COMENTARIOS

Peeling para las piernas: limpia, regenera y elimina celulitis a la vez

RevistaFucsia.com

Peeling para las piernas: limpia, regenera y elimina celulitis a la vez El peeling puede hasta eliminar en un 60% los tejidos malogrados de las estrías (Foto: Thinkstock)

Nos preocupamos por la grasa que puede posarse en nuestros glúteos y muslos, por eso nos cuidamos con lo que nos llevamos a la boca, pero el tema de la salud de esta zona del cuerpo va más allá. Unas piernas espectaculares necesitan más que ejercicio y un buen bronceado. Es momento de limpiar, limpiar y seguir limpiando.

Cuando hablamos de exfoliar, muchas mujeres vamos directo a la cara y las manos, áreas críticas a las que debemos ponerles el ojo por bien de su lozanía y vitalidad, o, palabras menos, para hacerle el quite a las arrugas. Y entonces, ¿por qué exfoliar las piernas? Un peeling bien hecho no solo renueva la piel de esta zona, sino que elimina manchas y ayuda considerablemente a la disminución de la celulitis y las estrías. Suena mucho mejor, ¿verdad?

El potencial de las piernas
La resequedad y las manchas son apenas algunos de los problemas con los que nuestras piernas tienen que lidiar. Mantenerlas torneadas y fuertes va más allá: la depilación propicia la aparición molestias como los vellos encarnados, alergias y alteraciones cutáneas que se traducen en molestos granitos que no logramos erradicar ¡si es que son cientos! Si eres tan afortunada de hacerte la depilación láser, el transcurso de los años te pasará factura por otro lado: celulitis, estrías, vena várice, cicatrices eternas, ampollas y demás. Por eso el ejercicio y una buena hidratación del organismo no bastan para tener unas piernas de ataque: la técnica del peeling te dará mucho más de lo que podías pedir.

Directo a las profundidades: clases de peeling
Como el secreto es renovar quitar todas aquellas capas de piel muerta que se posan sobre tus piernas, encontramos tres procesos: peeling medio, profundo o superficial. Agentes químico y físicos intervienen en este proceso, pero sobre para nutrirse y mantenerse  vital por más tiempo.

Peeling superficial:
Problemáticas como las manchas o una piel demasiado reseca son de los principales puntos  de ataque de este peeling, que ayuda a atenuar estas imperfecciones y a renovar el tejido epidérmico. El ácidoglicólico, mandélico y el cítrico son los  principales componentes de acción y se colocan dependiendo el grado de la mancha o afección. Lo que viene después está a cargo de cremas hidratantes y descongestivas hechas a base de aloe y manzanilla, entre las preferidas por los dermatólogos. Es recomendable tener especial  cuidado por lo menos durante 2 días, precauciones como no tener contacto con piscinas, no usar ropa ajustada ni exponerse al sol. Puedes realizártelo por lo menos 4 veces al año, periodo que ayuda a la regeneración completa de la piel y a la producción de colágeno.

 Peeling medio: Con un tiempo mayor de recuperación debido a que deja una mancha blanca en la superficie (que adquiere una tonalidad más oscura hasta convertirse en una costra, pero que con el pasar de los días (aproximadamente 12), se caerá sola y la piel estará totalmente nueva). Las manchas del sol o de heridas profundas convertidas en cicatrices son el principal punto de combate de este tratamiento, donde la piel ya da sus primeros indicios de envejecimiento y poquísima elasticidad.

Peeling profundo: Las soluciones ácidas hacen que se produzca una regeneración celular que permite que las estrías desaparezcan entre un 50  y 70%. Los componentes de estas sustancias, varios de ellos a base de productos naturales como la uva y la caña de azúcar, penetran en las capas profundas de la piel donde se presenta la anomalía y las regenera paulatinamente. Observa bien el color de las estrías y encontrarás las diferencias.

Otros beneficios

1.    Moldeamiento corporal.
2.    Lucha contra los vellos encarnados.
3.    Mejor absorción de la piel de mascarillas naturales y cremas de belleza que te aplicas a diario.
4.    Mayor brillo.
5.    Epidermis más resistente.

En casa
  Lo mejor es hacerlo durante el momento del baño, donde la piel húmeda permite masajear con mayor fuerza y limpiar a profundidad. Realiza movimientos ascendentes desde los tobillos hacia arriba con diferentes exfoliantes naturales, como avena con miel, azúcar con leche y agua de rosas.
El ejercicio de 3 veces por semana es suficiente para que el tejido adiposo no se acumule y se presente la molesta celulitis. Actividades como montar en cicla, la máquina elíptica o trotar, hacen que la grasa no se irrigue de manera inadecuada y se pose sobre los glúteos y muslos, las partes más sensibles dentro de esta dañina labor.
  Agua fría. Funciona. Permite una mejor circulación de la sangre.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.