COMENTARIOS

Verdades sobre menopausia y sexualidad. Parte 1

Fucsia.co

Verdades sobre menopausia y sexualidad. Parte 1 Foto: Ingimages

Durante esta etapa las mujeres viven varios cambios que afectan no solo su físico, sino su emocionalidad y, por su puesto, su vida sexual. Una experta nos lo explica.

La menopausia es un proceso que supone la suma de muchos cambios físicos y emocionales en la vida de la mujer; por esto es importante reconocer los síntomas y saber el proceso por el que pasa nuestro cuerpo para conectarnos con estas nuevas energías  y así  sacarle el mayor provecho a la menopausia, que es una etapa natural

En esta primera parte del articulo expondré cuáles son estos cambios que conlleva la menopausia  y sus síntomas  y en el siguiente articulo, la parte 2, expondré como afecta este periodo la sexualidad.

¿Qué  sucede durante la menopausia?

A medida que la mujer envejece, en su sistema reproductor se operan algunos cambios. Parte del proceso incluye el encogimiento de los ovarios y la disminución de la producción de estrógenos, progesterona y otras hormonas. Se trata de cambios graduales que se inician  unos seis o siete años, normalmente en mujeres de aproximadamente 45 años, antes del último flujo menstrual.  Es un cambio natural; si los cambios físicos y la retirada de hormonas sucedieran repentinamente, resultaría mucho más molesto.

¿Cuáles son los síntomas?

Los cambios pueden empezar a  producirse en la duración del ciclo menstrual, en la duración del flujo o en su cantidad. Además del 80 al  85% de las mujeres experimentan uno o más de los siguientes síntomas:

•    Sofocos (repentinos golpes de calor por todo el cuerpo, acompañados de sudoración)
•    Dolores  de cabeza
•    Sudores nocturnos
•    Mareos  
•    Insomnio, entre otros.
Los cambios del estado de ánimo, como la depresión y la ansiedad también pueden aparecer. En realidad los únicos síntomas que están directamente relacionados con la menopausia son los sofocos y los sudores nocturnos. Los demás pueden producirse durante toda la vida de la mujer y hacerse simplemente más notorios   durante la menopausia.

¿Qué le sucede al cuerpo?

Los ovarios disminuyen de tamaño y producen menos estrógenos mientras siguen produciendo andrógenos. La disminución de estrógeno parece estar relacionada con varios cambios:

•    Se acelera el envejecimiento de la piel
•    Se pierde tono muscular
•    El tejido dérmico se hace más grueso
•   Se reduce la cantidad de melanocitos, células que fabrican el pigmento de la piel y que son las responsables del bronceado de la piel (en este periodo las mujeres son más susceptibles a las quemaduras de sol si no se aplican bloqueador).
•    El revestimiento y el tono muscular del tracto urinario y de la vagina también disminuye.
•    La mujer puede perder un poco de control sobre la vejiga, aunque puede recuperarlo mediante los ejercicios de Kegel.
•    Los cambios vaginales pueden incluir menor lubricación y mayor sensibilidad de los tejidos, que se hacen mas susceptibles de sufrir irritaciones o desgarros durante la penetración a menos que se emplee algún lubricante.

Es interesante destacar que existen informes  diferentes que demuestran que las mujeres menopaúsicas sexualmente activas sufren un menor deterioro del tejido vaginal.
Mantenerse sexualmente activa contribuye a mantener la salud vaginal de las mujeres mayores.

Existe otros cambios propios de la menopausia como el cambio de textura del pelo, pues se puede volver mas áspero y delgado, los pechos pueden empezar a perder la tersura (estrógenos).

En estudios se muestra que  el 50 % de las mujeres en todos los países donde se ha llevado a cabo  la investigación, muestran algunos de los síntomas de perdida ósea hacia los sesenta años.

Síntomas  Emocionales

Algunas mujeres experimentan sentimientos  depresivos  como pérdida de autoestima y sensación de inutilidad, además de facilidad para el llanto y falta de interés por la vida diaria.
  Otras sufren alteraciones del sueño, pérdida de apetito, bajos niveles de energía, decaimiento y una gran sensación de desamparo. La depresión y la ansiedad pueden atribuirse parcialmente a los cambios hormonales que tienen lugar durante la menopausia.

También existen cambios psicológicos  asociados a esta etapa como pérdida de la fertilidad, pérdida de la juventud, sensación de ser menos deseable y miedo a ser abandonada por la pareja.

Espera la segunda parte: Cómo afecta la menopausia en nuestra sexualidad


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.