, así que es momento de emprender nuevos planes, proyectos laborales y tachar de la lista todas aquellas cosas que tenías pendiente. Para mejorar el ánimo y la autoestima, es aconsejable que estimules tu creatividad. Los viajes, cursos lúdicos y más lectura, nuestro consejo.
 


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.